Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 39 | Septiembre 1984
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

La ofensiva contra Nicaragua y sus elecciones: ¿nuevo paso hacia la invasión?

La estrategia combinada de agresión externa y abstención electoral se torna más problemática por el ambiente cada vez más enrarecido de la región donde el despliegue militar norteamericano sigue aumentando.

Equipo Envío

El acelerado incremento de la agresión militar contra Nicaragua en los últimos treinta días siguió siendo un factor clave en la vida del país. La participación directa de ciudadanos norteamericanos en esta última escalada militar aumenta la preocupación de Nicaragua y obliga a preguntarnos el por qué de tal salto cualitativo.

Este aumento de la agresión busca a corto plazo entorpecer y obstaculizar la última etapa del proceso electora a sólo dos meses de la realización de los comicios. El eje de esa estrategia es impedir la legitimación de las elecciones o transformar el tipo de elecciones, demorándolas. A largo plazo busca la destrucción de la revolución nicaragüense. Para ello la Administración norteamericana juega al mismo tiempo con un abanico de estrategias, no necesariamnte escalonadas: a) lograr doblegar al FSLN; b) impedir las elecciones o deslucirlas; C) debilitar continuamente promoviendo un aumento del descontento interno; d) intervenir en diferentes maneras y con distintos métodos; 3) el imponer condiciones negociadoras desfavorables para promover el "suicidio político" de la revolución etc.

El incremento agresivo, del último mes, conformados y definidos en Nicaragua los proyectos de participación electoral y abstención, se concreta en consonancia con los esfuerzos que a todo nivel realizan las fuerzas abstencionistas para debilitar el proceso electoral. La Coordinadora Democrática Nicaragüense (CDN) emprendió iniciativas deslegitimadoras en el interior del país y en el espacio internacional hacia dónde lanzó una ofensiva.

Contadora intentando una pretenciosa jugada política: la de aparecer como víctima de un proceso electoral "no democrático", que al excluirla viola los acuerdos de Contadora. Este intento de identificar Coordinadora con Contadora, deforma la esencia de Contadora - instancia de diálogo, negociación y pacificación entre gobiernos centroamericanos con el auspicio de cuatro países latinoamericanos-. Al mismo tiempo, promueve tensiones adicionales dentro de esa instancia de por sí, en una etapa difícil de su existencia - como se analiza en el segundo artículo de este ENVIO-.

La estrategia combinada de agresión externa y abstención electoral que enfrenta Nicaragua se torna más problemática por el ambiente cada vez más enrarecido de la región donde el despliegue y control militar norteamericano sigue aumentando.

La Convención Republicana, con la reelección de Reagan como candidato oy la aprobación de una agresiva plataforma, dibujan un panorama fortalecidamente intervencionista, para la región centroamericana.


En Santa Clara se le cayó máscara a la agresión



El derribo de un helicóptero UH-500-D que ingresó a Nicaragua el 1 de septiembre es un punto clave para analizar la intensificación de la ofensiva militar contra el país. Días antes den operación similar, la defensa antiaérea nicaragüense había derribado un avión C-47 que apertrechaba a un grupo contrarrevolucionarios en la zona de Pantasma, Departamento de Jinotega. En menos de una semana quedaba doblemente explícito que los recursos en aumento de las fuerzas antisandisnistas - en este caso avión y helicóptero - no son ya parte de una "lucha irregular", sino de táctica de intervención directa y a más grande escala. Esta caracterización otras veces mencionada - en los ataques con avionetas a Managua etc. - Sin embargo alcanza hoy una nueva dimensión: dos de los tres cadáveres de los tripulantes del helicóptero derribado fueron identificados como ciudadanos norteamericanos. Uno de ellos, Daña Parker, oficial de policía del Estado de Alabama. Ambos, veteranos de Vietnam, sostenidos por la derechista organización anticomunista "Civilian Military Assistence" con sede en el Estado de Alabama, de actuación pública y abierta, que ya ha enviado ayuda material y humana a la contrarrevolución nicaragüense ante el silencio total del Gobierno Norteamericano.

