Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 318 | Septiembre 2008
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Noticias del mes

ORTEGA NO FUE A PARAGUAY
El 15 de agosto tomó posesión de la Presidencia de Paraguay el ex-obispo católico Fernando Lugo. Daniel Ortega era uno de sus invitados, pero no pudo acudir. Según la versión oficial, por una avería irreparable en el avión privado en que volaría de Managua a Asunción. La causa real fueron las consecuencias que podrían derivarse del comunicado que organizaciones de mujeres, encabezadas por la feminista Gloria Rubín -Secretaria de la Mujer del gabinete de Lugo- hicieron público el 13 de agosto, repudiando “la presencia en calidad de invitado oficial del violador Daniel Ortega Saavedra, quien por 20 años esclavizó sexualmente a la hija de su esposa”. Rubín se refería al caso de Zoilamérica Narváez, olvidado en Nicaragua desde 2004, cuando Narváez se reconcilió públicamente con su madre, Rosario Murillo. En marzo de 1998, Zoilamérica Narváez, 30 años, declaró haber sido abusada sexualmente por su padrastro Daniel Ortega desde los once años. Bloqueada su denuncia en los tribunales nacionales, Narváez y Vilma Núñez, Presidenta del CENIDH, ambas como peticionarias, presentaron en octubre de 1999 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una demanda contra el Estado de Nicaragua por obstrucción y denegación de justicia. En octubre de 2001 la CIDH la declaró admisible. El caso fue declarado prescrito en Nicaragua en diciembre de 2001. En marzo de 2002, y según lo habitual, la CIDH sugirió al Estado y a la demandante un proceso de “solución amistosa”, que ambas partes aceptaron. Aunque marchaba a buen ritmo entre Narváez y el gobierno de Bolaños, en febrero de 2003, Narváez decidió abandonar el proceso.

ORTEGA SÍ FUE A HONDURAS
Antes de las declaraciones de la Secretaria de la Mujer de Paraguay, Gloria Rubín, un texto del escritor peruano Mario Vargas Llosa, titulado “Para la historia de la infamia” -publicado en “El País” de España el 27 julio y reproducido en diarios de toda América Latina en los días siguientes- devolvió a la memoria colectiva continental la denuncia que en 1998 Zoilamérica Narváez hizo contra su padrastro Daniel Ortega por haber abusado sexualmente de ella. Una semana después de suspender su viaje a Paraguay, cuando Ortega se disponía a viajar a Tegucigalpa para participar en la firma del ingreso de Honduras al ALBA, organizaciones feministas hondureñas recuperaron -al igual que las feministas paraguayas- la historia y el caso de Narváez y declararon “non grato” a Ortega. El Presidente nicaragüense desestimó el eventual conflicto y viajó a Tegucigalpa. A su llegada, manifestaciones callejeras le recordaron la acusación pendiente. La ministra del Instituto de la Mujer de Honduras, Selma Estrada, renunció a su cargo en rechazo a la acogida dada a Ortega en su país. Mientras organizaciones feministas de Paraguay, Honduras y otros países la respaldaron durante estas jornadas, en Nicaragua Zoilamérica Narváez guardó silencio. Tratando de cubrir este vacío, el diario “La Prensa” de Managua publicó el 25 de agosto, presentándolos como “declaraciones recientes” de Narváez, fragmentos de una entrevista publicada por “El Diario de Hoy” de El Salvador hace cinco años, en julio de 2003.

ERNESTO CARDENAL
Estupor y escándalo nacional e internacional causó la venganza política del gobierno Ortega-Murillo contra el sacerdote y poeta Ernesto Cardenal. El 22 de agosto, el juez David Rojas revocó una sentencia de absolución emitida en diciembre de 2005 contra Cardenal (un ciudadano alemán lo había acusado, sin pruebas, por injurias y calumnias en una disputa de propiedad) y, sin ninguna base legal, emitió una nueva sentencia condenándolo y obligándolo a pagar una multa de mil dólares. Cardenal calificó de “danielista” al juez Rojas, recordó que era quien había absuelto a Byron Jerez -mano derecha del hoy reo ex-Presidente Alemán-, se negó a pagar la multa y se declaró en rebeldía: “Si me quieren echar preso -y en este sistema que hay ahora en Nicaragua todo es posible- estoy listo para ir a la cárcel”. Cardenal consideró que la sentencia era “una venganza de Daniel Ortega por la acogida que tuve en Paraguay durante la toma de posesión del presidente Lugo, mientras a él se le impidió llegar”. En Paraguay, Cardenal acusó al presidente Ortega de “ladrón” y lo responsabilizó de instaurar en Nicaragua “una dictadura de él, su esposa y sus hijos”. Al conocer estas declaraciones, Rosario Murillo reaccionó en Managua diciendo que Cardenal “ha andado de arriba a abajo en la lógica de la infamia”. Días después, el juez Rojas dictó la sentencia condenatoria. El enorme prestigio de Ernesto Cardenal en Nicaragua y en todo el mundo provocó una avalancha de solidaridad hacia el poeta y ha contribuido, como pocos hechos previos, a dar a conocer internacionalmente lo que hoy sucede en Nicaragua.

