Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 448 | Julio 2019
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Noticias Nicaragua

PERSECUCIÓN RELIGIOSA (1)

A finales de mayo, el obispo de Estelí Abelardo Mata viajó a Estados Unidos para reunirse con la diáspora nicaragüense en varias ciudades de EEUU. En Washington, Mata fue invitado el 30 de mayo a una reunión con el Vicepresidente Mike Pence, quien se mostró muy interesado en conocer de primera mano la situación de asedio, amenazas y persecución que padece la iglesia católica de Nicaragua. “Pence quiso escucharme directamente, y a través de mi persona, agradecer a la iglesia católica todo el trabajo que hacemos por la paz y por la defensa del pueblo. Querían también escucharme para corroborar las informaciones que ellos tienen”, dijo el obispo, quien también se reunió con Sam Brownback, embajador de EEUU para la libertad religiosa internacional, a quién le informó sobre el asedio y acoso que sufre la Iglesia en Nicaragua. “Con él fue una conversación larga y muy profunda para plantear muy concretamente las cosas que estamos viviendo en el país. Le expresé que la libertad religiosa en Nicaragua está maniatada. Le dije que yo mismo no puedo salir tranquilo y si me muevo a algún lugar lo tengo que hacer a escondidas. Le dije que es terrible lo que vivimos porque el régimen está envenenando el corazón de la gente contra nosotros, los religiosos, sacerdotes, obispos y delegados de la palabra”.

PERSECUCIÓN RELIGIOSA (2)

El 21 de junio el secretario del Departamento de Estado de EEUU, Mike Pompeo presentó el informe anual sobre la libertad religiosa en el mundo. El informe enumera en detalle varios episodios violentos sufridos por la jerarquía y el clero católico nicaragüense. Se refiere al ataque de paramilitares contra la iglesia de la Divina Misericordia en Managua, a las amenazas y persecución contra el obispo Silvio Báez, al asedio constante en contra del sacerdote Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel de Masaya, a la agresión de turbas sandinistas en Diriamba contra los obispos.Menciona “incidentes de vandalismo y profanación de objetos sagrados en iglesias católicas de todo el país”. Y se refiere también a la manipulación que hace el gobierno de “festividades religiosas, símbolos religiosos y lenguaje religioso para promover su agenda política”. El informe fue publicado antes de últimos eventos, como el ataque que sufrió la catedral de León, apedreada por turbas del orteguismo cuando concluía una misa en celebración de la excarcelación de los presos políticos de esa ciudad. O a los continuos ataques armados que vienen realizando desde hace meses policías antimotines, contra pequeños grupos de jóvenes que se manifiestan en los atrios de la catedral de Managua.

SIN PRECEDENTES

“Es sumamente preocupante, es realmente trágico el proceso por el que han pasado un número altísimo de nicaragüenses, que han sido objeto de detenciones ilegales y arbitrarias, después detenidos y sometidos a malos tratos, a veces hasta torturas, y luego procesos muy alejados de las garantías de un proceso justo. No tiene precedentes en la historia reciente de América Latina ver a un universo tan alto de personas sometidas a detención y a procesos penales, con un cúmulo de violaciones al debido proceso. Nunca habíamos visto tantas violaciones acumuladas en un solo país”. (Joel Hernández, Relator de Derechos de los Privados de Libertad de la CIDH).

