Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 9 | Febrero 1982
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

La Ley de Medios de Comunicación y el diario "La Prensa"

El diario "La Prensa", el más popular del país, ha sido suspendido cinco veces por el gobierno revolucionario. ¿Qué está pasando?

Equipo Envío

Ciertos comentarios sobre Nicaragua en el exterior continúan refiriéndose a los cierres del diario La Prensa por el gobierno, como símbolo de represión y totalitarismo. El tratamiento que los medios de comunicación internacional ha dado a este asunto ha dejado la impresión de que este diario sufre constantes suspensiones, que se limita estrictamente lo que se puede publicar o que ha sido cerrado definitivamente. El hecho real es que La Prensa ha sido suspendida cinco veces: en una ocasión por 72 horas y cuatro veces por 48 horas.

La Ley de Medios de Comunicación

La Ley de medios de comunicación garantiza la libertad de prensa dentro de ciertos límites, basados en la responsabilidad social, tal como los define la ley. Esta ley, promulgada el 13 de septiembre de 1979 lleva la firma de los entonces miembros de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional: Violeta Barrios viuda de Chamorro, Sergio Ramírez, Alfonso Robelo, Moisés Hassan y Daniel Ortega.

La Ley reconoce el derecho de los individuos o grupos a publicar difundir noticias, ideas y opiniones, así como el derecho del pueblo a ser informado. Es responsabilidad del gobierno garantizar que el derecho de informar y ser informado no esté limitado a un grupo social basado en su poder económico.

La Ley estipula también que la crítica debe tener un carácter constructivo, basada en datos verificables y debe mostrar una preocupación por el proceso de reconstrucción y los problemas del pueblo nicaragüense. Una serie de restricciones se incluyen en la ley. Éstas son de diferente importancia y grado de especificidad: prohibición de hacer propaganda de bebidas alcohólicas y cigarrillos, prohibición de publicar artículos que ataquen la nacionalidad, lenguaje, cultura y valores de Nicaragua.

En abril de 1981 se introdujeron enmiendas a la ley, las que prohibieron difundir noticias que ataquen la seguridad interna del país o la defensa nacional, y que ataquen la estabilidad económica del país y sus habitantes.

El Departamento de Comunicaciones del Ministerio del Interior es responsable de la implementación de la ley. No hay censura antes de la publicación. Después de la publicación de un artículo, el Departamento de Comunicaciones puede decidir si viola la ley o no. El director del Departamento de Comunicaciones tiene la autoridad de cerrar un periódico si considera que ha violado la ley.

El 9 de septiembre de 1981 fue decretado el Estado de Emergencia Económica y Social, que sanciona la difusión de información falsa que tienda a provocar cambios en precios, sueldos, provisiones y divisas.

Las restricciones del Estado de Emergencia, así como la Ley sobre los Medios de Comunicación, están establecidas de acuerdo a los principios dictados por las Naciones Unidas en relación a la libertad de expresión, en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU y su Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

El derecho de libertad de expresión va acompañado de responsabilidades hacia la comunidad, las cuales pueden, en ciertas ocasiones, limitar ese derecho. Estas limitaciones están establecidas por la ley, siempre que se tienda a asegurar la seguridad nacional, el orden público y moral y el bienestar de una sociedad democrática. (Declaración Universal de Derechos Humanos, Artículo 29; Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Artículos 18, 19, 20).

El diario "La Prensa": cinco veces cerrado

Los cierres del diario La Prensa fueron: el 10 de julio, el 29 de julio, el 19 de agosto, el 27 de septiembre y el 1 de octubre, todos el año 1981. ¿Qué motivó estos cierres?

10 de julio:

En esos días hubo un decreto del gobierno ordenando que todas las radios debían tener sus antenas fuera del radio urbano de Managua. Un artículo de La Prensa decía que este decreto había sido aplicado exclusivamente a la radio de la oposición "Mi Preferida".

Otro artículo de La Prensa decía que Radio Amor (una estación hermana de Mi Preferida) había sido impedida de mencionar el nombre de Mi Preferida. La prohibición consistió en ese caso en impedir la repetición de información falsa.

