Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 458 | Mayo 2020
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Nicaragua Noticias

MEDIDAS ECONÓMICAS

El 27 de marzo, el Comité Científico Multidisciplinario, creado para dar respuestas a la pandemia, publicó un comunicado, en el que proponían: “medidas de alivio económico para la población vulnerable, entre otras los servicios básicos (agua, energía eléctrica, recolección de basura, comunicación e internet) deben continuar llegando a la población, implementando mecanismos que faciliten el pago y establezcan períodos de gracia para los adeudos…” Además, “un canal de comunicación transparente y veraz brindando información clara sobre los recursos con que cuenta el país para enfrentar la epidemia…” Y advertían: “La información incompleta o su ausencia contribuyen a generar enojo, desconfianza, inseguridad y confusión”.

MEDIDAS CIENTÍFICAS

El 30 de marzo, la Academia de Ciencias de Nicaragua publicó un Mensaje a la Nación sobre la pandemia, en el que decía, entre otras cosas: “Proponemos que se convoque a profesionales y expertos de diversas ciencias para garantizar que las decisiones se basen en el conocimiento científico y para que aporten soluciones prácticas y adaptadas a la realidad nicaragüense. Por más de cuarenta años las universidades nicaragüenses han formado personal altamente calificado y cuentan con equipamiento moderno, lo que representa un recurso excepcional para confrontar efectivamente la epidemia de COVID-19. Se cuenta con profesionales de las ciencias médicas, virología, microbiología y biología molecular con valiosa trayectoria en el estudio y tratamiento de enfermedades infecciosas, así como para el diagnóstico temprano… A la par que urge enfocarse en la toma de medidas estratégicas de orden científico para mitigar la rápida propagación del coronavirus, es apremiante también resolver la agobiante crisis sociopolítica por la que atraviesa el país, sin lo cual permanece incierto el futuro de varias generaciones de nicaragüenses”.

REOS POLÍTICOS EN RIESGO

Preocupados por la situación de riesgo en la que están en las cárceles del país más de 60 presos políticos, en peligro de contagiarse por el coronavirus por la insalubridad y el hacinamiento que reina en los calabozos, organismos internacionales y todas las organizaciones sociales de Nicaragua no han cesado de exigir su libertad. El 15 de abril, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) solicitó especialmente para ocho presos políticos, en grave estado de salud, el beneficio de convivencia familiar. Los funcionarios de la CPDH ni siquiera pudieron entregar el escrito en que lo argumentaban porque los funcionarios del Sistema Penitenciario se negaron a recibirlo. El abogado Evert Acevedo dijo: “Nos preocupa Kevin Zamora porque es paciente crónico de asma; Jaime Navarrete, quien ha sido torturado en prisión porque tiene su tabique nasal destruido por las golpizas y Medicina Legal dijo que tiene una obstrucción nasal y sólo por la boca puede respirar. Nos preocupa José Santos Sánchez, otro torturado, que no puede respirar o le cuesta, sufre de hipertensión y dolores en el pecho”.

CUBA: CINCO CASOS

A lo largo de abril, cinco personas llegaron a Cuba desde Nicaragua contagiadas por el coronavirus. Muy probablemente eran cubanas y cubanos que en gran cantidad han viajado a Nicaragua para comprar en el Mercado Oriental de Managua productos que después revendían en la isla. Cuando se anunció el primer caso de contagio “exportado” desde Nicaragua, Martha Reyes, nombrada Ministra de Salud, exigió a Cuba rectificar, “porque en nuestro país no existe transmisión comunitaria”. Al conocerse los siguientes cuatro casos, que el Ministerio de Salud de Cuba anunció en sus detallados reportes diarios, ya no dijo nada. En su discurso del 15 de abril Ortega evitó referirse a este espinoso asunto, Dora María Téllez, ex ministra de salud en los años de la Revolución, afirmó que si lo hubiera hecho, “tendría que aceptar que hay transmisión comunitaria, reconocer que hace rato que la hay y que han estado ocultando información”. El 8 de abril el Presidente de Cuba Miguel Díaz Canel, sin aludir explícitamente a Nicaragua afirmó en una conferencia de prensa que “ocultar información útil para la salud en las circunstancias actuales puede ser lamentablemente letal”.