Algunos elementos relacionados al helicóptero derribado en Santa Clara - Departamento de Nueva Segovia, a más de 10 kilómetros frontera adentro - tienen importantes especial para ilustrar este aumento cualitativo de la agresión:

- La hoja de ruta recuperada en el helicóptero derribado en Santa Claramente que el mismo despegó de algunos de los aeropuertos recientemente construido en Honduras, en las maniobras militares cojuntas norteamericanas-hondureñas.

- a pesar que la Administración Reagan trató de negar cualquier vinculación oficial de los tripulantes norteamericanos del helicóptero, es muy difícil pensar que individuos civiles puedan entrar normalmente a una base militar en Honduras y utilizar un helicóptero militar para una operación aérea.

- el helicóptero acompañaba a un grupo de 3 aviones del tipo "Push and Pull" que penetraron a territorio nicaragüense. los aparatos, tal como lo precisaron testigos en el lugar avanzan en formación de combate, lo que prueba que la misión no era un simple apertrechamiento si no un ataque como el que efectuaron.

- el objetivo elegido para el ataque fue la Escuela de preparación militar para reclutas del Servicio Militar en Santa Clara, una parte de cuyas instalaciones fue semidestruida.

- la gravedad de la operación radica en que - sin tener en cuenta el costo civil colateral de la misma el objetivo era claramente militar. Este tipo de acciones son propias de guerras declaradas, donde se busca debilitar el poder militar del enemigo. El hecho de no tratarse de un puesto fronterizo agrava aún más la trascendencia del incidente, interpretado de igual forma por las autoridades nicaragüenses que convocaron de inmediato a una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para protestar por el ataque. Este objetivo militar elegido significa un avance cualitativo de la decisióñ de agredir militar elegido significa un avance cualitativo de la decisión de agredir al país.

- el ataque intenta también producir repercusiones internas en Nicaragua , en la lucha ideológica. No es casual que la oposición nicaragüenses centre gran parte de sus ataques al gobierno en el servicio militar patriótico.

La participación de ciudadanos norteamericanos plantea dos hipótesis: que los Estados Unidos aumentan su participación directa para tratar de acortar los plazos en la concreción de los objetivos perseguidos -reversión del Gobierno sandinista-, en su defecto que los golpes sufridos por la contrarrevolución son tan grandes que es una necesidad irrenunciable la de comenzar a utilizar ciudadanos norteamericanos. Ambas hipótesis no son necesariamente excluyentes. La Administración norteamericana necesita lograr éxito militares a corto plazo - que no excluirían incluso la intervención directa a gran escala

- La imposibilidad de reorganizar eficazmente el CONDECA (Consejo de Defensa Centroamericana) le priva de medios alternativos regionales para reemplazar a la "contra", que viene sufriendo duros golpes. En este marco, el incidente del helicóptero expresaría una modalidad que podría repetirse.

Datos oficiales recientemente conocidos indican que la contrarrevolución sufrió más de 500 bajas en los meses de junio y julio, período en el que las fuerzas sandinistas tuvieron 103 muertos y 96 heridos, sin contar los datos de la población civil afectada.

Según cálculos aproximados, se evalúa que en más de 100 combates producidos durante el mes de agosto hubo alrededor de 150 bajas de las fuerzas atacantes que siguieron presionando en los Departamentos de Nueva Segovia, Jinotega, Matagalpa y Zelaya, intensificando en los últimos días las acciones contra la población civil - masacres de familias campesinas en Rama-Kay y Matazano, ataques a la población mískita como en Sumubila, atentados a técnicos civiles en La Quebrada, etc.

EL operativo militar de tropas sandinistas iniciado el 1o. de agosto en las zonas más conflictivas según fuentes oficiales, ha dado resultado positivo. "El plan para sabotear las elecciones conocido como "Luna Negra" ha sido frenado, hasta la fecha" afirmó el 30 de agosto el Jefe de la Dirección Política del EPS, Comandante Hugo Torres. Los comandos regionales "Diriangen", "Jorge Salazar" y "Segovia" afectados por esta contra ofensiva de agosto no han podido reorganizarse, ni asentarse ni avanzar en su mutua coordinación, según el mismo jefe militar.

Al partir hacia Libia, el 28 de agosto el Comandante Tomás Borge, Ministro del Interior afirmó que los "contrarrevolucionarios tienen graves dificultades de vestuario y municiones", agregó que los "somocistas dependen exclusivamente de una logística proveniente del exterior", al mismo tiempo que anunció que Nicaragua mejoraría "su capacidad de detectación para neutralizar la logística del enemigo".

