Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 401 | Agosto 2015
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

México

Pensamiento crítico contra “la hidra capitalista”

Los zapatistas nos convocaron a un seminario internacional que titularon “El pensamiento crítico contra la hidra capitalista”. Se celebró en los primeros días de mayo. Fueron jornadas intensas y llenas de pasión. Fueron voces de alerta contra los avances del capitalismo, que debemos detener con rebeldía, resistencia, organización y esperanza. He aquí un resumen de algunos de los pensamientos compartidos.

Jorge Alonso

En marzo de 2015, a pesar del incremento de la actividad militar y paramilitar contra la zona del EZLN, el zapatismo inició la organización de un homenaje a Luis Villoro y un seminario internacional con el título “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista” a celebrarse a principios de mayo. El Subcomandante Galeano difundió un comunicado en el que planteaba que para los zapatistas el pensamiento crítico tenía la tarea de ser centinela. Advirtió sobre el síndrome del vigía que se agota en su trabajo y ya no percibe el peligro. Compartió que el zapatismo miraba venir una catástrofe mientras otros seguían con sus mismos métodos de lucha. Por eso invitaba a un seminario o semillero para que otros dijeran lo que estaban viendo venir. A quienes invitaron les solicitaron que no les llevaran “modas, dogmas, pensamiento haragán, mentiras, sino palabra que provocara y alentara reflexión”.

LUIS VILLORO: UN CENTINELA

El 2 de mayo en el Caracol de Oventik hubo el homenaje a Luis Villoro y al maestro Galeano, asesinado por paramilitares en 2015. El Sub Galeano, que adoptó ese nombre en homenaje al maestro asesinado, planteó que, al nombrar los zapatistas la vida de los que faltan, los hacen existir de otro modo. Insistió en que cada quien debe luchar por la libertad en el rincón del mundo donde vive. Recordó que ser zapatista es organizarse y trabajar colectivamente, sin venderse, hasta destruir el sistema capitalista y reveló que don Luis Villoro se había enrolado clandestinamente en el zapatismo hacía tiempo y había sido un centinela que se percataba de cambios que para la inmensa mayoría de la intelectualidad pasaban desapercibidos. La urna con las cenizas de don Luis se quedó en tierras zapatistas.

En la inauguración del seminario, estaban familiares de los muchachos desaparecidos de Ayotzinapa, que no tenían respuestas del gobierno y sí de los zapatistas.

EL CAPITALISMO
NO PUEDE SANEARSE

Del 3 al 9 de mayo, en las instalaciones de la Universidad de la Tierra, cuyo rector es Raymundo Sánchez Barraza, se llevó a cabo el seminario internacional inaugurado en el Caracol de Oventik. Se inscribieron 2 mil 500 personas y había una población flotante de 1 mil 600 asistentes a las mesas.

Era impresionante la cantidad de jóvenes de varias entidades de México y de otras partes del mundo que pululaban en la Universidad. Se distribuían en un salón principal con cupo para unas mil personas, y había otros amplios salones cercanos, en los que se pasaban las intervenciones por medios electrónicos. Un equipo profesional de traductores realizaba la versión simultánea en otros idiomas.

El economista Sergio Rodríguez Lazcano habló de cómo el capitalismo ha transitado de su forma industrial a la especulación financiera, que actúa en la frontera de la legalidad y la ilegalidad. Los intereses financieros impulsan la cuarta guerra mundial, la mayoría de los trabajadores son precarios, existe una dislocación del capital, el Estado benefactor ya no volverá y el Estado nación ya no puede jugar el papel de regulador. Se está dando un ajuste de cuentas entre el capital y la humanidad y habrá que construir otra geografía, otro tiempo y otras relaciones sociales no capitalistas.

El director de un centro de análisis multidisciplinario, Luis Lozano Arredondo, explicó por qué el sistema capitalista no puede sanearse. La economista Rosa Albina Garavito, quien ha sido guerrillera, se focalizó en la urgencia de detener la destrucción que el capitalismo hace de la Naturaleza.

EL MURO DEL CAPITALISMO
TIENE GRIETAS

El subcomandante Galeano intervino con un apunte sobre el método zapatista. A los familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa que estuvieron en el seminario les sugirió no desfallecer porque falta mucho por andar y porque lo que aterroriza a los de arriba es la perseverancia de la rebeldía y la resistencia de los de abajo que no se rinden ni se venden.

