Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 14 | Agosto 1982
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

La invasión silenciosa

Equipo Envío

La preocupación en Nicaragua por el incremento de los ataques militares de parte de las bandas contrarrevolucionarias ha aumentado considerablemente en los últimos días. Las noticias han hablado de los ataques armados, la cantidad de nicaragüenses muertos y las notas de protesta de Nicaragua a sus vecinos. Daniel Ortega, Coordinador de la Junta de Gobierno, dijo en su discurso en ocasión del aniversario del 19 de julio en Masaya que Nicaragua es víctima de una invasión silenciosa pero sangrienta y el Comandante Luis Carrión, Viceministro del Interior, dijo: "La agresión ya empezó. Nosotros no podemos seguir hablando de prepararnos para la guerra porque la guerra está desatada". Opuestamente, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Dean Fisher, dijo que los alegatos de Nicaragua no tienen base. Voceros oficiales de Honduras no solamente niegan las agresiones efectuadas por sus tropas sino que inclusive no reconocen la existencia de campamentos contrarrevolucionarios en su territorio. Según un artículo del "Denver Post" del estado de Colorado del 25 de julio, Honduras ha acusado a tropas nicaragüenses de entrar cuatro veces en su territorio entre el 14 y el 24 de julio.

¿Nicaragua sufre de paranoia? ¿Denomina a cualquier crítica como "contrarrevolución? "¿Magnifica incidentes para lograr más apoyo que sus enemigos dicen que está perdiendo? O, como afirman algunos ¿es Nicaragua la víctima de un plan deliberado de los Estados Unidos para derrocar a este, según ellos, "gobierno marxista-leninista-totalitario"?

En este artículo examinaremos las acciones militares más recientes, la "contrarrevolución", la relación entre Nicaragua y sus vecinos (especialmente Honduras) y el papel de los Estados Unidos en esta región.

Acciones armadas

Entre el 1 y el 18 de julio el Ejército Popular Sandinista efectuó una operación contra una unidad militar contrarrevolucionaria de unos 200 hombres, la cual había establecido un campamento en Seven Benk a 38 kilómetros al suroeste de Puerto Cabezas y muy cerca de Tasba Pri (nuevos reasentamientos de indios miskitos en la Costa Atlántica). Según partes oficiales murieron 75 contrarrevolucionarios ("contras") y 25 soldados sandinistas.

Según las fuentes oficiales nicaragüenses, a partir del 1o. de mayo ha habido más de 50 ataques armados en Nicaragua y por lo menos 100 ciudadanos muertos, tanto civiles como militares. Estos ataques no son ya perpetrados por bandas pequeñas y mal equipadas, sino por unidades militares contrarrevolucionarias, bien preparadas y con armas sofisticadas así como con buena capacidad logística y de comunicaciones.

Entre los ataques más serios podemos mencionar los siguientes:

El 19 de julio un avión bimotor, procedente de Honduras, atacó con 2 roquets los tanques de combustible de la ESSO-STandard en el puerto pacífico de Corinto. De haber dado en el blanco hubiera producido la muerte de miles de personas y la destrucción material de la ciudad.

El 20 de julio entre 30 y 40 militares hondureños atacaron el puesto de observación de La Ceiba (en la frontera norte). Según fuentes oficiales nicaragüenses éste fue uno de los varios ataques sufridos en los últimos meses de parte de Honduras.

El 24 de julio un grupo "contra" formado por 60 personas intentó volar con explosivos una planta hidroeléctrica cerca de Bonanza en la Costa Atlántica. Siete milicianos, incluyendo una mujer, fueron muertos.

El 27 de julio dos aviones procedentes de Honduras se acercaron a Managua y fueron interceptados por un avión desarmado de la Fuerza Aérea Sandinista, cuyo piloto realizaba un vuelo de entrenamiento, percatándose que los aviones traían bombas y cohetes. Al percibir la intercepción los dos aviones huyeron, uno hacia el Golfo de Fonseca y el otro hacia Honduras, siendo perseguido hasta la frontera aérea norte.