Días antes, el Coordinador de la Junta de Gobierno Comandante Daniel Ortega había anunciado la concentración de fuerzas de ARDE y PDN en la zona norte de Costa Rica - Guanacaste - previéndose ataques combinados, para los próximos días, del norte y del sur.

La presión militar de FDN-ARDE continuó durante el mes de agosto, si bien, según cálculos oficiales, estos grupos han sufrido duros golpes y tienen dificultades reales para promover, por sí mismos, una ofensiva de envergadura. Eso no indica, sin embargo, que sus fuerzas estén desarticuladas. Por el contrario, se prevé una intensificación mayor a medida que se acerquen las elecciones, - que obligue al gobierno nicaragüense invertir mayor cantidad de recursos humanos y técnicos para hacerle frente -. Mas de 100 combates reconocidos públicamente por dirigentes sandinistas expresan que si bien la ofensiva "Luna Negra" fue detenida, el control total no se logra en importantes zonas, donde, muchas veces, la población civil sufre las consecuencias de los ataques antisandinistas.

En este marco, el salto cualitativo lo da la participación directa de ciudadanos norteamericanos -con recursos técnicos de envergadura- en la guerra contra Nicaragua. En el marco planteado, dirigentes sandinistas ratificaron, a pesar de las amenazas públicas de funcionarios norteamericanos, su decisión de fortalecer la fuerza aérea, por el momento, la más débil de Centroamérica y reconocieron públicamente la construcción de una nueva pista de aterrizaje a uno 20 kms. de Managua en la localidad de Punta Huete.

La ofensiva del proyecto abstencionista

A más de un mes de iniciada la campaña electoral - hasta ahora con completa normalidad- el proceso electoral sigue avanzando. El diálogo entre los partidos inscritos realizado el 17 de agosto se continuará el 7 de septiembre en la primera reunión evaluativa de la marcha electoral. Ambos encuentros refuerzan el carácter pluralista que anima esta etapa pre-electoral. En este mismo sentido se inscribe la designación del popular socialcristiano, Carlos García Caracas y del conservador demócrata, José Icabalceta como miembro del Consejo Supremo Electoral - cuarto poder de la República -. Estos nombramientos se efectuaron de acuerdo a las reformas de la Ley Electoral de julio que establecía la ampliación de ese organismo - de 3 a 5 miembros -, sobre la base de ternas propuestas a la Corte Suprema de Justicia por la Asamblea Nacional de Partidos Políticos - organismo donde están representados todos los partidos reconocidos -.

La integración del Movimiento de Acción Popular Marxista-Leninista y su organización sindical, el Frente Obrero, en le Consejo de Estado ya los 39 indultos decretados en las últimas semanas por ese organismos a favor de ciudadanos acusados o penalizados por actividades contrarrevolucionarias - entre ellos el periodista de La Prensa, Luis Mora - fortalecieron el ambiente político necesario para el proceso electoral. Este ambiente se ha mantenido en el primer mes a pesar de las duras críticas de los distintos partidos hacia la conducción sandinista como parte de la campaña y de los fuertes señalamientos del diario "La Prensa" que goza del levantamiento de la censura, aunque por momentos quebrante abiertamente las disposiciones electorales por ejemplo, en lo referente al ataque a candidatos de los partidos.

Este amplio espacio electoral, escapa totalmente, a las fuerzas que han decidido autoexcluirse del a contienda electoral. El 22 de agosto, el Consejo Nacional de Patios Políticos (CNPP) decretó la pérdida de la personalidad jurídica de los Partidos Social Cristiano, Social Demócrata y Liberal Constitucionalista, quienes apelaron la decisión, correspondiéndole ahora a la Corte Suprema de Justicia tomar la última decisión. A pesar de esta medida las tres organizaciones siguen participando en el Consejo de Estado.

Las fuerzas abstencionista han lanzado propuestas un tanto desesperadas, tratando de de revertir el autoislamiento al que se han condenado y revertir en lo posible el alto costo que deberán pagar al interior del país por su decisión de no participar. Esto explica la decisión del a CDN hacia mediados de agosto de arriar su principal bandera: la del diálogo nacional que incluya a los alzados en arma. Ete era uno de los 9 puntos que la CDN presentaba como condición negociable pra entrar en las elecciones y que el Frente Sandinista había caracterizado como inadmisible.