Sobre el capitalismo dijo que hay quienes piensan que es un muro indestructible, pero se le iban haciendo grietas y al zapatismo no le preocupa la supuesta omnipotencia y eternidad del muro porque saben que son falsas. Los de Ayotinapa se han convertido en una grieta en el muro del sistema. “No dejen que se cierre porque por esa grieta respiran no sólo sus hijos sino miles de desaparecidos que faltan en el mundo”.

En otra intervención habló de la tormenta que ve hoy el zapatismo: una crisis económica como nunca antes se ha dado y que ha convertido lo básico y elemental, el agua, el aire, la luz, en mercancías; donde han perdido legitimidad las instituciones tradicionales y es escandalosa la corrupción de las clases políticas. La mayoría de las grandes empresas antes nacionales son hoy prestanombres de los grandes capitalistas mundiales atados a la banca internacional. Los usos y costumbres de la clase política corrupta se han trasladado al crimen organizado, y no al revés.

SER GOBIERNO
NO ES TENER EL PODER

El Subcomandante Moisés se refirió a la coyuntura electoral mexicana. Aclaró que el zapatismo no llamaba a no votar ni tampoco a votar: “Nosotros entendemos que hay quienes creen que sí van a poder cambiar el sistema con votar en las elecciones. Nosotros decimos que está cabrón, porque es el mismo mandón el que organiza las elecciones, el que dice quién es candidato, el que dice cómo se vota y cuándo y dónde, el que dice quién gana, el que anuncia y el que dice si fue legal o no. Las soluciones las hace el pueblo, no los líderes, no los partidistas”.

Señaló que en tierras zapatistas se eligen autoridades autónomas con democracia verdadera y se hace otra justicia, la del pueblo organizado. Los pueblos organizan sus asambleas donde se empieza por opinar y por buscar propuestas, que se estudian en sus ventajas y desventajas para optar por las mejores. Y antes de terminar el proceso de decisión se llevan esos resultados a los pueblos para poder llegar a una decisión que brote de abajo. Ser gobierno en el zapatismo no es tener el poder. A los que dicen que para ser gobierno sólo hay dos caminos, el de las armas o el de los votos, hay que recordarles que hay otras opciones: la de comprar el gobierno, lo ha hecho el actual presidente del país. Se puede también -dijo- “mandar sin gobierno”. “Hay que organizarse y unir a las organizaciones por un mundo donde los pueblos manden y los gobiernos obedezcan”.

EL DESPOJO
DE LOS BIENES COMUNES

La pintora María O’Higgins envió un escrito el encuentro. Se exhibieron videos de Oscar Chávez y del poeta Guillermo Velázquez. Un grupo de artistas gráficos participó con obras propias creadas para esta ocasión, con una exposición titulada “Signos y Señales”.

El muralista Efraín Herrera abordó la ética y la estética frente a la hidra capitalista: Ante la dinámica individualista capitalista hay que oponer la creación de muchos colectivos. Eduardo Almeida, psicólogo de la Universidad jesuita de Puebla, profundizó en el valor de la dignidad para un país devastado. La académica de esa Universidad, María Eugenia Díaz y Rivera, criticó la pseudo identidad nacional, y recopilando los aprendizajes de su convivencia en una comunidad indígena, se refirió a la capacidad intelectual y emocional de los indígenas para enfrentar desgracias y acosos. La indígena colombiana Vilma Almendra se refirió a la guerra como instrumento para desplazar de sus tierras a los indígenas. La antropóloga Alicia Castellanos trató la crisis de un sistema social al que la violencia se le ha vuelto consustancial.

El joven urbanista Jerónimo Díaz presentó los efectos de la urbanización neoliberal sobre el Valle de México. El escritor Rubén Trejo se adentró en el despojo de los bienes comunes, la explotación capitalista y la resistencia de los comuneros. Cati Mirielle, del colectivo “Sin maíz no hay país”, se enfocó en la violencia del maíz transgénico contra el maíz, dio cuenta de los efectos de los transgénicos en la salud humana y recomendó el rescate y la defensa de las semillas nativas. La bióloga Elena Álvarez compartió los resultados de experimentos científicos que documentan varios males producidos por los transgénicos, usados hoy como arma de guerra contra la gente y la Naturaleza. Álvaro Salgado, integrante de una comuna agroecológica, mostró cómo el capitalismo quiebra la economía campesina para despojarlos de sus territorios.