El más cruel de los últimos ataques se registró el 24 de julio cuando 100 contrarrevolucionarios cruzaron desde Honduras y atacaron el pueblo de San Francisco del Norte a 12 kilómetros dentro de territorio nicaragüense. En ese lugar no hay ningún puesto militar y la defensa asumía por 30 o 40 pobladores integrados a las milicias; quince de estos campesinos fueron asesinados y mutilados incluyendo a ocho que fueron previamente torturados. Otros ocho campesinos fueron secuestrados y llevados a Honduras. Los atacantes pintaron las siglas FDN (Frente Democrático Nicaragüense) en las paredes de varias casas. Dentro del edificio municipal fue pintada una cruz esvástica y consignas como: "con Dios y el patriotismo derrotaremos al comunismo". Según el testimonio de los pobladores, uno de los campesinos fue torturado para que gritara consignas contrarias al Gobierno sin lograr resultado positivo, por lo cual fue asesinado.

El mismo día el Canciller nicaragüense, Padre Miguel D'Escoto visitó el lugar del ataque acompañado de los embajadores de Francia, Venezuela, México y Honduras. Esa misma noche, el embajador de Honduras en una rueda de prensa manifestó que el ataque había sido un hecho deplorable aunque no porque los atacantes provinieran de Honduras puede considerarse como prueba de complicidad de su país.

Varias horas después del ataque (las comunicaciones habían sido cortadas por los atacantes) el ejército localizó a parte del grupo a 600 metros de la frontera (del lado nicaragüense) generándose un combate donde murieron 3 soldados sandinistas y otros 4 fueron heridos. Uno de los soldados heridos nos explicó que vieron claramente a los soldados hondureños del otro lado de la frontera que habían disparado morteros hacia este lado y que esperaban en camiones a los atacantes.

La respuesta popular

Con respecto a los enfrentamientos de Seven Benk, algunos voluntarios que trabajan en la Costa Atlántica nos dijeron que los pobladores de los asentamientos estuvieron muy conmocionados pues pudieron oir los disparos.

Los pobladores en el norte nos dijeron que hay muchos "contras" en las montañas. En zonas cercanas a la frontera algunas familias que vivían aisladas han comenzado a trasladarse y a constituir pueblitos para protegerse mejor.

Una religiosa en San Juan de Limay, a 20 kilómetros de San Francisco del Norte nos comentó que la gente estaba muy afectada por los acontecimientos del pueblo vecino ya que tenían parientes y conocidos allí. En San Juan especialmente los mayores y las madres tenían mucho miedo. Otros tenían ira y decidieron consolidar la defensa civil conjuntamente con las milicias.

En Zelaya Sur un sacerdote norteamericano debió abandonar su parroquia ante las amenazas de muerte que había recibido (al igual que sus fieles) de parte de las bandas quienes los instigan a no participar en ninguna tarea popular tal como la educación de adultos o las jornadas populares de salud. Estas amenazas se produjeron el mismo día del asesinato de un delegado de la palabra y líder de las organizaciones de masa de la comunidad.

Muchos de estos ataques se han efectuado con el pretexto religioso de "derrotar al comunismo". Varios pastores y laicos especialmente en Zelaya Norte han estado involucrados en estas acciones lo que ha motivado una mayor desconfianza de parte del Gobierno hacia las sectas religiosas. Tanto el CEPAD (Comité Evangélico Pro-Ayuda al Desarrollo) como la Iglesia Morava han denunciado a estos individuos.

La "Contra"

¿Quién o qué es la contrarrevolución? ¿Cómo se distingue entre crítica legítima y actitud contrarrevolucionaria? ¿Todos los individuos que han abandonado el país son contrarrevolucionarios? Es bastante claro que aquellos grupos que han iniciado una tarea militar para derrocar al gobierno se pueden caracterizar objetivamente como "contras". Además, los socios o colaboradores de éstos en el terreno político o diplomático también pueden ser considerados como contrarrevolucionarios por el gobierno nicaragüense y por la mayoría del pueblo.

Distintos portavoces sandinistas han definido los "contras" como aquellos que trabajan para destruir el proceso revolucionario, por cualquier método, a diferencia de aquellos que efectan crítica a través de los canales legales con el fin de eliminar errores y fallas y de mejorar el proceso.

Ante la acentuación de las presiones externas contra Nicaragua es muy probable que se de por criterios de seguridad nacional, una reducción del espacio de la oposición y una disminución de las posibilidades de expresar críticas. Es casi imposible tener un panorama claro de la "contra" tanto en su significación interna como externa. Por cuestiones de seguridad, tanto el gobierno como los organismos de Seguridad no pueden brindar todos los datos al respecto. Esto da lugar, en ciertas ocasiones, a especulaciones y rumores, denominados aquí "bolsas". Sin duda, en los últimos tiempos, las bolas (en su mayoría negativas y alarmistas) son parte de una campaña desestabilizadora que busca la confusión y el divesionismo de la población.