Días antes, las organizaciones armadas antisandinistas habían comunicado su decisión de no participar en el diálogo nacional propiciado por la Coordinadora, con la intención de darle a ésta mayor margen de maniobra. Es importante señalar que FDN y ARDE en su documento de unidad además de intentar diferenciarse del somocismo en lo ideológico -elemento imposible por el hecho de que gran parte de ex-guardias somocistas componen sus estructuras- han manifestado su apoyo total a las fuerzas cívicas que al interior de Nicaragua se oponen al "régimen sandinista"- haciendo alusión a la Coordinadora.

El cambio de posición de la Coordinadora, sin embargo, llegó muy tarde. Ya se había vencido el término legal de los tres meses para inscribir candidatos: habían quedado atrás las sucesivas prórrogas del Consejo Supremo Electoral de los plazos de inscripción de partidos y alianzas y sobre todo, seguía teniendo vigencia el tono rupturas y boicotear de los dirigentes de la CDN - con respecto a las elecciones. La flexbilidad política de las fuerzas participantes en el proceso electoral y del Gobierno nicaragüense, interpretada por la CDN como "debilidad", les había llevado a creer que, sin ellos, no había elecciones y que, en caso de exclusión electoral de la CDN, la reacción sería considerable y el proceso electoral se desgastaría totalmente. Profundo error de cálculo sobre la realidad interna de Nicaragua. La decisión de la CDN de "flexibilzar su postura" - aunque nunca afirmaron que quisieran inscribir candidatos cayó en el más profundo vacío y la decisión del Consejo Nacional de Partidos Políticos de retirarle la personalidad jurídica a los 3 partidos fue interpretada como una consecuencia lógica y justificada. Incluso el opositor partido liberal Independiente o de orientación centro-derecha forma parte del organismo que votó a favor de la decisión".

En el contexto de esta fallada maniobra del a Coordinadora de intentar arrastrar tras de sí - y de la abstención - a algunos sectores y fuerzas presentándose como fuerza, flexible dispuesta a conceder y haciendo aparecer al Gobierno como punitivo, inflexible y no dispuesto al diálogo, se puede entender una serie de iniciativas a distintos niveles, tendientes a cuestionar el proceso nicaragüenses y deslegitimar lo más posible las elecciones.

- A nivel económico, a través del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) entidad empresarial que conforma la CDN. El COSEP embistió frontalmente contra la política económica del gobierno. En su espacio "Ideas para todos" que publica regularmente el diario "La Prensa" - previo rebote del artículo en las agencias internacionales de prensa - lo presentó nuevamente - en extractos - como "un nuevo documento del COSEP", intentando aumentar su repercusión. En una forma extremadamente superficial, el artículo plantea que la no viabilidad del modelo económico se debe a "que el esquema económico del gobierno ha tratado de reconciliar dos esquemas que no sólo son incompatibles, sino contradictorios": el de la "economía centralizada y la colectivización", promovida por el Estado y el de la oferta y la demanda y el libre mercado.

"El concepto de libre mercado es inherente al nicaragüense y es el producto de su propia idiosincracia. El nicaragüense es individualista y con un gran apegue a la propiedad por poco y pequeña ésta sea". Análisis pobre a nivel económico ya que acude a identificar elementos sicológicos-nacionales con sistemas económicos. No entran en el análisis del COSEP la falta de inversión productiva del sector privado, la descapitalización sistemática y la especulación. Tampoco incluyen el significado del a caída internacional de los precios de los productos de exportación de Nicaragua - y del Tercer Mundo - lo que determina un balance negativo de divisas; el bloqueo financiero contra el país; las consecuencias productivas y en el abastecimiento del minado de los puertos. El planteo del organismo empresarial intenta darle "programa económico" a la abstención política, promoviendo una imagen de crisis irresoluble, deformando el análisis e intentando, demagógicamente, transformarse en defensor de los pequeños comerciantes, pequeños artesanos y pequeños agricultores. Intenta montarse los problemas económicos reales y profundos que afecta a la sociedad nicaragüenses para capitalizarlo desde su óptica política antigubernamental, antiparticipativa y derrotista.