DEFENSORES DEL PUEBLO

A inicios de junio, Julio Montenegro, representante de más de 60 presos políticos, organizó con otros tres abogados, que trabajaban hasta entonces en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), un nuevo equipo de abogados voluntarios, que brindarán servicios gratuitos. Lo llamaron “Defensores del Pueblo”. Montenegro explicó que el cambio busca evitar las “complejidades administrativas que limitaban la divulgación de algunos casos”. En junio, Montenegro participó en Medellín en un foro organizado en el contexto de la Asamblea General Ordinaria de la OEA, titulado “Justicia internacional en las Américas y sus desafíos para la prevención de crímenes de lesa humanidad”. En ese espacio Montenegro informó sobre la situación en Nicaragua y con ironía afirmó: “Éramos el país más seguro del continente… y de repente fuimos el país con más terroristas del mundo”. Buena parte de los presos políticos fueron capturados, encarcelados y acusados como “terroristas”. En el foro participó también Amérigo Incalcaterra, uno de los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que entre junio y diciembre investigó en Nicaragua los hechos de violencia ocurridos entre el 18 de abril y el 30 de mayo de 2018, concluyendo que el gobierno había cometido crímenes de lesa humanidad.

“NO HAY TORTURAS” /

Con seis años de retraso -debió presentarlo en 2013- el régimen de Ortega envió el 14 de mayo de 2019 al Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, un informe en el que rechaza que haya habido denuncias de torturas en Nicaragua desde 2008. Y precisa que a partir del 18 de abril, inicio de la rebelión cívica, se denunciaron sólo cinco casos ante la Fiscalía, que fueron desestimados por falta de pruebas. El informe contradice informes de las más reconocidas organizaciones internacionales de derechos humanos del mundo, incluida la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU. También, informes de organizaciones de derechos humanos nacionales, como el publica en Envío de junio con el título “Volviendo a ser humano”, elaborado por el Colectivo Nicaragua Nunca +, integrado por abogados nicaragüenses exiliados en Costa Rica. “El informe enviado por el gobierno es sólo la palabra del señor Ortega contra amplias y documentadas denuncias de torturas y violaciones de todo tipo de derechos humanos”. Ésa fue la reacción de Ramón Muñoz, presidente de la Red Internacional de Derechos Humanos, organización no gubernamental con sede en Ginebra.

PÉRDIDA DE BOSQUES

Del 2011 al 2018 se perdieron en Nicaragua por incendios, tala indiscriminada para el negocio de la madera y para dedicar tierras a pastizales para ganado, 1 millón 400 mil hectáreas de bosques en todo el país, informó Víctor Campos, director del Centro Humboldt. En ese período, las áreas dedicadas a pastos aumentaron de 4 millones 600 mil hectáreas a 6 millones 900 mil hectáreas. Del total de lo perdido, 34 mil hectáreas eran manglares y 280 mil pinares. “Los bosques pasan por su peor momento en Nicaragua”, dijo Campos, quien señaló que, sumados los presupuestos de todas las instituciones relacionadas con los recursos naturales del país, no llegan al 1% del presupuesto nacional. “Tan raquítico presupuesto es una muestra del nivel de prioridad que tiene en Nicaragua la gestión ambiental”, se lamentó.

NIÑAS EMBARAZADAS

El 29 de mayo se presentaron ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas cuatro casos de niñas latinoamericanas violadas y embarazadas. Dos son nicaragüenses. Una, de 13 años, violada por un sacerdote y otra por su abuelo en la Costa Caribe. Otra es de Guatemala -tenía 12 años cuando fue violada por un funcionario gubernamental- y otra, de Ecuador: también con 12 años fue violada por un familiar. Todas tuvieron que parir, sin que se les brindaran opciones para interrumpir ese embarazo forzado. América Latina tiene la segunda tasa más alta de embarazos adolescentes después de África y es la única región del mundo donde está aumentando la violencia sexual contra las niñas. La decisión de presentar estos cuatro casos ante la ONU pretende impulsar nuevos principios de derechos humanos. Obligar a una niña violada a continuar el embarazo es un trato cruel, inhumano y degradante. Debe respetarse la autonomía y capacidad de juicio de las niñas. La realidad del embarazo en niñas debe tratarse como discriminación de género, pues muchas niñas y mujeres no tienen acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. Debe respetarse el derecho a la integridad personal y las niñas que quieran abortar no deben ser tratadas como criminales. Debe incluirse el aborto en los servicios de salud y no en el código penal. Y debe respetarse el derecho a la vida de las niñas y cuando son menores de 14 años tienen cuatro veces más riesgo de morir en el parto.