COMPLICIDAD DE LA OPS

“Carisa Etienne, directora de la OPS, mantuvo un silencio absoluto cuando en los hospitales y en los quirófanos de Nicaragua se negó atención a los heridos en las protestas de abril de 2018 por órdenes del Ministerio de Salud. Ése era un tema del mandato de la OPS. Su silencio se traduce en complicidad. Desde el inicio de su gestión en el año 2013 ha demostrado un alineamiento con el gobierno de Daniel Ortega, con el de Venezuela y con el de Cuba. Su silencio se traduceen complicidad con Rosario Murillo, por una comunicación que sabemos existe”. (De la entrevista concedida a “Confidencial” por Oswaldo León, oficial de Comunicación y Gestión de Riesgo en la OPS, despedido de su cargo el 26 de junio de 2018, después de que, envuelto en la bandera de Nicaragua y en un evento importante en la sede de la OPS en Washington, reclamó a Etienne que se pronunciara ante la violación de derechos humanos en nuestro país. “La señora Etienne -dijo ese día sin micrófono e interrumpiendo el evento- no ha tenido siquiera la dignidad de dedicar un minuto de silencio a las trescientas personas asesinadas en Nicaragua”).

DESPIDO DE ESPECIALISTAS

El 22 de abril la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) despidió al consejo directivo del Centro de Investigaciones de Estudios de la Salud (CIES) adscrito a esa universidad, incluyendo a su director el doctor Miguel Ángel Orozco, quien había dado entrevistas a medios independientes sobre el mal manejo del régimen ante la pandemia del coronavirus. Desde hace 35 años, el CIES ha formado profesionales en salud pública y ha desarrollado investigaciones en temas de salud. Con Orozco fueron despedidas la subdirectora del CIES, Marcia Ibarra, la docente Rosario Hernández y Lissette Linares, del área de administración. Orozco declaró que no le habían dado ninguna razón para el despido: “Mis declaraciones las he brindado a solicitud de los medios de comunicación que así lo han solicitado, y han estado basadas en evidencia científica y en las orientaciones de la autoridad mundial en salud, la OMS”. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) calificó de “perversa” la orden. “Recordamos -dijo en un comunicado- que el Sistema de Salud no es una oficina particular de la dictadura Ortega-Murillo, es un instrumento de lucha de los nicaragüenses para defender su derecho a la salud”.

SUPRIMIR SANCIONES

Entre las muchas hipótesis del irresponsable comportamiento del régimen de Nicaragua está la de querer provocar una crisis humanitaria para, a partir de eso, lograr que Estados Unidos anule las sanciones que ha impuesto, por violación de derechos humanos a 16 funcionarios del régimen de Ortega-Murillo y a cuatro de sus empresas familiares. Sobre este tema, el 8 de abril, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos descartó eliminar las sanciones que ha impuesto a autoridades e instituciones de gobiernos señalados de cometer graves violaciones a los derechos humanos, en clara referencia al caso de las sanciones contra el régimen nicaragüense. El Tesoro aclaró también que las sanciones existentes no impiden ni adquirir insumos médicos ni recibir asistencia humanitaria. En la sesión virtual extraordinaria celebrada en la OEA el 24 de abril para conocer de la situación de la región ante la pandemia, el representante de Nicaragua, Luis Alvarado, aprovechó la ocasión para pedir que se “escuchen las voces del pueblo nicaragüense” que demandan que se ponga fin a “las políticas unilaterales ilegales que se llaman sanciones”.

SALUD COMUNITARIA

El 24 de abril, la Vicepresidenta Rosario Murillo informó que en los tres ciclos de visitas casa a casa las brigadas del Ministerio de Salud habían realizado ya 3 millones 751 mil visitas. “”Han orado con las familias, previniendo y preparándolos educativamente contra el coronavirus… Son intercambios de persona a persona, de familia a familia, en hogares, en comunidades, barrios, comarcas, caseríos de toda nuestra Nicaragua libre… Oramos, pedimos a Dios y verificamos que estemos aplicando las medidas de protección, las medidas que nos garantizan salud en la familia, en el hogar, en la comunidad”.