GALEANO Y SARAMAGO
Entre las decenas de mensajes de solidaridad con el poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, destacan la del escritor uruguayo Eduardo Galeano y la del Premio Nóbel de Literatura, el portugués José Saramago. Dice Galeano: “Toda mi solidaridad para Ernesto Cardenal, gran poeta, espléndida persona, hermano mío del alma, contra esta infame condena de un juez infame al servicio de un infame gobierno. Estas infamias te elogian, Ernesto”. Y dice Saramago: “Llamamos a los escritores y amigos de Nicaragua en el mundo a denunciar esta persecución política... La primera precaución consistirá en no confundir nunca la ley con la justicia. A Ernesto Cardenal no le ha servido la ley porque la administra una justicia que se dejó corromper por los rencores y las envidias del poder. Ernesto Cardenal, uno de los más extraordinarios hombres que el sol calienta, ha sido víctima de la mala conciencia de un Daniel Ortega indigno de su propio pasado, incapaz ahora de reconocer la grandeza de quien hasta un papa, en vano, intentó humillar. A Daniel Ortega le pido que se mire en un espejo y me diga qué es lo que encontrará en él. Si le da vergüenza, al menos que tenga la valentía de pedir perdón. Si no lo pide, si no levanta la voz para clamar, él mismo, contra la condena de Ernesto Cardenal, sabremos que sus méritos humanos y políticos han caído a cero. Una vez más una revolución ha sido traicionada desde dentro”.

CARDENAL OBANDO
El 8 de agosto el Cardenal Miguel Obando celebró por todo lo alto -banquete, música, bailes- sus 50 años de sacerdocio. A la fiesta asistieron altos funcionarios estatales y personajes del poder político, entre ellos el ex-Presidente y reo Arnoldo Alemán y quien fuera su brazo derecho, Byron Jerez. En representación de Daniel Ortega estuvo su hijo Rafael Ortega. En días previos a esta fiesta se había rumorado que la Conferencia Episcopal le había dado a Obando un plazo de tres meses para renunciar a la Comisión de Reconciliación que el gobierno organizó para que él la presidiera. Al día siguiente de la fiesta, Obando celebró en la Catedral sus 50 años de sacerdocio. Ese día afirmó que seguiría en la Comisión “hasta que Dios quiera” y desmintió cualquier ultimátum del resto de obispos. A la Catedral acudió el Presidente Ortega con toda su familia. Durante la celebración, Ortega habló desde el presbiterio para expresarle nuevamente a Obando “perdón por las ofensas y por aquellas actitudes, porque no supimos comprender el momento histórico que vivía nuestro pueblo”, refiriéndose a las conflictivas relaciones que el gobierno del FSLN tuvo con la jerarquía católica en los años 80. En la noche, Ortega le brindó un homenaje al Cardenal en la Casa de los Pueblos -casa presidencial durante el gobierno de Bolaños- en la que continuaron los agasajos. En la encuesta de opinión de M&R (14-19 agosto) el 55% de los encuestados consideró “mala” o “pésima” la labor que el Cardenal Obando desarrolla en la Comisión gubernamental que preside.

“ORACIÓN CONTRA EL ODIO”
Desde el 20 de agosto se instalaron en nueve céntricas rotondas de Managua grupos de unas 30 mujeres y hombres pobres, uniformados con camisetas con el eslogan “El amor es más fuerte que el odio”, y con mantas rosadas en las que se lee “Oración contra el odio”. Previamente, estos grupos de rezadores se presentaron ante las instalaciones del Canal 2 de TV y de los dos diarios nacionales, “La Prensa” y “El Nuevo Diario” portando cruces y rótulos con citas bíblicas, alzando los brazos en oración y afirmando que luchaban contra “el diablo” que está dentro de esos medios de comunicación. Aunque estas personas dicen estar rezando “contra el odio” de quienes critican al Presidente Ortega, pasan de la mañana a la noche la mayor parte del día “matando el tiempo”, tendidas bajo las carpas que les ha levantado el gobierno y comiendo los “tres tiempos” que les llevan los CPC de los barrios aledaños. Los rezadores ondean banderas nacionales y tienen siempre de fondo canciones revolucionarias y a veces cantos religiosos. En la oficial Radio YA los llaman “Movimiento Oración contra el Odio”. Algunas de las rezadoras identificaron al “odio” con “las feministas”, otras con “algunos periodistas”, otros no supieron indicar el objetivo de esta extraña oración que no pide ni alaba ni agradece, sino que, rompiendo toda tradición, es “contra”... El obispo de Granada, Bernardo Hombach, opinó que los grupos son “politizados” y que quienes los sostienen “quieren manipular los sentimientos religiosos del pueblo”.