Otro artículo de La Prensa decía que un funcionario del gobierno no había tratado en forma agresiva a corresponsales independientes.

Un editorial de La Prensa denunció una supuesta serie de ataques contra carteles religiosos. Este editorial estaba acompañado de una foto de una monja acongojada, recogiendo un cartel religioso que había sido tirado al suelo. Al definirse el cierre de La Prensa en aquel momento, la monja explicó que ella había bajado el cartel para pintarlo y que había pedido para ello la ayuda de los empleados de una emisora de radio en cuyo predio se encontraba dicho cartel.

La Prensa fue acusada de publicar información falsa con la intención de injuriar los intereses populares y de publicar críticas que no pudieron probar a funcionarios de gobierno. De esta manera violaron el Artículo 1, cláusula: "C", Artículo 2, cláusulas "A" y "B" y Artículo 3, cláusula "K".

29 de julio:

La Prensa publicó un artículo titulado "Nicaragua ausente en la boda". El artículo se refería el casamiento del Príncipe Carlos y la Princesa Diana en Inglaterra. En ese artículo se hacía una serie de conjeturas acerca del regalo que podría hacer Nicaragua al nuevo matrimonio. Terminó diciendo el artículo que los novios posiblemente podrían "divertirse recibiendo como regalo una colección de las obras de Carlos Fonseca Amador". La Prensa fue acusada en ese caso de poner en ridículo a Carlos Fonseca, mártir y padre de la Revolución Nicaragüense y de violar, por ende, el Artículo 3, cláusula "g".

19 de agosto:

El cierre se debió a un artículo titulado "Arzobispo Obando de Managua promotor principal de la contrarrevolución" dice D'Escoto. Este artículo le atribuía al Padre Miguel D'Escoto, Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, una serie de opiniones sobre el Arzobispo, Violeta de Chamorro y Alfonso Robelo. El artículo se basaba en una supuesta entrevista que había dado el Padre D'Escoto a un corresponsal mexicano en Nueva Dehli seis meses atrás. Antes de la publicación, la Junta de Gobierno habló con el director del diario La Prensa, informándole oficialmente que el Padre D'Escoto había negado los juicios aparecidos en tal entrevista. El Ministro D'Escoto también había hablado con La Prensa diciendo que él no había dado la entrevista en cuestión. La Prensa entrevistó a Violeta de Chamorro, a Robelo y Monseñor Obando sin informarles a los entrevistados que ya el Padre D'Escoto había negado todo. Al día siguiente, La Prensa publicó en la primera página la supuesta entrevista de D'Escoto y las críticas al respecto de Chamorro, Robelo y el Arzobispo. La Prensa, a raíz de esto, fue acusada de violar el Artículo 1, cláusula "B y c" el Artículo 2, cláusula "A y B" de la ley sobre Medios de Comunicación.

27 de septiembre:

Este cierre estuvo relacionado con un artículo de la primera página titulado "Entrevista con exitoso empresario quien está empacando sus maletas". La entrevista fue con Alberto Mantilla, presidente de Laboratorios Lamsa. Un trabajo de auditoría (realizado por técnicos no-gubernamentales) había demostrado que Mantilla había cometido fraude y evasión de impuestos sobre rentas. Mientras que su caso estaba bajo investigación y el empresario en Costa rica, los empleados del laboratorio tomaron la fábrica. En la entrevista de La Prensa no se presentaron los cargos contra Mantilla. Por el contrario Mantilla hizo una serie de acusaciones como: "La propiedad privada es una ilusión en Nicaragua"... "El Viceministro estaba contra mí"... "El clima para confiscaciones ya existe en el gobierno".

El Departamento de Comunicaciones del Ministerio del Interior exigió que La Prensa presentara pruebas de esas acusaciones en un plazo de ocho horas. La Prensa respondió que la única prueba que podrían presentar era la entrevista misma y que esa entrevista expresaba el sentimiento de un empresario desilusionado. La Prensa fue acusada de violar el Artículo 1, cláusula "c", Artículo 2, cláusulas "a" y "b", Artículo 3, cláusulas "e" y "1" de la ley de Medios de Comunicación.