A nivel sindical: Las organizaciones sindicales que integran la CDN han intentado recuperar algunos conflictos laborales, de carácter reivindicativo, para dar pruebas del "desgaste" de la base social del proceso. Varios de estos conflictos - surgidos a partir de la restauración total del derecho de huelga - son incluso conducidos por sindicatos afiliados a la Central Sandinista de Trabajadores. A pesar de esto, se trata de manipularlos y dar una imagen de desborde y descontrol social, con las correspondientes consecuencias en lo electoral. "La Prensa" en su edición del 28 de agosto presentaba como principal titular de la primera página "INSURRECCION LABORAL" en Julio Martínez. Sólo una detallada lectura del contenido de se artículo en páginas interiores daba la aclaración al respecto: la tensión entre el sindicato de esa empresa - que tiene unos 600 trabajadores -, afiliados a la CST, y los dueños de la misma.

NO entra en cuestión el reconocer que son grandes los problemas que afronta los trabajadores en esta situación económica compleja. Prueba de ello los esfuerzos de algunas organizaciones sindicales y el Gobierno para impulsar mecanismos efectivos para abordar los mismo - en este dirección se realizará los próximos 9 y 10 de septiembre una Asamblea Nacional Extraordinaria de la CST -. Tampoco se debe excluir del análisis el reajuste de la actividad sindical la restaurarse luego de más de dos años, un derecho tan importante como es el de huelga. - Sin embargo, es claro el esfuerzo de los sectores abstencionistas de utilizar los conflictos reales para alimentar su proyecto, cuando en realidad, estos conflictos no tienen ese objetivo político.

En eta misma dirección se pretendió manipular un problema interno de gran proporción dentro de la Central de Unificación Sindical para acusar al gobierno de represión sindical. El conflicto iniciado espontáneamente cuando sindicatos de base de esa confederación ocuparon la sede central de Managua para protestar contra el alineamiento de la Directiva a la Coordinadora Democrática Nicaragüense. Este problema interno fue presentado por la CDN y "La Prensa" como una agresión sandinista - imagen que lanzaron hacia el exterior algunas agencias informativas.

- A nivel político: Las organizaciones de la Coordinadora y el diario "La Prensa" de un forma sistemática se han dedicado a atacar, con métodos diferentes, a las fuerzas políticas que participan en las elecciones. La Central de Trabajadores de Nicaragua haciendo blanco en el ex-Ministro de Trabajo, y hoy candidato a Presidente del Partido Liberal Independiente, Dr. Virgilio Godoy. "La prensa atacando casi diariamente al Partido Conservador Demócrata a quien le imputan falta de representatividad. Permanentemente, también, la CDN - "La Prensa", han tratado de marcar la "escasa participación electoral. Este elemento jugaría como factor importante de debilitamiento del proyecto electoral y del fortalecimiento del a propuesta abstencionista.

A nivel internacional: Es el espacio donde la CDN ha tratado -y tratará- de jugar sus principales cartas. El actual viaje a cinco países latinoamericanos de varios dirigentes del a CDN encabezados por Arturo Cruz y el próximo viaje - en el mes de octubre- del dirigente del partidos Social Demócrata y codirector de La Prensa, Pedro Joaquín Chamorro, a tres países europeos, buscan objetivos similares. Presentar a la CDN como una organización flexible, abierta al diálogo - "negado por el FSLN" - con intención de participar" en unas elecciones democráticas" que "incluso ganarían".

La primera parte de esta ofensiva internacional se centró en 3 de los países de Contadora - Colombia, Venezuela y Panamá - y Costa Rica y Ecuador. El intento de acercarse a influir en los países miembros de Contadora es muy claro. Refiriéndose a la pérdida de la personalidad jurídica de los partidos abstencionistas, antes de decretarse la misma, el dirigente social cristiano Julio Ramón García Vílchez afirmó: "... Además obstaculizaría la realización de muchos aspectos de las resoluciones del Grupo de Contadora" (LP, 21 de agosto). Días después, "La Prensa" en primera plana al informar sobre la visita de Arturo Cruz a Colombia expresaba: "...pidió la intervención del Grupo de Contadora para tratar de superar la crisis política interna de su país y de Centroamérica en general".

