Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 152 | Septiembre 1994
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Panamá

"El Toro" sale al ruedo lleno de promesas

"La necesidad tiene jerarquía. Los estudiantes, los obreros, los campesinos, los niños son las jerarquías a cuyas órdenes ustedes deben ponerse. Y en Panamá, la jerarquía máxima la tiene el hambre", decía Omar Torrijos a sus hombres. Con otro estilo, pero con el mismo discurso, el PRD torrijista vuelve a gobernar. ¿Cumplirá?

Jorge Sarsanedas

"Invoco la protección de dios para que guíe mi gestión presidencial, para que me ayude a compenetrarme con los problemas nacionales, para que todos los días arraigue mi identificación con las aspiraciones y necesidades de los más humildes, para que no me deje desviar del propósito de gobernar para todos los panameños". Con estas palabras -verdadera oración - inició su discurso de toma de posesión el nuevo Presidente de Panamá, Ernesto Pérez Balladeres, a quien todos llaman "Toro" por su robusta complexión.

El discurso fue claro, directo, ordenado, incluso bien leído, conteniendo lo que serán las grandes líneas de su gobierno. El escenario fue el teatro de un centro de convenciones y no la sede de la Asamblea Legislativa y el acto estuvo montado con solemnidad y con elegancia - el envoltorio de las cosas importa mucho en Panamá -. Y tuvo cierto peso internacional: asistieron 5 Presidentes, 2 Vicepresidentes y delegaciones de unos 20 países.

Toda vestida de blanco

A los discursos de los Presidentes saliente y entrante precedió la instalación de la Asamblea. Todos los legisladores - y las pocas legisladoras - estaban vestidos de blanco. Inexplicable: el blanco es el color de los "civilistas", derrotados en las elecciones. La Asamblea eligió su directiva únicamente entre los partidos que conformaron la alianza de gobierno, pese a todos los "cantos" a la concertación entonados antes. Un hecho sobresaliente: los legisladores eligieron - por primera vez en la historia de este país, siempre machista - a una mujer, Balbina Herrera Aráuz, como Presidenta. Y esto, pese a que sólo hay 6 mujeres entre los 62 legisladores.

A causa de las demandas y contrademandas presentadas y a las alianzas logradas durante los casi cuatro meses posteriores a las elecciones, la correlación de fuerzas varió un poco en la Asamblea. El grupo gobernante pasó de tener una mayoría relativa a contar con un empate en el número de legisladores (36-36), con lo que los consensos y las presiones de uno y otro lado van a tener relevancia.

Los logros de Endara

El Presidente saliente, Guillermo Endara, fiel a lo que ha sido toda su gestión, llegó a leer su discurso "de despedida", sin tenerlo a mano y lo inició balbuceando y pidiendo excusas. Todo un signo de lo que caracterizó su mandato: mucha improvisación, anarquía, desorden,falta de credibilidad, inseguridad pública. Un gobierno marcado por la corrupción y el tráfico de influencias, con muy mala imagen pública, con pésimas relaciones con la prensa y con otros grupos y organizaciones y manchado por el pecado original de haber sido instalado como fruto de la invasión gringa de diciembre de 1989.

Durante dos horas, Endara insistió en lo que, según él, fue el mayor logro de su gobierno: la economía. Habló de las tasas de crecimiento del producto del país, nada despreciables dados los huracanes neoliberales que nos azotan: 3.4%, 5%, 8% y 5.9%, del 90 al 93. Subrayó el hecho - también muy objetivo y concreto - de que recibió el gobierno con un sobregiro de 933.2 millones de dólares y entrega el poder con un saldo positivo en caja de 1,681 millones. Señaló además que el desempleo bajó del 20 al 12.5% en estos 4 años.

Endara afirmó que Pérez Balladares significaba la "legitimidad" del sistema democrático, aludiendo al proceso electoral en que fue electo que, aunque no estuvo exento de fallas, quizás ha sido el más limpio de la historia panameña. Aunque haya mucho que mejorar para que vivamos en una verdadera democracia, hay que reconocer que el gobierno de Endara permitió o propició un tribunal electoral de bastante credibilidad.

El enemigo principal

"La tarea prioritaria es atacar la pobreza, hacerle frente a la deuda social", dijo el nuevo Presidente, luego de hacer un resumen de las "bellezas" que le hereda el gobierno de Endara. Resaltó el hecho escandaloso - e increíble para los turistas que visitan la Zona Libre de Colón, el Canal y el Centro Bancario - de que en este país el 50% de la población viva en situación de pobreza y de ellos, la mitad en pobreza crítica. Y recordó que tenemos uno de los más desiguales niveles de distribución del ingreso en todo el continente. Habló de la ineficiencia de la economía panameña, del extendido desempleo, del gral déficit habitacional, de una educación pública deficiente y de servicios de salud que no satisfacen las necesidades mínimas de amplios sectores.