NO QUEDARSE
EN RESISTENCIAS SIMBÓLICAS

Después de cada mesa había intervenciones que se repartían el Sub Moisés y el Sub Galeano. Moisés abundó en lo que llamó la economía política desde las comunidades zapatistas. Fue narrando y analizando cómo era antes la economía capitalista en la región y cómo se fue fraguando otro tipo de economía por la actividad autónoma en las comunidades. Fue contrastando lo que les sucedía a quienes recibían apoyos estatales y la independencia que vivían en el zapatismo. Destacó la organización y el trabajo colectivo. Narró cómo inició y se fue consolidando la resistencia zapatista. Explicó cómo se puede vivir al margen del capital y del Estado. Una de las bases de la resistencia zapatista es el cuidado de la Madre Tierra. No obvió señalar que no todo es idílico, hay problemas, contradicciones y errores, pero se analizan colectivamente y se van corrigiendo.

Pablo Reyna, participante en la Universidad Iberoamericana del movimiento YoSoy132, advirtió que el capital es paciente y donde encuentra resistencia espera para arremeter. Vimos un video enviado desde Francia, de una compañía teatral denominada “Tu madre en chanclas”, que hace labor en barrios populares. Sus integrantes hicieron ver que el teatro es un medio para la potencial emancipación de los niños.

La activista migrante Malú Huacuja del Toro envió desde Nueva York un escrito en el que destaca que México ocupa los primeros lugares de la ignominia y el primer lugar en la explotación de la mano de obra más barata del mundo. Javier Hernández, miembro del medio libre “Zapateando”, planteó que no hay que quedarse en resistencias simbólicas y que los zapatistas necesitan a otros, no como discípulos sino como compañeros. La académica Ana Lidya Flores, de la Universidad jesuita de Puebla, advirtió sobre el latifundismo de las redes sociales y sobre la urgencia de una comunicación libre contra la dominación de la mediocracia.

Immanuel Wallerstein envió al seminario un escrito en el que reflexiona sobre los movimientos antisistémicos y el futuro del capitalismo. El sistema está en una crisis estructural y ya no puede regresar a su etapa anterior. El resultado de la lucha es incierto, pero depende de la creatividad, donde pequeñas acciones pueden detonar grandes consecuencias. Michael Löwy envió otro escrito, en el que presenta al ecosocialismo como una alternativa social. Pablo González Casanova estuvo presente con un escrito que leyó su asistente. En él cuestiona si estamos ante una crisis terminal del capitalismo o de la Humanidad. Hay una guerra en lo militar, en lo económico y en lo cultural, en donde se combina lo virtual con lo real y se está destruyendo la Tierra. Salvador Castañeda, director de la revista “Unidad Comunista”, destacó que los gobernantes sólo son los capataces de las transnacionales.

RESISTENCIA Y REBELDÍA

El Sub Moisés tuvo diversas intervenciones, en las que incursionó en las prácticas cotidianas de las comunidades zapatistas y en la historia del zapatismo. Resistencia es ponerse firme para dar respuesta a los ataques enemigos, resistir sus amenazas y provocaciones y no depender del gobierno. La resistencia requiere disciplina, implica aprender a dar solución a los problemas y desarrollar iniciativas propias.

Todo lo fue tejiendo con muchos ejemplos concretos. Se trata de una desobediencia organizada que ha ido mejorando y que se enseña a las nuevas generaciones. Han ido entendiendo qué hacer, cómo, por qué y para qué con su resistencia y su rebeldía. Confesó que la aplicación continua de resistencia y de rebeldía les ha costado mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, y que les ha ayudado a practicar su libertad. Con rebeldía y resistencia el zapatismo puede practicar con libertad lo que se piensa en cada uno de los niveles, el local, el municipal autónomo y las Juntas de Buen Gobierno. Con ellas se practican la nueva democracia. Los zapatistas tienen ya más de 20 años ejerciendo resistencia y rebeldía.

