Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 148 | Mayo 1994
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

El Salvador

Nuevos, diarios y complejos desafíos

El Salvador inicia una nueva etapa. ¿Será sólo con más de lo mismo? ¿Se dividirá el FMLN? ¿Qué pasará en el poder local? ¿Se consolidará la democracia?

Roberto Cañas

Un cargado primero de mayo vivió este año El Salvador. Con la celebración del día del trabajo coincidió la instalación de la Nueva Asamblea Legislativa. Ese mismo día, 262 nuevos alcaldes asumían sus funciones y el ejército de Estados Unidos iniciaba la segunda fase de su operación Fuertes Caminos.

Primero de Mayo: dos golpes

Los trabajadores celebraron el Primero de Mayo con su ya tradicional manifestación por las calles de San Salvador. La caracterizó este año una relativamente escasa presencia de sindicalistas y las protestas en contra del gobierno, que en menos de nueve días había asestado dos duros golpes a la clase obrera.

El primer golpe fue la aprobación - en acción de última hora de la Asamblea Legislativa saliente- de un Código del Trabajo que no toma en cuenta los consensos a los que se había llegado en el Foro de Concertación Económico Social entre el gobierno, la empresa privada y el sector laboral. Desconociendo estos consensos nacionales - el Foro es fruto de los acuerdos de paz -y obviando las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OMT) para una efectiva libertad de organización, el nuevo Código significa un retroceso en la legislación laboral.

"El procedimiento seguido para aprobar estas reformas al Código de Trabajo - declaró la Unidad Nacional de los Trabajadores (UNTS) - es una evidencia más de la imposibilidad de conducir en nuestro país un proceso de concertación, dado que el gobierno y el gran capital son quienes finalmente imponen las medidas para proteger sus intereses políticos y económicos, sin importarles si de ellas puedan derivarse nuevos conflictos sociales, inestabilidad e ingobernabilidad en nuestro país".

Segundo golpe a los trabajadores: no se incluyó en el paquete de reformas constitucionales emanadas de los acuerdos de paz, y aprobado el viernes 29 de abril, el cambio a los artículos que restringen el derecho a huelga de los trabajadores públicos y la libre sindicalización.

Los trabajadores salvadoreños tienen delante nuevos y mayores desafíos. Deberán enfrentarlos con una estrategia global que contenga propuestas bien concretas que enfrenten eficazmente, entre otros muchos problemas, el impacto de la globalización de la economía, la política de privatización que impulsará el gobierno de Calderón Sol, la regulación de la participación de los asalariados en la producción y el avance de la "formula sindical" del solidarismo.

En esta nueva etapa del país dos cosas están bien claras. Es necesario que los trabajadores participen en el proyecto de modernización del Estado y la economía. Al fin y al cabo son ellos quienes hacen que el sistema produzca. Y es también necesario que los empresarios y el gobierno entiendan que una economía basada solamente en cómo producir más rápidamente riqueza, sin tomar en cuenta un proyecto nacional, es inviable a largo plazo y sólo generará injusticia, desigualdad y pobreza, con sus inseparables acompañantes: conflictividad social, inestabilidad e ingobernabilidad.

Asamblea: austeridad

Entre aplausos o abucheos de los seguidores del FMLN o los de ARENA tomó posesión la nueva Asamblea Legislativa resultante del voto del 20 de marzo. La gran novedad fue la presencia en sus escaños de los 21 diputados el FMLN, hasta hace dos años dirigentes guerrilleros y clandestinos.

El balance de fuerzas al interior de la Asamblea está muy claramente a favor del partido ARENA, que con sus 39 diputados más los 4 del PCN, logrará en todas las votaciones mayoría simple. Sin embargo, la expectativa en lo que podrán lograr con su gestión los diputados del FMLN es muy grande.

El comienzo fue alentador. El 29 de abril los diputados electos del FMLN presentaron su primera pieza de correspondencia. Consistía ésta en la solicitud de abolición de la franquicia que gozan los diputados y que les da derecho a importar productos por valor de hasta 16 mil dólares libres de impuestos durante su período. Basaron la solicitud en que este beneficio "contrasta con la pobreza extrema que sufren las mayorías", recordando que "es deber de los diputados trabajar sin esperar recompensas materiales".