INTELECTUALES CUBANOS
En el escándalo internacional provocado por la venganza del gobierno de Nicaragua contra el poeta Ernesto Cardenal no faltó la voz de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de Cuba. Éste fue su mensaje el 4 de septiembre: “En días recientes, diversos medios de prensa han venido destacando el conflicto que enfrenta al poeta Ernesto Cardenal con el actual gobierno del FSLN. Admiramos su obra poética, de indiscutible trascendencia, y la lealtad que ha mostrado en toda circunstancia hacia nuestra Revolución. En los años en que muchos renegaron de sus ideas, él dio una lección de coherencia y dignidad. Hoy, cuando vivimos en América Latina momentos de cambios y esperanza, Cardenal ha acompañado estos procesos con su voz y su prestigio. Por otra parte, el ascenso al poder del Frente Sandinista en Nicaragua el pasado año, a pesar de las amenazas y del injerencismo norteamericano, quebró la hegemonía de los EEUU en Centroamérica... Los mismos medios que silencian el consecuente respaldo de Ernesto Cardenal hacia Cuba, Venezuela y Bolivia, amplifican y manipulan este lamentable diferendo. Asistimos con pesar a este enfrentamiento en una hora decisiva para el futuro de nuestro continente. Habría que preguntarse a quiénes pueden beneficiar estas contradicciones. No hay dudas: sacarán partido de ellas los enemigos de los procesos emancipadores en marcha en Nuestra América”. Como el mensaje de los cubanos contrasta con las ofensas vertidas contra Cardenal por el gobierno de Ortega, Rosario Murillo les contestó y entre otras cosas les llama “desinformados” y a Cardenal “figurón”.

ARNOLDO ALEMÁN
El 21 de agosto, el ex-Presidente y hoy reo, Arnoldo Alemán, anunció que su partido, el PLC, estaba dispuesto a discutir con el gobierno de Daniel Ortega cualquier tema, incluida la reelección presidencial en períodos sucesivos, lo que sólo sería posible con una reforma constitucional. Su reelección constituye la prioridad política de Daniel Ortega para después de las elecciones municipales. “No es un tabú que no se pueda discutir”, dijo Alemán a periodistas extranjeros. Alemán está condenado, tanto en primera instancia como en apelación, a 20 años de cárcel por delitos de corrupción, pero como un tribunal danielista le concedió circular libremente por todo el país, preside reuniones políticas y da declaraciones sobre cualquier tema nacional, sin ninguna restricción. Resultó especialmente escandalosa su participación como invitado en la celebración, el 1 de septiembre, del 29 aniversario del Ejército de Nicaragua. En esta ocasión, ingresó al acto acompañado de los presidentes de los poderes Legislativo, Judicial y Electoral, fue saludado efusivamente en dos ocasiones por el Presidente Ortega y aplaudido por la tropa cuando fue mencionado entre los invitados especiales.

ABJASIA Y OSETIA DEL SUR
Nicaragua fue el primer país del mundo, después de Rusia, en reconocer como Estados independientes a Abjasia y Osetia del Sur, territorios separados de Georgia y antes provincias de la Unión Soviética. Los movimientos separatistas de Abjasia y Osetia del Sur provocaron en el mes de agosto una cruenta guerra de cinco días entre Georgia y Rusia. La posición rusa cosechó el repudio de la Unión Europea y de EEUU. Venezuela y Cuba acusaron a EEUU de alentar el conflicto en Georgia. El reconocimiento nicaragüense se dio por dos decretos presidenciales con fecha 1 de septiembre, que anuncian el establecimiento de relaciones diplomáticas con las dos “hermanas repúblicas”.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
¿Hasta cuándo?

Nicaragua
Noticias del mes

Nicaragua
“Conozco bien la historia del Frente Sandinista, pero tal como están las cosas no logro imaginar su futuro”

Nicaragua
Esplendor y miserias del ecoturismo nacional

Honduras
Ya en el ALBA y siempre en la impunidad

El Salvador
Una aventura pedagógica pierde a su partera

Internacional
Posibles reformas en el Vaticano
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web