A. Los grupos contrarrevolucionarios organizados

Algunos representantes del gobierno han declarado recientemente que se calculaba que alrededor de 1000 contrarrevolucionarios armados operan en el país, muchos de los cuales han cruzado la frontera en el último tiempo, viniendo de los campamentos de entrenamiento de Honduras. Se distinguen varios grupos organizados diferentes:

- Legión 15 de septiembre:

Es tal vez el primer grupo que se formó luego del triunfo de julio de 1979. Fue organizado por los ex-guardias somocistas que huyeron a Honduras y se ubicaron principalmente en la Mosquitia hondureña al otro lado del río Coco. Operan una radio clandestina, la "15 de septiembre" cuyas ondas pueden sintonizarse en la Costa Atlántica y en buena parte del norte nicaragüense.

- Misurasata:

La Legión está ligada a Steadman Fagoth, líder de la exorganización Misurasata. Fagoth conservó el nombre de dicha organización luego de fugarse a Honduras. Un asistente que trabaja con los refugiados miskitos en Honduras dijo que al regreso de su viaje a EEUU. Fagoth se jactó por el sostén económico recibido allí. Este viaje que realizó en marzo de 1981 fue organizado por el Consejo Americano de Seguridad y Fagoth fue atendido directamente por personal de la Embajada norteamericana en la ONU.

Fagoth ha cooperado con la Legión y utiliza frecuentemente su radio. Tiene estrecha ligazón con los militares hondureños según ha aparecido en distintos medios informativos, especialmente con el Mayor Leonel Luque, jefe militar en el área. En diciembre pasado Fagoth y Luque resultaron heridos al accidentarse un avión militar en el cual viajaban. El 18 de junio de 1982, el periódico hondureño Tiempo informó que Fagoth fue visitado por Edén Pastora en Puerto Lempira, en la base militar del Mayor Luque.

- Brooklyn Rivera:

Una figura enigmática en el cuadro de la contrarrevolución. Inicialmente se desempeñó como vicedirector de Misurasata y después de la huida de Fagoth, asumió el cargo de director de la organización hasta que finalmente también abandonó el país. Al llegar a Honduras, intentó establecer su propio liderazgo en el refugio de Mocorón. En abril fue detenido por los militares hondureños, hecho que fue interpretado como una maniobra de Fagoth para eliminar la competencia. Después de este incidente, Rivera se dirigió a los EEUU invitado por el Centro de Recurso de Derecho Indígena (Indian Law Rosource Center) prosiguiendo una gira en ese país y posteriormente a Europa. Se presentó como representante de los miskitos (según él, nombrado como tal en el "Consejo de Ancianos") y señaló que su intención era "negociar" sus diferencias con los sandinistas. A partir de entonces se distanció de Fagoth. Según el periódico alemán "Die Tageszeitung" del 7 de junio del presente año, Rivera, estuvo recientemente en Alemania donde se reunió con Edén Pastora y otros nicaragüenses que han abandonado el país. Fuentes cercanas a los miskitos señalan que la influencia de Rivas es mínima, en tanto que todavía Fagoth sigue dirigiendo grandes grupos especialmente en Honduras (aún en el campamento de Mocorón). Fagoth resultó herido en un atentado atribuido a los partidarios de Rivera, evaluándose que una vez que se restablezca se quedará en la base militar de Puerto Lempira.

- UDN-FARN

La UDN (Unión Democrática Nicaragüense) y su brazo armado FARN (Fuerza Armadas Revolucionarias Nicaragüenses) fueron formadas en 1980 por conservadores disidentes conducido por Fernando y Edmundo Chamorro Rapaccioli. En Enero pasado, la Seguridad del Estado descubrió un complot para volar la refinería de petróleo y la Cementera. William Baltodano, miembro de UDN, confesó su participación en el complot señalando que oficiales militares de la Fuerza armada Argentina contribuyeron con $50,000 con su proyecto. En las declaraciones de Baltodano también apareció implicado un miembro del servicio de inteligencia militar hondureña y miembro de las Fuerzas especiales de ese país. Al mismo tiempo mencionó viajes a los EEUU en donde los hermanos Chamorro Rapaccioli sostuvieron reuniones con Thomas Enders del Departamento de estado de los EEUU y otros funcionarios de la Administración Reagan. También se refirió a la compra de armas en Florida destinadas aparentemente a la Unidad de Fuerzas Especiales del Ejército de Honduras para ser distribuidas posteriormente a los contrarrevolucionarios en Honduras. Según el Miami Herald del 23 de marzo "fuentes de la UDN confirmaron todos los elementos importantes del testimonio de Baltodano".