LA EXPERIENCIA
DEL PUEBLO KURDO

Hubo una mesa exclusivamente de mujeres. Havin Güneser, militante del movimiento de liberación kurdo, compartió el proceso de la revolución kurda y entregó una bandera del movimiento estudiantil kurdo a los familiares del maestro Galeano.

Los kurdos viven hoy en cuatro Estados (Turquía, Siria, Irak e Irán). El Partido Comunista Kurdo fundado en 1978, ha resistido contra el fascismo, el colonialismo, el patriarcado y el capitalismo. En sus luchas un lugar destacado lo tienen las mujeres y los grupos armados femeninos. Su dirigente fue secuestrado y se le mantiene incomunicado por la OTAN en una isla y desde allí ha ido compartiendo con su gente sus reflexiones. Los kurdos han llegado a la conclusión de que el capitalismo y el patriarcado van íntimamente unidos. Las mujeres han luchado dentro y fuera para que se les respete. En 1993 fundaron una organización guerrillera de mujeres sin dirección de varones. Después fundaron un partido revolucionario de mujeres.

Finalmente, han derivado hacia un movimiento de mujeres. Están contra la jerarquización y por la autonomía. Han establecido autodefensas armadas. Hay autonomía desde lo local y en todas las instancias de toma de decisiones y una articulación federada. En esta dinámica, las mujeres han ido logrando transformar a sus hombres. Hace poco, contingentes armados femeninos derrotaron y expulsaron de su territorio al Estado Islámico, cosa que no ha logrado ningún ejército en la región. Los Kurdos han ido avanzando en la autonomía y se sienten hermanados con los zapatistas.

TRES GENERACIONES
DE MUJERES ZAPATISTAS

En la mesa de las mujeres, Karla Quiñónez, mexicana radicada en Brooklyn y que encabeza la Alianza Adelante, envió un video en el que habla de la mujer migrante, tan explotada, y de las cooperativas de mujeres. La joven Mariana Favela, participante en el movimiento YoSoy132, planteó que si las mujeres son la primera colonia, también son la primera resistencia. Reflexionó sobre el movimiento en el que participa, en el que no hay representantes ni líderes.

Silvia Federici participó con un escrito en el que señala que el capitalismo va contra la Tierra y contra el cuerpo de la mujer. La académica Margarita Millán, de la UNAM, planteó la necesidad de colocar “lo parejo” en el centro
de lo común y entre los géneros. La feminista y ecologista Sylvia Marcos dijo que la resistencia no es sólo aguantar, sino construir, que somos iguales y diferentes, y que hay que revisar a la vez las prácticas de ambos géneros.

En esta sesión hablaron cinco mujeres zapatistas. La joven Selena se refirió a la guerra que les hace el gobierno y el capitalismo a los jóvenes y cómo la juventud en el zapatismo, siendo pobre en bienes materiales, es rica en su forma de pensar.

La base de apoyo Lizbeth explicó cómo vivía el zapatismo la autonomía. La comandanta Dalia narró el proceso del despertar de las mujeres en la defensa de sus derechos y afirmó que ya no son humilladas. Saben que si no se organizan el capitalismo acabará con todos.

La Comandanta Rosalinda recordó que hubo mujeres que fueron reclutadas por el EZLN y cómo se fueron formando. La Comandanta Miriam narró la deplorable situación en la que vivían las mujeres en Chiapas antes del levantamiento zapatista de 1994. Eran como mercancías y no tenían descanso, con una triple explotación. Con la organización se han
ido liberando.

El Sub Galeano destacó que habían hablado tres generaciones de mujeres del EZLN y se refirió a la resistencia de los varones a la liberación de las mujeres en el proceso zapatista. “Lucharon contra nosotros y nos derrotaron”, dijo, alegrándose de que se trata de una victoria irreversible.