A DOS AÑOS DE ABRIL

El responsable de Política Exterior en la Unión Europea, Josep Borrell, envió un mensaje en el que afirma: “Dos años después de las protestas sociales y movilizaciones iniciadas en Nicaragua en abril de 2018 no existen avances tangibles. Reiteramos nuestro apoyo al pueblo nicaragüense para que vea cumplidas sus aspiraciones y sus apremiantes necesidades”. Y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo en su mensaje enviado a Nicaragua en la misma ocasión: “A dos años de la brutal represión del régimen Ortega-Murillo a protestas pacíficas y democráticas, continuamos reclamando verdad y justicia, liberación de los presos políticos y fin al terror y al totalitarismo. Estamos con las Madres de Abril y con el pueblo nicaragüense”.

“NADA QUEDÓ EN SU SITIO”

“Los herederos de la rebelión de Abril han sabido fortalecer su resiliencia frente a las condiciones adversas. Dentro de esta óptica se encuentran los esfuerzos nucleados en torno a la Alianza Cívica por la Democracia y la Justicia y la Unidad Nacional Azul y Blanco. De naturalezas diferentes, ambas encierran el germen de la organización para el cambio en la que los autoconvocados han sabido (o podrían) encontrar espacios, a pesar de los tropiezos de los procedimientos, como muestra el camino accidentado e inconcluso hacia la Coalición Nacional. A dos años de distancia se advierten al menos dos saldos de la rebelión: nada ha quedado en su sitio ni sus efectos terminan de ser capitalizados en una organización para el cambio. Aunque cueste reconocerlo, el 18 de abril ha sido una paradoja para todos. La dictadura jamás lo aceptará. Los partidos y la sociedad civil de antes de Abril no terminan de entenderlo. Y los autoconvocados a veces parecen comprenderlo. Las fuerzas anti-dictatoriales tendrán que mirarse en el espejo de la obviedad que señalaba Vatimo: “Es cuando nos ponemos de acuerdo que encontramos la verdad”…y la ruta a la liberación”. (Silvio Prado, fragmento de uno de los capítulos de su libro “Nicaragua, el cambio azul y blanco”).

SITUACIÓN DE HOSPITALES

En Nicaragua, por cada 10 mil habitantes hay 12 camas hospitalarias, 10 médicos, 8 enfermeras y 9 auxiliares de enfermería, según el Mapa Nacional de la Salud que aparece en la página web del Ministerio de Salud (MINSA). Pero según el ”Protocolo de Preparación y Respuesta ante el Riesgo de Introducción del Coronavirus”, un texto elaborado por el MINSA y sólo conocido por la opinión pública porque desde el MINSA se filtró a “Confidencial”, durante la pandemia cada hospital pondrá en función de la emergencia a 2 médicos, 2 enfermeras, un auxiliar de enfermería, un conductor de ambulancia y un morguero. No hay información verificable sobre el número de respiradores o ventiladores que existen en los 19 hospitales públicos del país para atender los casos más críticos de la epidemia.

LO PEOR ESTÁ POR VENIR

“Ocultan casos a su conveniencia, como son los de trabajadores de la salud infectados, dan como negativos todos los casos indeterminados, no realizan suficientes pruebas… Todo es parte de esa política de poner encima de la salud de los nicaragüenses la reputación de los gobernantes, la estabilidad y la economía, a un alto costo humano que va a terminar por pasarles la cuenta. Un problema de salud pública del tamaño del COVID-19, tarde o temprano sacará a la luz la ineptitud de las autoridades de una manera dantesca y grosera, cuando debido al enclenque sistema de salud por las muertes causadas directamente por el virus se sumen las derivadas por la falta de atención oportuna y digna. Colapsará el sistema hospitalario, también, las morgues, las funerarias y los cementerios”. (Declaraciones del doctor Jorge Miranda, de la Asociación Nicaragüense de Neumología, a “La Prensa”, 27 abril 2020).

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
A dos años de Abril: resistencia contra la dictadura y sapiencia ante el virus

Nicaragua
Nicaragua Noticias

Nicaragua
“El coronavirus ha dejado en evidencia la tragedia que vivimos en Nicaragua”

América Latina
Cortafuegos ante el coronavirus

Internacional
Estamos ante la amenaza de una extinción
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web