- ELN (Ejército de Liberación de Nicaragua)

Es otro grupo reducido formado por ex-guardias somocistas y dirigido por Pedro Ortega, ex-socio de Somoza. Este grupo opera principalmente desde Costa Rica.

- FI. (Frente Interno)

Es un grupo organizado en bandas poco numerosas que realiza sus actividades dentro de territorio nicaragüense.

- EDN: El 11 de agosto de 1981

Según el Miami Herald, se estableció una alianza de las UDN-FARN con a Legión 15 de Septiembre y con Misurasata constituyendo la FDN (Fuerza Democrática Nicaragüense), dirigida por Orlando Bolaños. Posteriormente se supo que fuertes discrepancias entre ellos motivaron aparentemente la separación de la UDN-FARN de la FDN. La FDN en un "campo pagado" en el diario La Opinión de Los Angeles publicado en español, se atribuyó la voladura de dos puentes en el norte de Nicaragua el 14 de marzo. Este istmo grupo aparece implicado en la masacre del 24 de julio en San Francisco del Norte.

- MDN.

Alfonso Robelo, líder del disuelto partido de la oposición MDN (Movimiento Democrático Nicaragüense) salió del país en abril y desde entonces ha manifestado su intención de aliarse con distintos grupos armados. Señaló que consideraría la posibilidad de unirse con Edén Pastora y también expresó. (Según Inforpress Centroamericano del 24 de julio pasado) su apertura a colaborar con, al menos, algunos sectores de la ex-guardia somocista.

- FRS

El 15 de abril pasado, Edén Pastora conocido como "Comandante Cero" anunció la formación del FRS (Frente Revolucionario Sandinista) justo diez meses después de haber salido de Nicaragua para "unirse a otras luchas revolucionarias". En la rueda de Prensa dada en Costa Rica el 15 de abril, juró echar a los miembros de la Dirección Nacional del Frente Sandinista a balazos y sacar del país a todos los extranjeros. Posteriormente la Agencia APIA retomó sus declaraciones: "Esta vez no solamente estaré en el Frente Sur, voy a conspirar desde Honduras, voy a ir a la Costa Atlántica, a las ciudades del Pacífico...".

En una carta publicada en el New York Times el 14 de julio firmada por Pastora, éste señalaba que su movimiento resistiría cualquier incursión somocista en Nicaragua viniera de donde viniera, y denunciaba la contrarrevolución como dañina a la causa de la democracia. Sin embargo, Daniel Ortega respondiendo a una pregunta que le fue formulada en su reciente viaje a Madrid, señaló que en Nicaragua hay solamente una revolución y tarde o temprano habrá solamente una contrarrevolución y sin duda Pastora terminará al lado de los Somocistas luchando contra la revolución.

El mismo día del brutal ataque en San Francisco del Norte, José chicano Cardenal, coordinador de la FDN, dijo en Costa Rica - según los cables de la UPI - que estaba tratando de unificarse con Pastora y Robelo en su lucha para derrocar al gobierno sandinista. Al día siguiente en el diario La Nación de San José, Pastora negaba todo tipo de alianza con Cardenal indicando que "mientras exista la genocida guardia nacional en el norte de Nicaragua" disolvería el FRS. Así mismo denunció como un atentado irresponsable de Cardenal el "meter en la misma bolsa revolucionarios progresistas ex-guardias y contrarrevolucionarios con lo que se precipitaría una intervención imperialista en el área".

A pesar de su inconsistencia ideológica, Pastora goza de cierta credibilidad en los EEUU y Europa, especialmente entre los grupos social-demócratas porque mientras en Nicaragua es calificado como traidor a su pueblo aun por algunos críticos del proceso, la imagen que proyecta en el exterior es la de un moderado. Según un artículo del "New York Magazine" el 3 de mayo, un diplomático estadounidense comentó: "Estamos inclinados por el Comandante Cero, no hay duda. No sé si le damos dinero pero no me sorprendería. El es nuestro hombre".