La respuesta de ARENA la dio el diputado Raúl Somoza Alfaro, expresando que su partido pedirá que se modifique la franquicia actual, limitándola al derecho de importar un vehículo por diputado, aunque señalando también que si se llegara a eliminar totalmente la franquicia deberá pensarse en aumentar el salario de los diputados. ARENA quiso ir más lejos aún y señaló que presentarán un proyecto de ley solicitando que en este nuevo período de gobierno sean eliminados los gastos secretos de los Presidentes del Poder Legislativo y Judicial. El objetivo - dijeron - es buscar mecanismos encaminados a establecer una mayor austeridad en el gasto público y un mejor control en los ingresos del Estado.

FMLN: estalla la división

Fue alrededor de la elección de la Junta Directiva del nuevo Parlamento que estallaron serias diferencias internas en el FMLN. El 29 de abril por la noche, y sorpresivamente, ARENA hizo aprobar en la última sesión de la legislatura anterior una reforma al reglamento interno del Legislativo. Estableció en 10 el número de miembros de la Directiva y le otorgó voto doble al Presidente de la Directiva. Se aseguraba así ARENA que en ningún caso la oposición pueda tomar decisiones en la Directiva sin su aprobación. Ante esta maniobra, la decisión de la mayoría del FMLN fue no votar en la elección de Directiva y no presentar a ninguno de sus diputados como candidatos a ocupar puestos en la nueva Directiva del Parlamento.

Pero continuaron las sorpresas: 7 diputados del FMLN los del ERP y la RN votaron en la elección y dos de ellos Ana Guadalupe Martínez y Eduardo Sancho (Fermán Cienfuegos), aceptaron cargos de Vicepresidenta y Secretario en la Directiva.

Rota la disciplina de partido en el FMLN, no se hicieron esperar declaraciones de alto calibre. Francisco Jovel, miembro del grupo de 14 diputados que se abstuvo de votar - los del PRTC, FPL, PCS - declaró en un canal de televisión: "Ha sido indigna -hay que decirlo con la palabra exacta- la forma en que esta gente del ERP y de la RN asciende - entre comillas - a la mesa directiva. Porque ellos ascienden formalmente, pero en cuanto a su conducta partidaria descienden. Descienden porque se evidencian de cara al exterior y en lo que son capaces de hacer. Y esto introduce en el FMLN un debate que ya no sólo puede ser interno sino que será público para que queden claras las cosas y las conductas que estos compañeros van a asumir en el pleno legislativo. Porque tenemos que saber a qué atenernos, saber cuándo van a ser fracción del FMLN y cuándo van como fracción aparte que estructura una negociación paralela y al margen de los esfuerzos del FMLN".

Ana Guadalupe Martínez piensa de otra manera: "No veo grave la situación - dijo -. Creo que, al contrario, es una muestra de que dentro del Frente existe democracia y de que se pueden tener posiciones diferentes y coincidir a largo plazo. En muchos momentos anteriores siempre que ocurría este tipo de situación se hablaba de divisiones, de imposibilidad de seguir juntos. Creo que el FMLN va a demostrar que es una fuerza con vocación democrática y ésta es una nueva experiencia que va a vivir el Frente".

Por el momento, el Coordinador General del FMLN, Shafick Handal, ha dicho una última palabra: "Debe quedar claro para todos que estos diputados, Ana Guadalupe Martínez y Eduardo Sancho, no representan a la fracción de diputados del FMLN ni al FMLN mismo en la Directiva de la Asamblea Legislativa y que ninguno de sus actos, opiniones o compromisos nos obligan o comprometen".

En los próximos 3 años el FMLN puede desgastarse en la Asamblea Legislativa debatiéndose entre la impotencia y la inoperancia. Impotencia por su insuficiencia de votos para obtener los objetivos que se proponga. Inoperancia por la auto-neutralización a la que lo pueden llevar sus pugnas internas.