El acercamiento que intenta realizar a Contadora busca, ganar en el plano internacional la imagen de negociación, diálogo, solución negociada y pacífica de la crisis en detrimento de los esfuerzos que hace el gobierno sandinista en el mismo sentido. Cuanto mayor sea el reconocimiento y la legitimidad internacinales de la Coordinadora, más pesará su proyecto abstencionista en la deslegitimación externa de las elecciones del 4 de noviembre. El amplio reconocimiento internacional de Contadora no deja de ser un botín apreciado por la Coordinadora. Es evidente que, ante la pérdida total de peso político al interior de Nicaragua la supervivencia de esta oposición abstencionista sólo puede basarse en el reconocimiento internacional que gane.

Si bien la Coordinadora fue recibida por los presidentes de todos los países visitados - elemento que podría significar un reconocimiento y prestigio importantes - la inexistencia total de conclusiones positivas o de declaraciones de prensa trascendentes, puede indicar que las visitas quedaron en un mero marco protocolar. El canciller costarricense Gutiérrez, luego del encuentro de la Coordinadora en Costa Rica el 23 de agosto declaró: "La visita de Cruz y otros dirigentes de la oposición nicaragüenses tuvo como propósito pedir al mandatario apoyo para el diálogo en Nicaragua". Según el canciller, el Presidente Monge estuvo de acuerdo, en la necesidad de conversaciones como parte del proceso de pacificación, pero advirtió que Costa Rica no quiere intervenir en los asuntos internos de Nicaragua.

La intervención norteamericana en Centroamérica: de la plataforma revolucionaria a la consolidación del poder militar en la región

La elección de Ronald Reagan como candidato electoral y la aprobación de la nueva plataforma significan una ratificación partidaria de la gestión del actual presidente.

La agresión plataforma expresa la hegemonía total dentro de los republicanos de los sectores de ultraderecha encabezados, entre otros, por el Senador Jesse Helms, la Embajadora norteamericana en la ONU Jean Kirkpatrick y el Reverendo Jerry Kalwll. su contenido implica un apoyo total partidario al guerrerismo de la actual Administración como medio para frenar y, de ser posible, eliminar el "comunismo del patio trasero"/

"Espero que me oigan en Managua, La Habana, y Moscú: independientemente de lo que quieran hace los demócratas liberales, nuestros Presidente y nuestro partido nunca abandonaran a los luchadores por la libertad en las colinas de Nicaragua". (Senador Paul Laxalt, proponer la renominación de Reagan en la Convención Nacional Republicana ("La Prensa" 23-8-84)

Para América Central, significará, concretamente, más ayuda a los regímenes represivos de Guatemala y El Salvador; profundización de la militarización de Honduras y Costa Rica más apoyo a la contrarrevolución y su proyecto de destrucción de Nicaragua.

A diferencia de la plataforma demócrata, que Nicaragua propone detener las acciones encubiertas, la plataforma republicana, al reconocer explícitamente el apoyo a los "paladines de la libertad", incorpora tácitamente todos aquellos medios que se encaminen a la destrucción del modelo nicaragüense. Deferencia significativa si tenemos en cuenta que un guerra de "baja intensidad" - tal como la plantean importantes sectores de la CIA y el Pentágono - necesita irrenunciablemente de estas acciones encubiertas que se constituyen en facto decisivo.

Elementos del Documento de Santa Fe de mayo de 1980 sobre Nicaragua

+"Panamá está bajo el control del ala izquierda del régimen militar, el cual, según la CIA fue el intermediario en la transferencia de armas de Cuba y EEUU en la conquista marxista de Nicaragua en julio de 1979.

+"La base nicaragüenses en le continente americano facilitará la repetición del nuevo modelo revolucionario nicaragüense. Armas estadounidenses previamente vendidas a Nicaragua han sido y enviadas a las guerrillas en Guatemala..."

"Una política ideológicamente motivada y colectivamente aplicada entorno a los derechos humanos va en detrimento de los derechos humanos propiamente dichos. Ha costado a EEUU amigos y aliados y la pérdida de nuestra influencia en importantes países de América Latina. Ha contribuido a la desestabilización y a la pérdida de países como Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Costa Rica.


