Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 65 | Noviembre 1986
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Noticias del mes

Equipo Nitlápan-Envío

"YA NO SOMOS UNA REPÚBLICA BANANA"


El 21 de octubre, el gobierno de Nicaragua anuncio que había demandado a la transnacional Standard Fruit Company por $35 millones, monto de los daños sufridos por el rompimiento unilateral del contrato que la compañía firmó con el gobierno nicaragüense en 1981.

Standard Fruit comenzó a operar en Nicaragua en 1970, con 16 plantaciones de banano. A través de socios locales, la compañía controlaba toda la producción bananera de Nicaragua ofreciendo a sus 3.800 trabajadores salarios muy bajos y pésimas condiciones higiénicas. Hasta diciembre de 1980 la Standard Fruit comercializó el banano nicaragüense con la marca "Dole", pero al cumplirse un año del triunfo revolucionario, la compañía dejó de operar en Nicaragua, evitando así el cumplir con los nuevos requisitos laborales impuestos por el gobierno revolucionario.

En enero de 1981 una delegación del gobierno nicaragüense, presidida por el Ministro de Reforma Agraria Jaime Wheelock, renegoció en San Francisco (California), los términos de un nuevo acuerdo. Por él, la Standard Fruit se comprometía a comprar el banano nicaragüense durante cinco años más, tiempo durante el cual los activos nicaragüenses serían transferidos al gobierno a través de una deducción del precio de cada caja de banano que la Standard comprara. El acuerdo sería controlado por una auditoría comercial.

Sin embargo, el 25 de octubre de 1982, la compañía notificó el cierre definitivo y unilateral de sus operaciones en Nicaragua, alegando entre otras razones la caída del precio del banano en el mercado internacional. A la par, la compañía transnacional presentó una demanda ante la Overseas Private Investment Corporation (OPIC), afiliada al Departamento de Estado de Estados Unidos, reclamando una indemnización de $3 millones por haberle sido "expropiados" en Nicaragua sus activos. Este reclamo de la Standard Fruit ha estado pendiente por más de 3 años y para dentro de muy poco se espera un fallo.

Nicaragua niega haber "expropiado" a la compañía y confía en una fallo favorable de la OPIC. Y tomando ahora la iniciativa en el terreno judicial, ha entablado en la Corte del Distrito de San Francisco la demanda contra la Standard Fruit and Castle & Cook. Según el gobierno de Nicaragua, la Standard debe la cantidad global de $35 millones, como pago por la producción restante que no compró y tenía que haber comprado y por una cantidad de banano que se entregó y nunca pagó ($2 millones). "Nicaragua dejó de ser una república bananera en 1979", dijo el Ministro de Reforma Agraria al anunciar la sorpresiva demanda judicial. Por otra parte, y en la misma línea de clarificar las relaciones con las compañías que actuaron en Nicaragua en tiempos de Somoza, Nicaragua y la compañía minera Neptuno Mining volvieron a reunirse en Managua para conciliar sus respectivos reclamos. La Neptuno explotó minas de oro y plata de Bonanza, en la Costa Atlántica, durante 40 años. En 1979, el gobierno revolucionario nacionalizó las minas, como una de las primeras medidas económicas, destinadas a recuperar el control sobre los recursos naturales. Desde entonces, la Neptuno reclama a Nicaragua una indemnización por $10 millones. Nicaragua reclama a la Neptuno una cantidad muy superior por impuestos fiscales no pagados durante los años de somocismo. Las dos partes acordaron llegar a un arreglo y nombraron al ex-presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, como árbitro, aceptando éste ese papel. En enero/87 ambos partes presentarán sus argumentos definitivos y después de 60 días se espera el fallo.

Una negociación análoga lleva adelante Nicaragua con otra compañía minera, la Rosario Mining, que operó en las minas de Bonanza y de Siuna. Aiste a Nicaragua en todos estos juicios el abogado estadounidense Paul Reichler, asesor de Nicaragua en la demanda presentada contra Estados Unidos en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

AYUDA NICARAGüENSE A EL SALVADOR


"Denle mis mejores saludos al Comandante Ortega", le dijo un paciente salvadoreño al Dr. Pedro Vallecillo, responsable de la brigada médica nicaragüense que voló a El Salvador el 11 de octubre para ayudar a las víctimas del terremoto que sacudió a San Salvador el 10 de octubre y dejó como saldo 1.500 muertos, 30 mil heridos y más de 200 mil damnificados.