1 de Octubre:

El cierre se debió a otro artículo que publicó La Prensa defendiendo al empresario Mantilla. Se acusó a La Prensa de continuar en su actitud de defender a empresarios que están atacando seriamente la economía de Nicaragua y de violar el artículo 1, cláusula "c" y el Artículo 2, cláusulas "a" y "b".

Los motivos de los cinco cierres fueron diversos. En el caso del artículo sobre el Padre D'Escoto y en el de los carteles religiosos, La Prensa fue acusada, sustancialmente, de inventar para crear conflictos. Los artículos sobre el empresario Mantilla y la estación de radio Mi Preferida, trataron sobre conflictos o situaciones verdaderas. Pero en vez de presentar los hechos y los argumentos legales de estos conflictos, La Prensa los utilizó transformándolos en acusaciones contra el Gobierno.

Los cierres responden a artículos que tratan de "la prensa independiente", "el sector privado" y "la jerarquía religiosa". El gobierno ha hecho esfuerzos públicos para demostrar que la revolución no quiere tener conflictos con ninguno de estos grupos.

El gobierno dice que La Prensa está manipulando información, publicando noticias falsas y utilizando un grupo de técnicas sicológicas para crear conflictos, confundir al pueblo nicaragüense y desestabilizar el gobierno. Tanto el contenido como la diagramación de estos artículos, de las fotos y los titulares están dirigidos a:

a) crear un sentimiento de crisis social;
b) presentar los planes el gobierno como una amenaza a la propiedad privada, la familia y la religión;
c) crear situaciones conflictivas entre el gobierno y la jerarquía religiosa;
d) poner en oposición la revolución y la profunda religiosidad del pueblo nicaragüense;
e) presentar a los sandinistas como un aparato militar represivo y a la oposición como una fuerza civil-democrática.

La Prensa dice que solamente está permitiendo escuchar la legítima oposición que existe en la sociedad nicaragüense.

Presentamos una lista de los tres principales titulares de La Prensa de cada día durante un período de seis días.

3 de Enero

-- Primero paz, luego unidad real
--"Partido armado es un hecho", sostiene Clemente Guido
-- Astrólogo vaticina: "1982 será el año de gran bullicio"

4 de Enero

-- Comida más cara para polacos
-- Despedidos de TELCOR buscando su reintegro, solicitan asesoramiento a la CTN
-- Amparos de La Perfecta y La Prego sin fallar, van sobre medio año

5 de Enero

-- Gran marcha cívica el 10, en memoria de Pedro Joaquín Cardenal y Luis Medrano
-- Coordinadora decide hoy, seguirá en debates de ley de partidos

6 de Enero

-- Lista marcha de la democracia, vendrán delegados departamentales
-- Congresistas preocupados por pérdida de simpatía, impresión personal de Robelo
-- Ejército apartidista en proyecto de Coordinadora

7 de Enero

-- Triple Alianza en la marca (CUS y CONAPRO forman la Triple Alianza y son grupos asociados con los partidos de la oposición)
-- Lo indefendible de la Revolución, tres congresistas analizan buscando el acomodo
-- Informan la muerte de 15 contras

8 de Enero

-- Raras expropiaciones en La Gaceta
-- Centroamérica bajo la lupa, 3 congresistas en profundo análisis
-- "Nicaragua o acepta un régimen totalitario", Monseñor Obando en Estados Unidos

De los titulares (artículos principales) cubiertos por La Prensa es esa semana, vemos que tratan solamente de 4 acontecimientos centrales: la marcha de los grupos opositores en el aniversario de la muerte de Pedro J. Chamorro; la posición de la "Coordinadora Democrática" al respecto de la ley de partidos políticos; la llegada de los 3 congresistas norteamericanos y la muerte de 15 ex-guardias somocistas en enfrentamientos con el ejército sandinista. De esos cuatro acontecimientos principales reportados por La Prensa, hay dos que son, sobretodo, utilizados para incentivar la lucha ideológica (que por otra parte existe en prácticamente todos los análisis-editoriales y artículos): La marcha de la oposición por el aniversario de la muerte de Chamorro y las entrevistas con los congresistas norteamericanos.