Planteamientos de la Plataforma Republicana de agosto de 1984 sobre Nicaragua

"Hoy en día está asediando la democracia a través de todo el hemisferio. La Nicaragua marxista amenaza no sólo a Costa Rica y Honduras, sino también a El Salvador y Guatemala.

El régimen sandinista está construyendo la fuerza militar más importante de Centroamérica. Importa equipo soviético y trae a su país asesores de la OLP y del bloque del este así como a mercenarios cubanos. Nosotros apoyamos a los paladines de la libertad de Nicaragua.

No se puede permitir que Nicaragua siga siendo refugio comunista ni que continúe exportando el terror y armas a través de la región..."

Comparativamente, el tono agresivo de la plataforma del último mes, va mucho más lejos de lo que plantea el Documento de Santa Fe, considerado como un fundamento ideológico de la concepción de la recuperación de la hegemonía norteamericana. Si bien en ambas posturas los republicanos coinciden en caracterizar al gobierno nicaragüense como "marxista", la solución interventora - "ya que no se pude permitir que Nicaragua siga siendo refugio comunista ni que continúe exportando armas a través de la región"- y el apoyo a los contrarrevolucionarios significa un salto cualitativo en la concepción agresiva y en la retórica hacia Nicaragua. Avance conceptual que se corresponde - y explica - con la intensificación de la guerra de agresión que en estos últimos 3 años ha costado a Nicaragua más de 7.300 víctimas.

Al hablar el Senador Laxalt de las elecciones de 1980, dijo: "podemos decir, gracias a Dios que ganó esa elección" refiriéndose a Reagan - y agregó que "hace 4 años Estados Unidos era una Nación humillada" ..."Tras una serie sin precedentes de fracasos en política exterior y doméstica, el Presidente Carter y su vicepresidente Walter Mondale, había puesto a esta nación de rodillas" (La Prensa", 23-8-84).

Como consecuencia secundaria en lo que respecta a Centroamérica, la plataforma republicana, al ratificar su concepción interventora condiciona a los demócratas -acusados por las republicanos de tener una propuesta de política externa revestido de culpabilidad y debilidad - y puede impulsarlos a que opten por posiciones más enérgicas hacia Nicaragua para justificar así también su "enfrentamiento al comunismo" y defenderse de esta forma de las críticas republicanas.

Coherente con los postulados de la plataforma, la consolidación del poder militar norteamericano en la región -superando cualquier retórica - se intensificó en los últimos 30 días.

El 8 de agosto llegó aguas del Pacífico centroamericano el acorazado "IOWA" escoltado por el destructor "Conygham", la fragata "Steven Groves" y los barcos "Hércules" y "Aries". El "IOWA", verdadero cuartel flotante con 2.100 marinos a bordo, está dotado de una instalación de misiles "tomahawk" -cada una lista para disparar 3.000 balas 127 milímetros por minuto-. Los proyectiles de 406 milímetros que lanza pueden hacer blanco en un punto ubicado a 37 Km. En general, este barco navega entre 30 y 50 millas marinas de la costa, motivo por el cual se puede afirmar que el "IOWA" está en permanente posición de tiro - Managua, en la línea directa se encuentra a unos 40 kms. de la costa, ataque naval, los impactos del "IOWA" podrían tocar las zonas colindantes de la capital nave tiende a "demostrar que USA está plenamente interesada en proteger a sus aliados de Centroamérica. Días después, ante la prensa guatemalteca agregó: "que si mi Gobierno me ordena intervenir en cualquier país centroamericano, estoy en capacidad de hacerlo". La modernización del "IOWA" costó 385 millones de dólares, además de otras 17 millones que se utilizaron para apresurar su puesta en servicio en sólo 90 días.

El 12 de agosto, coincidiendo con la llegada del "IOWA", el Jefe del Estado Mayor norteamericano, General John Wickham, se reunió con la plana mayor del ejército hondureño en la base de Palmerola. Días después, el 21, se puso de la llegada a esa base militar de 26 helicópteros 20 UH-lH, 4 TH-47 y 2 UH-IV. Estos helicópteros darán apoyo a unos 700 efectivos norteamericanos permanentes que se encuentran en esa base, 250 del os cuales qué conforman el batallón de Inteligencia Aérea 224, acaban de llegar en los últimos 20 días.