BUSCANDO ESPERANZA
EN LA CATÁSTROFE

El argentino Juan Wahren, de Autonomía Libertaria, resaltó las ideas fuerza de la horizontalidad. Arturo Anguiano, investigador de la UAM, aludió a los cuatro despojos: de los bienes comunes, de los pueblos, del trabajo y del salario. El capitalismo restringe y desnaturaliza lo político. La política de los oprimidos es de resistencia y de construcción de nuevos caminos. La académica Paulina Fernández habló de cómo se había elaborado un libro que acababa de aparece sobre la justicia autónoma zapatista. Marcos Roitman participó enviando un escrito en el que considera que el pensamiento crítico se nutre de muchos saberes y nada contra corriente. Señala que el capitalismo se reinventa y tiene capacidad de quebrar resistencias y de lograr que la gente se autovigile, se autocensure y se autoexplote. El Sub Galeano dijo que el sentido de este seminario era invitar a los participantes a llevar sus semillas y los zapatistas examinarían cuáles les podían servir. El objetivo no era recibir recetas, sino provocar ideas.

El académico Daniel Inclán dijo que en la guerra para conservar el capital, diseñada desde arriba, lo peor es que la realizan pueblos contra pueblos. El escritor Gustavo Esteva planteó la tensión existente entre el individualismo y lo solidario y aunque hubo quienes pensaron que para el cambio se podían utilizar las estructuras del poder, esto se ha evidenciado inviable. El desastre provocado por el despojo capitalista es general y sobrecogedor, ya no sirven las viejas respuestas y la resistencia sola no basta, se necesita la imaginación y la creación.

El médico colombiano Manuel Rozental reflexionó que no hemos aprendido del fascismo, pues para salir del estancamiento económico se vuelve a recomendar activar la economía con las guerras. El capital enfrenta un excedente de población y un déficit de recursos y por eso privatiza la Naturaleza y la gente. El investigador guatemalteco Sergio Tishler planteó que el muro no es una realidad externa sino que está en la subjetividad y propuso desarrollar el concepto de la grieta. Se remitió a la concepción zapatista de los tres tiempos: el tiempo exacto que marca el reloj, que sirve para el comercio y los intercambios citadinos; el tiempo de la lucha revolucionaria; y el tiempo justo, el de la Naturaleza y la comunidad. El del reloj no tiene por qué subordinar a los demás.

Se dio lectura a un texto del dirigente Kurdo Adullah Öcalan, quien se refirió a la modernidad democrática contra la modernidad capitalista. El paradigma de la modernidad democrática se basa en la liberación de la mujer. El irlandés John Holloway enfatizó que los de abajo ponen en crisis al capital y están orgullosos de eso, pues son sujetos y no víctimas. El pensamiento crítico no es un pensamiento de la catástrofe sino que busca la esperanza en la catástrofe.

LO QUE DIJE EN MI TURNO

Desde el sur de Francia Donovan Corcuff envió un video en el que se refiere a la plasticidad del capitalismo, que trata de presentarse como capitalismo “verde”. Es una gran mentira porque la dinámica del capitalismo es la búsqueda sin tregua de la ganancia. Alabó que los zapatistas hayan forjado un lenguaje nada común en la academia. El universitario poblano Donovan Hernández dijo que las articulaciones populares no necesitan de líderes, porque el pueblo se autoconstruye.

En mi turno, hablé de las experiencias de colectivos que se ponen al margen del capital y del Estado, que van más allá de los partidos, de lo electoral, de los movimientos sociales y más allá de la democracia de los de arriba, construyendo la libertad de los de abajo. Consideré que el capitalismo no quiere dejar nada en el margen sino engullirlo todo, por lo que quienes quieren escapar del capitalismo enfrentan duras luchas. Dije que sabía que existe una paciente labor desde abajo que poco a poco va construyendo algo diferente al capitalismo. Lancé la pregunta de si nos alcanzaría el tiempo porque el capitalismo se encuentra a un tris de acabar con la vida humana en el planeta.

El uruguayo Raúl Zibechi ahondó en el caos sistémico y se refirió al despojo del extractivismo.

TAMBIÉN EL LENGUAJE
ES RESISTENCIA

El peruano Hugo Blanco señaló que los defensores de la Madre Tierra tienen que entrar en una dinámica internacionalista. El intelectual indígena Xuno López habló en tzeltal y luego tradujo. Dijo que el capitalismo engaña y daña, que es un modo de estar en el mundo, y que lo reproducíamos con las relaciones que tejíamos a diario con nuestro consumismo. El maya Juan Carlos Mijangos habló de cómo el capitalismo burla, enferma y engaña.