Por contra, una serie de acontecimientos importantes se produjeron en esa semana pero no fueron tratados (o sólo muy parcialmente) por La Prensa;

a) El ministro de Gobernación de Honduras reconoció como falsas las declaraciones circulantes en el sentido que el ejército sandinista hubiera matado 200 misquitos refugiados en Honduras.

b) Francia vendió armas no-ofensivas a Nicaragua (esta noticia apareció en la última página de La Prensa).

c) El Ministro de Relaciones Exteriores Miguel D'Escoto dio un discurso sobre la política exterior de Nicaragua.

d) La "Campaña de Innovaciones" que, tendiendo a aprovechar la creatividad obrera, originó una serie de creaciones-inventos en los centros fabriles para mejorar la producción durante 1981.

e) Los trabajadores de la construcción afiliados a la CST (Central Sandinista de Transportadores) tuvieron una gran asamblea donde solicitaron reunión con el Ministerio de Cultura y la Junta de Gobierno para tratar el problema del desempleo.

Relaciones entre el Gobierno y "La Prensa"

El último comentario público sobre La Prensa realizado por funcionarios del gobierno de alto nivel, fue el del comandante Tomás Borge, Ministro del Interior, el 26 de Enero de 1982. Borge habló ante aproximadamente 200 periodistas invitados por la Unión de Periodistas Nicaragüenses. En esa ocasión, invitó a los científicos sociales a que estudien las técnicas utilizadas por La Prensa en la manipulación y la distorsión de los acontecimientos. El Comandante analizó La Prensa durante un período de cuatro días y la comparó al diario El Mercurio que fue utilizado por la CIA en Chile para desestabilizar el gobierno de Allende. Pidió paciencia con La Prensa y dijo que esta paciencia sólo se puede explicar en términos del deseo del Gobierno de mantener el pluralismo político y una economía mixta y de expresar este deseo en el exterior.

El discurso del Comandante Borge pareció indicar que el Gobierno no pretende cerrar La Prensa. Pero el gobierno continuará enfrentando en forma abierta a La Prensa, desmintiéndola y subrayando las técnicas de manipulación que usa y los intereses objetivos que representa.

Paralelamente, en el país, son cada vez más y más los grupos y sectores que protestan por la línea informativa y los contenidos de La Prensa. Algunos de estos grupos son: Madres de los Héroes y los Mártires, la Unión Nacional de Periodistas Nicaragüenses, sindicatos afiliados a la Central Sandinista de Trabajadores, el Obispo de la Costa Atlántica, el Eje Ecuménico, organizaciones de masas en general, etc. Estas protestas reciben mucha atención e parte de numerosos medios de comunicación locales.

Es posible que en el exterior, la pregunta que quizás surja es si al gobierno está "utilizando" las organizaciones de masas para enfrentar la oposición, en este caso para desacreditar La Prensa? Si bien es cierto que dirigentes del gobierno han apoyado las continuas protestas de los distintos sectores contra La Prensa, sería inexacto decir que estas protestas están completamente dirigidas desde "arriba" o son "completamente espontáneas".

Permanentemente La Prensa publica claras opciones políticas. Los nicaragüenses y especialmente aquellas más activos que participan en las organizaciones de masas, están acostumbrados a organizar reuniones y demostraciones, a escribir cartas a las redacciones de periódicos y emitir ideas y posiciones políticas.

Teniendo en cuenta la interpretación de la ley con sus definiciones y conceptos amplios, La Prensa está publicando casi diariamente artículos que irían contra esa ley. A pesar de ello el último cierre data del 1 de Octubre. Ministerio del Interior, La Prensa permaneció cerrada durante 3 días. En el curso de una manifestación organizada frente a las instalaciones de La Prensa, los celadores de este diario apuntaron varias veces a las masas hiriendo gravemente a dos personas. este cierre tuvo como objetivo calmar la ira popular y facilitar las investigaciones).

Han pasado casi cinco meses sin que La Prensa sea sancionada, si bien ha recibido ciertas advertencias de la Secretaría de Medios, que un ejemplo al respecto. El 30 de enero, La Prensa publicó un comunicado del departamento de Medios de Comunicación advirtiendo a la misma "Prensa" de no continuar publicando artículos que tuvieran como propósito atacar los planes de gobierno para el control de la distribución del azúcar.