En el mes de agosto, también, fue aprobada una ayuda militar suplementaria norteamericana para el Gobierno salvadoreño. Como parte de la misma, llegarán en breve en número no determinado de aviones AC-47, 12 helicóptero UH-IH Huey, camiones militares, municiones, armas etc. El General Paul Gorman, Jefe del Comando Sur, manifestó a comienzo de agosto ante la Cámara de Representantes la necesidad de duplicar el número de asesores estadounidenses en El Salvador - sumarían 125 - teniendo en cuenta el crecimiento tanto del ejército como de la guerrilla salvadoreña.

Estos rápidos datos - que tienen el carácter de ejemplo - muestran la decisión del Gobierno norteamericano de fortalecer todos los aspectos de infraestructura y logística para poder invadir El Salvador o Nicaragua en cualquier momento.

A pesar del apoyo retórico a la gestión negociadora de Contadora y de participar bilateralmente con Nicaragua en las conversaciones de Manzanillo, este reforzamiento militar en la región expresa una demostración objetiva de fuerza tendiente a "alertar" al movimiento de liberación de El Salvador y "amenazar" a Nicaragua, si es posible, condiconando al máximo sus esfuerzos electorales en marcha.

En este marco, la marcada intensificación de los bombardeos a la población civil de diferentes zonas de El Salvador y la intromisión cada vez mayor de recursos norteamericanos - técnicos y humanos - en la agresión contra Nicaragua no excluyen la invasión directa ante la imposibilidad de reactivar el CONDECA con fuerzas estadounidenses. Hipótesis que tampoco descarta la continuidad e incremento de la guerra cubiera y la acción contrarrevolucionaria con el fin de debilitar, desestabilizar y derrocar al Gobierno sandinista y el reforzamiento ilimitado del ejército salvadoreño - para tratar de ir conteniendo el avance del FMLN -.

Algunas conclusiones

El ataque a Santa Clara, los bombardeos contra las poblaciones civiles de El Salvador - con el creciente apoyo militar al Gobierno - el reforzamiento militar en aguas centroamericanas y en territorios hondureño, prueban que la plataforma republicana no es retórica sino programa de acción.

La decisión de recuperar la hegemonía en Centroamérica no mide consecuencias ni costos. No importa que la reparación del "IOWA" haya costado lo mismo que todas las ganancias de Nicaragua en un año. La política de guerra intenta ir más allá de los esfuerzos de reconstrucción y liberación de los pueblos del área.

Es este proyecto de dominación, el que hace parecer cada vez más cerca la posibilidad de una invasión directa norteamericana en la región. Propuesta que encuentra al interior de Nicaragua sus fuerzas promotoras. Las fuerzas abstencionistas de Nicaragua reducidas sus posibilidades y aisladas al interior del país, intentan obstaculizar el proceso, enturbiar sus resultados y empalidecer la ratificación de la legitimidad del modelo nicaragüense. Son estas fuerzas abstencionistas las que estimulan a las fuerzas antisandinistas - desde atrás - a presionar militarmente sobre la marcha del proceso, intentando en el exterior "apropiarse" de los esfuerzos pacificadores de Contadora, buscando crear tensiones accesorias entre el Gobierno de Nicaragua y la opción pacificadora.

La agresión militar desde afuera cuenta con el trabajo desgastante de las fuerzas abstencionistas por dentro. Dos medios complementarios de un mismo plan invasión en marcha.

Es el esfuerzo de defensa del pueblo, nicaragüense, su participación sistemática en las tareas de reconstrucción, su madurez para enfrentar los problemas más agudos -el burocratismo, la crisis económica profundizada, el desajusta salarial, el desabastecimiento de productos importantes, etc.- lo que retarda la invasión. Sólo el miedo al empantanamiento en Nicaragua o El Salvador impide la cristalización lineal de la política norteamericana de Centroamérica.

Los dos próximos meses serán especialmente difíciles para la región. A la par que la invasión directa rondará como amenaza, la intervención no declarada seguirá posiblemente cobrando víctimas centroamericanas con aviones y helicópteros piloteados por soldados norteamericanos.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
La ofensiva contra Nicaragua y sus elecciones: ¿nuevo paso hacia la invasión?

Nicaragua
Partidos y Movimientos Políticos en Nicaragua (II Parte)

Centroamérica
La negociación de Contadora: expectativas y realidades
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web