El boliviano Óscar Olivera envió un video en el que se refiere a la lucha por la no privatización del agua en Cochabamba, que ha servido de inspiración para que otros se pongan de pie contra el despojo capitalista del agua. Carlos González, el dirigente del Congreso Nacional Indígena, fue haciendo un repaso de las luchas de pueblos indígenas en México que, pese a la represión, defienden su tierra, crean autonomía y se oponen al capitalismo. Se refirió a datos presentados por el CNI que revelan una violenta estrategia de despojo por todo el país: ciudades que engullen tierra campesina, indígenas y campesinos que se convierten en migrantes sin salir de lo que fue su tierra, todo convertido en mercancía, violencia de género… Recomendó actualizar la genealogía del capitalismo. El capitalismo ha creado un dinero ficticio, no respaldado por el trabajo,
el capital financiero roba a manos llenas y pone como aval la Naturaleza. En la dinámica del capitalismo actual quebrarán países enteros y se incrementará la población migrante. Recordó que el lenguaje también es una forma de resistencia.

UNA GUERRA
CONTRA LA HUMANIDAD

En la última sesión Jean Robert apuntó que el zapatismo era la regeneración de un territorio con un pueblo. Recordó que al asistir a la escuelita zapatista a los participantes se les preguntó si eran libres, pues lo que los citadinos consideraban libertades son comodidades, no la libertad de decidir en verdad su vida.

El poeta John Berger, envió un escrito en el que constata que el mundo ha cambiado y que la migración se ha vuelto la principal forma de sobrevivencia. Dice que los rebeldes tienen que confiar en sí mismos y que el deseo de justicia es multitudinario. El historiador Jérôme Baschet alabó que el zapatismo hubiera abierto una brecha en este mundo oscuro. Consideró que la catástrofe ya está instalada y que vivimos en medio de la tormenta desatada por la guerra que el capitalismo le hace a la humanidad. Los zapatistas están avisando que viene una tormenta peor con la devastación de la Naturaleza y de las formas de la vida. Existe también el esfuerzo de construir un mundo no capitalista con la autonomía como principio político. La filósofa Fernanda Navarro insistió en la pregunta de qué y cómo hacer y advirtió que en el seminario se habían mostrado indicios alentadores de alternativas.

El Sub Moisés sintetizó los trabajos del seminario. Dijo que hay que multiplicar el semillero, pues en la Universidad de la Tierra apenas se había comenzado. El seminario debía ser el arranque que tenía que multiplicarse en todos los sitios de donde veníamos. Señaló que debido a que el tiempo nos va ganando, es necesario no caminar sino trotar para enfrentar y destruir el capitalismo. El comandante Tacho clausuró los trabajos del seminario. Exhortó a quienes acudimos al seminario a compartir pensamientos en torno a los daños del capitalismo. Cada quien debía ir al lugar de donde venía para organizarse, crecer y hacer más profunda la grieta hecha al muro. Ante el desastre capitalista hay que defenderse con organización. Hay que darle un “ya basta” al capitalismo y tomar en las propias manos el mundo a construir, un mundo sin “mandones”.

FUE UNA VOZ DE ALERTA

El seminario fue intenso. Jornadas de largas horas en las que había exposiciones teóricamente densas. Las intervenciones de los subcomandantes, pese a su extensión, por sus peculiares lenguajes (poético y magistral uno, concreto y pausado el otro) resultaban un descanso.

Aquí sólo he presentado un muy reducido apunte resumido. Para revisar los audios y leer algunas transcripciones está http://radiozapatista.org/?page_id=13233. Debemos escuchar la voz de alerta lanzada por el zapatismo y replicar estas reflexiones. Estamos viviendo tiempos de gran oscuridad, pero en nosotros mismos podemos atisbar luces que nos alumbren.

INVESTIGADOR DE CIESAS OCCIDENTE. CORRESPONSAL DE ENVÍO EN MÉXICO.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Las fichas en el tablero electoral

Nicaragua
Noticias del mes

Nicaragua
“Lo único que cabe aquí es exigir la anulación de la concesión canalera”

México
Pensamiento crítico contra “la hidra capitalista”

Honduras
Entre hogueras penales y linchamientos mediáticos se disocia la empatía

América Latina
Así han crecido las comunidades evangélicas

Centroamérica
Vigilancia sólida y líquida en las fronteras (4): El poder del teatro en la frontera México-Estados Unidos
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web