Existía escasez y acaparamiento de azúcar en algunos sectores económicos del país. Ese mismo día, La Prensa publicó una entrevista con un médico extranjero que opinaba que cada persona necesita para poder vivir más de cuatro libras de azúcar mensuales. Recordemos que el Gobierno garantiza el consumo de cuatro libras. De esta forma, La Prensa violaba la advertencia oficial que ese mismo día había recibido del gobierno.

______________________________________________________________

LEY GENERAL PROVISIONAL SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACION

Artículo 1

a) La libertad de información, como conjugación de la libertad de expresión en la comunicación colectiva, constituye la garantía para el ejercicio profesional de publicar, esparcir, emitir o difundir noticias, ideas u opiniones, y la consagración del derecho del pueblo a informar, opinar y ser informado plenamente, dentro de un real ejercicio de la responsabilidad social.

b) La libertad de información es uno de los principios fundamentales de la auténtica democracia y el estado deberá garantizar de que no exista la posibilidad objetiva de someterla directa o indirectamente al poder económico de ningún grupo social, a fin de garantizar su plena independencia.

c) Es responsabilidad social de los medios de comunicación el ofrecer noticias veraces dentro de un contexto coherente, actuar como reflejo correcto de los grupos sociales y valorar y potenciar los objetivos comunes de la colectividad.

Artículo 2:

Tutela de la paz social, la educación y la cultura

a) Las críticas o comentarios críticos a las funciones públicas así como toda la labor noticiosa, deberán comentarse en la prosecución de fines constructivos, basados en hechos debidamente comprobados y objetivamente aludidos y los protagonistas de los hechos informados.

b) Las publicaciones descritas en el inciso anterior deberán expresar una legítima preocupación por la defensa de las conquistas de la revolución, el proceso de reconstrucción y los problemas del pueblo nicaragüense; y no deberá ser instrumento de intereses antipopulares.

Artículo 3

Corresponde al estado promover cuanto sea necesario para el desarrollo y progreso de la cultura y la educación y por ende asegurarse que los medios de comunicación sean vehículos de las mismas. En tal sentido se considera inmoral y contrario a la educación y cultura de nuestro pueblo, y por lo tanto se prohibe publicar, distribuir, circular, exponer, difundir exhibir, transmitir o vender:

a) Escritos, dibujos, grabados, pinturas, imagines, anuncios, emblemas, fotografías u otros objetos que estimulen los vicios, rebajen la dignidad humana o que sean de dañina sensualidad o morbosidad;
b) Que utilicen a la mujer como objeto sexual o comercial;
c) Que adopten temas capaces de destruir la devoción al trabajo, el entusiasmo por el estudio o la consideración al esfuerzo que todo triunfo legítimo necesita;
d) Que estimulen la pasividad, la tendencia al ocio o la fe en el azar como regulador de la conducta;
e) Que contenga apologías o protagonistas cuyo éxito dependa de la evasión de las leyes y el respeto a las Instituciones establecidas;
f) Que anuncien bebidas alcohólicas y cigarrillos;
g) Que atenten contra la nacionalidad nicaragüense, su idioma y en general contra sus valores históricos y culturales;
h) Que hagan exposición o despliegue de actos delictuosos de orden común sobre todo los que involucran a menores de edad o delitos que tienen que ver con la hora de las personas;
i) Que utilice los símbolos nacionales, los nombres, palabras y hechos de héroes y mártires, los Himnos Patrióticos y Lemas, y en general todo el legado de la lucha Revolucionaria, con fines de propaganda comercial;
k) Que comprometan o atenten contra la Seguridad interna del país o la defensa nacional
l) Que atenten contra la estabilidad económica de la Nación y de sus habitantes.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
El proceso revolucionario acosado por sus enemigos

Nicaragua
La Ley de Medios de Comunicación y el diario "La Prensa"

Nicaragua
Comunicado de la Conferencia Episcopal

Nicaragua
¿Qué está pasando en la Costa Atlántica?

Nicaragua
El Agro Nicaragüense: Carnet de identidad

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web