Papel de Honduras en Centroamérica

El Ministro del Exterior Miguel D'Escoto señaló que los EEUU tratan de convertir a Honduras en el "Israel de América Central". Hay clara evidencia de que Honduras está empezando a funcionar como la policía de los Estados Unidos en el área centroamericana. El General Nutting de los EEUU dijo públicamente que hay 120 asesores norteamericanos en Honduras incluyendo técnicos militares, asesores y "Boinas Vedes" (tropas contra-insurgentes) 79 de los cuales han participado en las maniobras militares según fue admitido por el Departamento de Estado.

Raymond Bonner citó en "The New York Times" el 8 de julio a un oficial hondureño quien manifestó: "No podemos tener un gobierno socialista en Nicaragua. O nosotros o ellos". El oficial continuó diciendo que la Fuerza Aérea Hondureña estaba lista para bombardear un puerto nicaragüense pero que EEUU los disuadió.

Honduras, el segundo país más pobre en el hemisferio oeste, con un 60% de su economía dominada por Castle & Cook (Standard Brands), United Brands y Chase Manhattan Bank, está teniendo un incremento en actividades guerrilleras y la estar político, si bien no alcanza los índices de El Salvador y Guatemala. El General Gustavo Alvarez jefe militar de Honduras parece no preocuparse con el creciente malestar interno. Según la revista canadiense Mc. Cleans, Alvarez comentó: "El campesino hondureño quizás tenga tanta hambre como el campesino salvadoreño. La diferencia está en que el campesino hondureño no es consciente de que tiene hambre".

Por su situación geográfica privilegiada (en el centro de Centro América) ha centralizado toda la atención de los EEUU Atención enmarcada en la política de la administración Reagan para Centroamérica de responder a los problemas del área con un aumento de ayuda militar para luchar contra "la amenaza comunista" que según afirman, se está exportando a la zona desde Rusia vía Cuba y Nicaragua.

No todos los funcionarios de gobierno de los EEUU comparten la idea de que el supuesto terrorismo exportado por Rusia es la causa de los problemas de la región. En la presentación del presupuesto del Congreso para 1982, el representante de la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) señaló que el malestar regional en Centroamérica "tiene como base la distribución injusta de ingresos y riquezas lo cual ha sido una característica de la región desde mucho tiempo atrás, así como a la incapacidad o aversión de los gobiernos para acabar con esa injusticia".

A. Ayuda de Estados Unidos a la contrarrevolución

La ayuda militar de los EEUU ha pasado de $3,53 millones de dólares en 1980 a 15,3 millones propuesto para 1983 más otra partida de $17 millones propuesta por la CIB (Iniciativa de Cuenca del Caribe) para 1982. De esta forma Honduras tiene el privilegio de ser el tercer país de América Latina que recibe mayor ayuda militar de los EEUU. La Administración Reagan propuso además $21 millones para acondicionar tres pistas que puedan ser utilizadas tanto por aviones militares hondureños como por los jets de caza americanos.

El 30 de junio el Senador Pell de Rhode Island se refirió al caso indicando que "Esta propuesta tiene implicaciones graves en la política exterior de los EEUU (con una clara repercusión en el creciente malestar que existe en A. Central) tal acción muestra al mundo y especialmente a A. Central y el Caribe que ciertamente los EEUU planifican una intromisión más profunda e incluso intervención militar directa".

Según la coalición para una Nueva política externa y Militar, actualmente Honduras tiene la mejor fuerza aérea en la región, con 12 jets Super Mystere, 6 aviones de caza A-37 y 20 helicópteros Huey. Un periodista inglés reportó aquí que había recibido información de cuatro fuentes diferentes incluyendo algunas militares, según las cuales la ayuda militar de los EEUU sobrepasa los 100 millones de dólares. Esto parece indicar que los 19 millones destinados a desestabilizar a Nicaragua, es solamente una parte de lo que en realidad están canalizando.

En From Gunboats to Diplomacy (De los Cañoneros a lo Diplomático) que recoge un conjunto de investigaciones preparadas para el Comité de política de los Demócratas en el Senado de los EEUU, Ricard L. Millett escribe: ... "la responsabilidad de Honduras en las acciones de los EEUU contra Nicaragua... levanta el espectro de una guerra regional, hace imposible los esfuerzos para la recuperación económica de la región y, especialmente con la intromisión de militares argentinos, pone en peligro el frágil balance de relaciones civiles-militares".