MADRES DE ABRIL

AMA, la Asociación Madres de Abril, que ha organizado a las madres, hijas, hermanas, esposas, tías, también a hombres que son familiares, de los jóvenes asesinados a partir del 19 de abril de 2018, celebró en la UCA el 1 de julio su primer encuentro nacional para tomar decisiones, fortalecer su unidad y acordar cómo enfrentar en los distintos territorios la ofensiva desplegada por el régimen para atraerlas a que acepten lo que les ofrece la llamada Ley Integral de Atención a las Víctimas (becas, viviendas, cargos en las Comisiones de Paz surgidas de la ley y otros favores). El 30 de junio, un primer grupo de Madres de Abril se presentaron en la Corte Suprema de Justicia a interponer 26 recursos por inconstitucionalidad contra la Ley de Amnistía aprobada en la Asamblea Legislativa el 8 de junio, por considerar que las afecta como víctimas y no las representa, al dejar en la impunidad a quienes asesinaron a sus muchachos.

ASESINATO DE UN EX-CONTRA

El 27 de junio fueron asesinados en El Paraíso, Honduras, en la frontera con Nicaragua, el ex-combatiente de la Resistencia Nicaragüense Edgar Montenegro Centeno (56 años), conocido como “Comandante Cabezón”, y su hijo adoptivo, Jalmar Zeledón Olivas (31 años). Padre e hijo participaron en Wiwilí en las protestas azul y blanco y se refugiaron en Honduras por el acoso y las amenazas de policías y paramilitares orteguistas. Félix Maradiaga, del consejo político de la Unidad Azul y Blanco, acusó a la dictadura de mandar a matarlos en una emboscada y con armas de largo alcance. “Ese acto de sicariato del FSLN -dijo-, realizado por asesinos con mucha experiencia militar, demuestra el carácter sanguinario del régimen”. Desde 1990 han sido centenares los jefes de la Resistencia asesinados en circunstancias nunca investigadas ni esclarecidas.

DENNIS MARTÍNEZ

“Desde que me levanto hasta que me acuesto sigo todos los días la situación de mi país, siempre con la esperanza de que pronto veamos la claridad al final del túnel. Rezo para que se les suavice el corazón a las personas que no quieren ver las realidades que estamos viviendo… Hay que saber ganar y perder. Cuando vos estás viendo que no podés ganar o que ya diste lo que tenías que dar, hay que darles paso a los jóvenes, como en el beisbol. Yo, como persona pública, no me puedo aferrar a que tengo que seguir jugando de por vida, si ya no estoy rindiendo… Entonces, me tienen que sacar y tengo que aceptar. Retirarme y ya”. (en una extensa entrevista con “El Nuevo Diario”, 5-7 julio 2019).

DICEN LOS SANCIONADORES…

“Los sancionadores nos han hecho saber que el motivo de las sanciones es llevar a Ortega a una mesa. Nosotros haremos que esa mesa sea para negociar su salida. Mis palabras en el diálogo no han tenido caducidad. En cualquier mesa lo que se va a negociar es la salida de Ortega. Por elecciones adelantadas o por renuncia, no importa. Ésa es la exigencia que Nicaragua se ha trazado”. (Lesther Alemán, estudiante de 20 años, que lanzó un ultimátum a Ortega para que se rindiera en el primer diálogo nacional de 2018, en entrevista con “La Prensa”, 22 junio 2019).

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
¿Un ultimátum a la dictadura?

Nicaragua
Noticias Nicaragua

Nicaragua
40 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN NICARAGÜENSE ¿Pudo haber sido de otra manera?

Nicaragua
40 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN NICARAGÜENSE Cómo la vivieron las mujeres de un lado y del otro

Nicaragua
Brutal represión en las cárceles y abusos en los tribunales

Nicaragua
La inicua represión y la traición de la pareja Ortega-Murillo
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web