Nicaragua envió a El Salvador plasma sanguíneo, medicinas, frazadas y la colaboración de 10 médicos y 4 enfermeras. Vista inicialmente con ciertas sospechas por el gobierno salvadoreño, que impidió al avión nicaragüense aterrizar en el mismo aeropuerto a donde llegaba la ayuda internacional y los periodistas, la brigada empezó a trabajar inmediatamente que pasaron las horas de "control". Inicialmente, los nicaragüenses fueron asignados a un centro de salud, atendiendo a los heridos junto a personal de la Cruz Roja Salvadoreña. Luego, prestaron sus servicios en dos de los barrios populares más afectados por el sismo, en los cuales, durante los primeros cuatro días después del terremoto, no había llegado ningún tipo de ayuda. La brigada regresó a Nicaragua el 25 de octubre.

El Presidente salvadoreño José Napoleón Duarte aceptó la ayuda nicaragüense, pero rechazó la solidaridad cubana. El gobierno de Cuba quiso enviar a El Salvador un hospital de campaña completo provisto de 100 camas, con capacidad para atender a 400 pacientes y para realizar más de 30 intervenciones quirúrgicas diarias. Con el hospital se desplazarían a El Salvador 43 médicos y enfermeros cubanos. "Hasta Somoza aceptó en 1972 la ayuda de Cuba", se comentó en Managua.

BENEFICIOS PARA LOS JÓVENES QUE CUMPLEN EL SERVICIO MILITAR, "LOS CACHORROS"


Como una forma de recompensar a los jóvenes que terminan de cumplir dos años de servicio militar -"cachorros" se les llama popularmente en Nicaragua- se les entregará un carnet de desmovilizados, con el que tendrán preferencia en los proyectos de reforma agraria, en los centros de estudio y en el acceso a becas, en la asignación de lotes para la construcción de sus casas, etc. El carnet les permitirá también el uso gratuito del transporte colectivo y la entrada gratis a cines, espectáculos culturales y deportivos. Este carnet tiene una validez de 3 años. Para los que han quedado discapacitados o inválidos a causa de la guerra, el carnet durará de por vida.

COMERCIO BRASIL-NICARAGUA


Nicaragua reanudó sus importaciones de Brasil, principalmente maquinaria agrícola e industrial, barcos pesqueros y materiales de construcción. "Brasil tiene todo lo que Nicaragua necesita a precios competitivos y de buena calidad", dijo el embajador nicaragüense en Brasil, Jorge Jenkins.

EMPIEZA LA COSECHA CAFETALERA


La cosecha cafetalera 86/87 se anuncia abundante y de buena calidad. De los 960 mil quintales que se prevé recoger, 800 mil serán destinados a la exportación, esperándose con ellos un ingreso de divisas de unos $160 millones. Está previsto que una pequeña parte de la cosecha sea adquirida por los países socialistas a precios preferenciales, mucho más altos que los del mercado, que oscilan actualmente entre los $180 y los $200 por quintal. Este año el aporte que tradicionalmente han prestado los cortadores voluntarios -estudiantes y empleados públicos- se verá reducido sensiblemente, con el objetivo de que sean cortadores experimentados los que aseguren una mayor calidad en la recolección. Se tratará, por medio de algunos incentivos, que sean los cortadores tradicionales de cada región los que cubran las necesidades de la cosecha en cada zona. El precio ofrecido por el Estado a los productores este año de 40 mil córdobas por quintal más $10 de incentivo y premios de calidad que oscilan entre 2 mil y 7 mil córdobas. A los productores que reciban incentivos en dólares, el gobierno les facilitará la adquisición de vehículos en condiciones favorables.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Hasenfus: la prueba

Nicaragua
Nueva Constitución un debate pluralista

Nicaragua
Los mískitos en la propaganda Reagan

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web