B. Los refugiados

Honduras es un país no siempre seguro para los refugiados de países vecinos. Según testimonios e información directa, hay una diferencia evidente en la forma de tratar a los refugiados salvadoreños y a los 12,000 refugiados miskitos. Mientras los primeros viven en condiciones marginales, los miskitos gozan de atención adecuada, e incluso se les permite salir del campamento en las noches.

Según el director de una de las agencias humanitarias, el liderazgo de los refugiados miskitos (aproximadamente 8,500 en el campamento y 2,000 en poblados de la zona), está efectivizado por "contras" que viven fuera del campamento. Al mismo tiempo se sabe que los "contras" utilizan dos vehículos militares hondureños, y si bien al principio toda la actividad contrarrevolucionaria parecía autobastecerse, se ha probado la llegada de aviones desde Tegucigalpa cargados con gran cantidad de materiales. También se ha constatado que el abastecimiento de la ONU destinado a los refugiados, es desviado por los militares hondureños al campamento contrarrevolucionario ubicado en Rus Rus.

En el Campamento Mocorón, los refugiados quisieran trasladarse a una zona lejana de la frontera,pero los contrarrevolucionarios, los militares hondureños y sus asesores norteamericanos no están de acuerdo. Las razones son evidentes: el refugio les sirve como una acusación continua contra el gobierno de Nicaragua al mismo tiempo que dadas las condiciones de vida y atención, en ese campamento estimula el reclutamiento de nuevos "contras".

C.Las maniobras militares Honduras-Estados Unidos

Los EEUU actualmente conducen maniobras militares conjuntas, denominadas "Despliegue Combinado". En estas maniobras que se iniciaron el 26 de julio y están programadas para tres semanas, aviones tipo C-130 de la fuerza aérea estadounidense de la base de Panamá, han transportado tropas hondureñas y materiales de comunicación desde Tegucigalpa hasta Puerto Lempira. El área donde se están efectuando las maniobras, es la zona donde están ubicados varios de los campamentos contrarrevolucionarios en territorio hondureño. La prensa hondureña ha desplegado en las últimas semanas una campaña en la que se acusa a Nicaragua como país agresor. En este marco, un oficial hondureño señaló: "Estamos preparándonos para la guerra".

Ultimamente ha aumentado considerablemente la actividad anti-terrorista y el General Alvarez reiteradamente acusa al FMLN de El Salvador y al gobierno sandinista de Nicaragua de ser los causantes de los problemas internos de Honduras. En una entrevista en la TV mexicana citada por el diario hondureño Tiempo, afirmó: "No es cierto que la injusticia social es la causa de la violencia" y también señaló que no tendría objeción a una intervención en territorio hondureño por parte de los EEUU para ayudar a defenderse de la "agresión rusa vía Cuba".

Perspectivas a corto plazo

La situación en Nicaragua es muy tensa y la posibilidad de evitar una invasión abierta disminuye. Nicaragua sigue presionando para lograr un patrullaje conjunto de la frontera hondureño-nicaragüense, sin resultados positivos.

Según un artículo del 18 de julio en el Washington Post la administración Reagan, admite privadamente que quiere aplazar las negociaciones hasta que los problemas económicos y políticos de Nicaragua le agudicen de tal forma que fuerce a los sandinistas a negociar en una relación de fuerza desfavorable. Si bien las agresiones verbales de los EEUU hacia Nicaragua han disminuido con la salida de Alexander Haig, las acciones desestabilizadoras han crecido con un apoyo más amplio y abierto a las fuerzas anti-sandinistas.

Según "The Nation" el 6 de marzo del presente año, el Secretario de Estado para asuntos Interamericanos, Thomas Enders, dijo a los miembros del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado, que la CIA suministró en forma encubierta, dinero y armas a los ex-guardias. Indicó también que los fondos fueron canalizados por países amigos de A.L. El propósito según el mismo Enders, es desestabilizar a Nicaragua mediante el apoyo a disidentes dentro y fuera de Nicaragua.