Aunque también podrían capitalizar positivamente su experiencia. Ana Guadalupe Martínez identifica así el desafío: "Es un gran reto personal. Primero porque nuestra experiencia personal fue en otro plano y no precisamente en el plano institucional. Tenemos que aprender mucho en el manejo de las instituciones, pero estamos dispuestos a aprender. Con su experiencia de dos años de negociación, el aporte del Frente puede ser abordar las problemáticas más difíciles con animo de concertación".

Quien dirá la última palabra será la historia.

Elecciones: segunda vuelta

El 24 de marzo se realizó, sin ningún atractivo para la población (55% de abstención) la segunda vuelta de la elección presidencial. Armando Calderón Sol ratificó su victoria, consolidando un margen de 2 a 1.La segunda vuelta fue precedida por una campaña totalmente deslucida, a pesar de la fuerte inversión en espacios de televisión, que para los salvadoreños fueron como oir llover.

Lo bueno de lo malo pudo haber sido la corrección de las graves irregularidades que tuvo el proceso electoral en su primera vuelta, pero los corregido fue muy relativo. Queda pendiente para los próximos años la realización de una reforma en profundidad del sistema electoral que garantice y facilite a cada ciudadano el ejercicio de su derecho al voto. ARENA puso de nuevo su maquinaria electoral a funcionar y las personas que decidieron ir a votar se encontraron, cuando buscaban la urna en que les tocaba votar, a 4 ó 5 "orientadores" de ARENA, que vestidos con los colores de su partido le ofrecían ayuda.

Esta vez el Tribunal Supremo Electoral declaró muy rápidamente ganador a Calderón Sol y sus partidarios iniciaron ruidosas celebraciones encabezadas por el Presidente Cristiani, que en su euforia gritaba el lema de su partido, repetidísimo en estos días: "Patria sí, comunismo no".

Esa misma noche, Rubén Zamora reconoció la victoria de su adversario. Ni la democracia ni la oposición salvadoreña tienen hoy la capacidad de conformar un "gobierno sombra" que, integrado por destacados políticos y técnicos dé seguimiento a la política del nuevo gobierno y proponga constructivamente una alternativa.

Reacomodo político

Hay cuestiones de fondo que están muy claras detrás de estos acontecimientos. El Salvador sigue teniendo un régimen fuertemente presidencialista, conformado históricamente sobre una concepción autoritaria y casi absolutista del Poder Ejecutivo, que ejecuta decisiones que son determinadas claramente por los intereses de las élites económicas.

En este panorama, y en política real, la posibilidad de evolucionar hacia un régimen semiparlamentario con relativa independencia de los poderes Judicial y Legislativo es una tarea pendiente para la profundización de la democracia salvadoreña. La nueva Corte Suprema de Justicia, que se instalará el primero de julio, y que será electa por un Parlamento con mayoritaria composición arenera, no permite esperar mayores sorpresas.

La "división" en el FMLN se inscribe en un escenario más amplio. Y esperado. Está en marcha un claro proceso de reacomodo entre todas las fuerzas políticas salvadoreñas. Fidel Chávez Mena, de la Democracia Cristiana, anunció ya su retiro de la actual dirigencia de su partido para dar paso a un nuevo liderazgo. Y en el partido de la dictadura militar del pasado, el Partido de Conciliación Nacional, la situación es dramática: El ex-jefe de la fracción legislativa del PCN reveló que su partido "enfrenta la peor crisis de su historia y de no renovarse la cúpula del mismo, se encamina hacia su propia y total destrucción".

El desafío del poder local

262 nuevos alcaldes tomaron posesión de sus cargos el Primero de Mayo. En el poder local el predominio de la derecha es casi absoluto: 211 alcaldías son de ARENA y sólo 14 del FMLN. Muy rápidamente, el debate se ha abierto alrededor de la descentralización del Estado.

Esa descentralización se entiende de manera distinta, según sean los intereses que se defienden. Para el gobierno de ARENA, descentralización significa trasladar a los municipios instrumentos e instituciones de la política social, educativa y de salud que le corresponden al gobierno central, pero sin los recursos adecuados y sin la capacitación técnica necesaria.