Acabar con esta situación de pobreza que afecta a las mayorías es para El Toro la tarea prioritaria. Y anunció varias medidas inmediatas que va a tomar. Entre ellas, la construcción de acueductos rurales, la instalación de proyectos de salud pública sobre todo en los lugares más pobres, el refuerzo del Fondo de Emergencia Social con 40 millones de dólares y la reestructuración de las empresas de servicios públicos - luz, agua, teléfonos - para convertirlas en entidades corporativas.

"Guerra contra el crimen"

Así resumió un periódico el discurso del nuevo Presidente. Fue el otro punto en el que insistió con energía y con proposiciones muy concretas. Cualquiera que haya estado en Panamá en los últimos dos o tres años, se habrá dado cuenta de que la droga, las armas, el crimen y la delincuencia se han tomado el país por asalto. Poner un serio y decidido freno a este caos callejero es una necesidad realmente sentida y exigida por la sociedad. Pérez Balladares prometió adoptar, de inmediato, enérgicos correctivos para ayudar a resolver esta situación e hizo mención de algunos: aumentar el número de policías - con vigilancia ininterrumpida y mejor equipo -, decomisar armas, ser implacable con los policías corruptos, mejorar la legislación con respecto a los cuerpos policiales y - lo que es más difícil - "combatir el narcotráfico con el debido rigor y coraje". Difícil, ingente tarea.

Lo imperdonable

Así calificó el nuevo Presidente el "seguir perdiendo el tiempo" no modernizando un sistema educativo que lleva a los jóvenes a la frustración, es de muy mala calidad y resulta además "arcaico". Sugirió que en el trabajo que se haga en este sentido no deben permitirse ni exclusiones ni sectarismos, "como en otras iniciativas" que ha habido. El nuevo Presidente propuso de inmediato la formación de una Comisión Nacional para la Revisión de la Educación e insistió en que la modernización del sistema educativo es pre-requisito y complemento de la transformación económica del país.

Torrijos y Noriega

"Un solo territorio, una sola bandera": ésta era una consigna muy coreada en tiempos de Torrijos y durante las luchas por los tratados del Canal. Pérez Balladares siempre se ha declarado admirador de Torrijos. Sin embargo, llamó mucho la atención que esta consigna haya sido la única alusión concreta con la que recordó a Omar Torrijos, fundador del PRD. Ni siquiera mencionó su nombre.

¿Por qué? Quizás porque el nuevo mandatario planteó muy claramente su deseo de poner "fin de inmediato a los enfrentamientos" en la sociedad panameña. Y sabe que cualquier recuerdo que suene a militares puede quebrar el clima existente. "Yo quiero cerrar esa etapa oscura de la historia política del país", insistió con vehemencia. Y llamó a una verdadera reconciliación y a "hacer énfasis en la tolerancia política e ideológica, el pluralismo y la concertación como instrumentos de paz y de trabajo". Pero así como no mencionó a Torrijos, sí nombró a su seguidor: "Es imprescindible cerrar ya el capítulo desafortunado de la etapa de Noriega y las persecuciones inclementes" que siguieron a la invasión. En concreto, propuso un indulto que "enmiende injusticias".

Los siempre olvidados

En un momento de su discurso, el nuevo Presidente habló de la democracia, no sólo como un modo de organización de la vida pública sino como "un acto de apertura hacia formas y modelos más justos de desarrollo económico y social". Y en dos horas de exposición, propuso soluciones inmediatas y concretas a problemas acuciantes y urgentes del país. Habló de la deuda social en salud, vivienda y educación, mencionó cambios en el sector agropecuario, planteó claramente el tema de la seguridad ciudadana y de la corrupción, hizo propuestas claras en materia económica y señaló cuestiones específicas sobre el Canal y su retorno, abogando siempre por la concertación nacional, la reconciliación y el consenso.

Hubo, sin embargo, una gran ausencia. Un problema que lleva años sin resolverse, que ha estado muy presente en el ámbito nacional, que ha sido causa de múltiples problemas y objeto de infinidad de promesas, que es fuente potencial de gravísimos conflictos para el país, ni siquiera fue planteado. Pérez Balladares no dijo absolutamente nada de los territorios indígenas y de su necesaria definición legal. Si la democracia es apertura a modelos económicos y sociales más justos, no mencionar este tema es un olvido muy sospechoso, que no presagia nada bueno.

¿Le damos tiempo?

Un sacerdote, conocido por su prudencia y buen juicio, al oír el discurso del nuevo Presidente, comentó: "Cuidado, Toro, estás prometiendo demasiado". ¿Demasiado para ser verdad? Los que sí comemos, tenemos salud, casa decente y trabajo, podemos decir: "Démosle un tiempo para que desarrolle su gobierno a ver qué resulta". Pero la mitad de los panameños, la que se la rebusca a diario para sobrevivir, no va a querer esperar ni los cien días reglamentarios.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Ambiciones políticas y negligencia económica

Nicaragua
Los mil y un usos del milenario bambú

El Salvador
100 días de gobierno sin contrapeso

Guatemala
¿Cómo va el proceso de guerra?

Panamá
"El Toro" sale al ruedo lleno de promesas

México
¿Voto del miedo o miedo al voto?

Internacional
Banco Mundial y FMI en el banquillo

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web