¿Qué se pretende con todo esto? El 23 de marzo el Miami Herald señaló que la unión efectiva de los grupos contrarrevolucionarios para una invasión bien financiada tendría como resultado el derrocamiento del gobierno nicaragüense. El obstáculo principal como es obvio, es la posibilidad de lograr esa cooperación efectiva. En este caso, EEUU se enfrenta a un problema semejante al que se dió en la operación de Bahía de Cochinos: grupos diversos, líderes ambiciosos y egoístas, poco claros políticamente, y desconocimiento del verdadero significado de la fuerza de un pueblo organizado.

Se debaten algunas otras posibilidades en las que puede desembocar la tensión actual. Una de ellas, la radicalización del proceso con lo que EEUU justificaría su intervención directa o indirecta para "salvar el área de convertirse en otra Cuba". Ciertos analistas de entro y fuera de Nicaragua especulan con que esto es precisamente lo que trata de provocar Estados Unidos para invalidar el actual modelo nicaragüense de economía mixta, pluralismo político y no alineamiento e impedir que se convierta en una alternativa válida para otros pueblos de América Latina.

Por otra parte continúan las provocaciones tendientes a empujar a que Nicaragua de una respuesta militar que ser utilizada como justificativo para una intervención armada. Aún algunos observadores norteamericanos que aceptan la teoría de "la amenaza comunista" ven fallas serias en la actual política estadounidense. Robert Pastor, miembro del Consejo de Seguridad Nacional en la Administración Carter escribió en el "Atlantic Monthly" de junio: "Ha pasado mucho tiempo del momento en que EEUU pudiera traer estabilidad política a la región; todo lo que podemos hacer ahora es contribuir al problema mostrando la falta de voluntad de negociar, el entusiasmo demostrado por amenazas y confrontaciones militares inútiles, la inclinación por dar respuestas militares a problemas políticos, la preferencia al unilateralismo en lugar de la cooperación regional. O bien, los EEUU pueden buscar la justicia social y económica mientras resisten al comunismo, pueden condenar violaciones a los derechos humanos mientras denuncian al terrorismo apoyado por Cuba, y pueden promover la democracia y tratar de despolitizar lo militar".

Nicaragua ha aprendido de su propia historia a ver con aprensión la presencia de los EEUU en la región. América Central y el Caribe han sufrido 34 incursiones militares norteamericanas desde 1898 (7 de ellas a Nicaragua). Tropas norteamericanas ocuparon parcial o totalmente a Nicaragua durante 23 años y la controlaron por muchos más económica y políticamente. También es claro que los nicaragüenses no aceptarán doblegarse ante las amenazas estadounidenses. Tanto Daniel Ortega como Sergio Ramírez han declarado durante la semana pasada que la respuesta a la agresión creciente será "armarse hasta los dientes" y obtener las armas de donde sea para defenderse.

Lars Schoultz en un artículo sobre Nicaragua en "From Gunboats to Diplomacy" dice: "La historia demuestra que la manera más eficaz de convertir a Nicaragua en una amenaza para la seguridad nacional es empujar a los sandinistas, como empujamos a Castro hacia un rincón. Los nicaragüenses, virulentamente nacionalistas no van a capitular a las presiones de los Estados Unidos. Cortarles la ayuda significará que van a prescindir de ella o la encontrarán en otro lado. Armar y defender a sus enemigos somocistas y después negarles las armas determinará que las encuentren en otro lugar. Desestabilizar su economía significará que la reorienten para minimizar los efectos de esa desestabilización. Invadir su territorio hará que luchen hasta sus últimas consecuencias y que en el proceso acepten como aliado a cualquier país que les ayude a defender su revolución. Hemos recorrido este camino antes y sabemos que conduce a un desastre en la política externa".

La Administración Reagan no ha tenido hasta ahora en cuenta a la opinión pública ni de dentro ni de fuera de su país. pero cuanto más y más gente vea la necesidad de oponerse a una intervención en Centroamérica, cuanto más y más encuentren la relación entre la disminución de las prestaciones sociales en los EEUU y el aumento del gasto militar y cuanto más y más la situación centroamericana arriesgue la posibilidad de un holocausto nuclerar, entonces tal vez los EEUU enfrenten a una opinión pública que no se podrá ignorar. La buena voluntad y la protesta política de los pueblos del mundo son algunas de las únicas esperanzas y la protesta política de los pueblos del mundo son algunas de las únicas esperanzas para los que viven la amenaza de una guerra regional en América Central.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Nicaragua: situación interna

Nicaragua
El Movimiento sindical en Nicaragua

Nicaragua
La invasión silenciosa
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web