La descentralización debe ser, sobre todo, el nervio y motor de la modernización del Estado. Un mecanismo efectivo para que sectores sociales excluidos y amplias regiones marginadas se integren a un proceso de desarrollo, donde la participación real de la población en la toma de decisiones y en el acceso al empleo y al ingreso sean factores fundamentales.

Es en el nivel local donde con mas cercanía se da la relación entre gobernantes y gobernados y donde se acumula capacidad y prestigio para ganar no sólo mas alcaldías, sino la misma Presidencia de la República. Es al nivel local donde el clientelismo político de ARENA se ha expresado con más fuerza, haciéndole ganar elecciones con programas como Municipalidades en Acción, creado con fondos de inversión social y de la Secretaría de Reconstrucción Nacional, que fue concebido en los acuerdos de paz como un organismo que debería de haberse integrado con la participación de todos los sectores, pero que terminó siendo una dependencia gubernamental.

Todos estos organismos estatales resuelven algunas necesidades: caminos, escuelas, pozos. Y mayoritarios sectores de la población no entienden estas obras como obligaciones del Estado, sino como regalías que deben ser correspondidas votando en las elecciones por el partido de gobierno, para así devolverle el favor.

El Salvador es cada vez más un país urbano y el papel de la Alcaldía de San Salvador es clave en la vida nacional. Así lo entendemos todos. También Monseñor Arturo Rivera y Damas, expresándolo claramente en las respuestas que dio a la prensa después de su homilía dominical del domingo 1 de mayo: "La capital es la capital. Aquí es donde tenemos el mayor número de parroquias. Vamos a tratar de caminar de común acuerdo con el alcalde. No del brazo. Con una distancia que nos permita observar y criticar lo bueno o lo malo. Aceptamos su gobierno municipal y vamos a trabajar de acuerdo con lo que se pueda, pero con esta distinción: cuando haya algo malo nosotros lo vamos a criticar".

Grandes asombros

El Primero de Mayo llegó al país el primer contingente de soldados del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, para dar inicio a la II fase de la operación Fuertes Caminos. El anuncio lo hizo el Jefe del Comando Sur desde la misma oficina del Ministro de Defensa de El Salvador. Realizan actividades llamadas "cívico militares", en las que se construirán escuelas, pozos de agua potable y otras obras. "Con estos proyectos de cooperación, la amistad que une a la Fuerza Armada de El Salvador con el Ejército estadounidense queda manifiesta", dijo.

¿Qué significa en términos de soberanía nacional la presencia de tropas extranjeras en territorio nacional? El General Humberto Corado lo resolvió sin mayor problema. Declaró que para realizar esta segunda fase de la operación, la Fuerza Armada de El Salvador no necesitaba solicitar ningún permiso a la Asamblea Legislativa, pues el que le concedió en 1993 implicaba ya la ejecución de una fase posterior. Y no hubo más comentarios.

En El Salvador nunca hay que perder la capacidad de asombro. Se conoció que las papeletas de votación de las recientes elecciones fueron impresas en la empresa de la hermana del Presidente de la República. Y nadie dijo nada. Otro hecho asombroso: el Presidente Cristiani fue cuestionado, al incisivo estilo de la prensa norteamericana, por el presentador de la cadena de televisión CNN en español, sobre la impunidad reinante y sobre las recomendaciones no cumplidas aún de la Comisión de La Verdad. Y algunos sí hicieron comentarios. El cuestionamiento fue considerado como una falta de respeto y un insulto a la nación por la Asociación de Medios Publicitarios y por la Asociación Salvadoreña de Radiodifusión (ASDER). Asombroso.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Se levanta el telón: cuatro escenarios

Nicaragua
Congreso FSLN: lo que está en juego

Nicaragua
Nuevos gobiernos costeños, viejos problemas abiertos

El Salvador
Nuevos, diarios y complejos desafíos

Guatemala
Los ricos no quieren pagar impuestos

México
La Iglesia de los pobres en la mira del gobierno

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web