Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 332 | Noviembre 2009
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Noticias del mes

Lorena Argueta

HURACÁN IDA
En la mañana del 5 de noviembre, el huracán Ida, categoría 1, afectó toda la Costa Caribe. Entrando por Sandy Bay Sirpe, provocó grave devastación en Walpa, Karawala, El Tortuguero, Laguna de Perlas, Kara, Desembocadura del Río Grande, Prinzapolka, Corn Island, Wawashang y Kukra Hill, por las intensas lluvias, consideradas más abundantes que las que provocó el huracán Félix en septiembre de 2007. También hubo graves afectaciones en el Caribe Norte: Waspan, Rosita, Bilwi. Estimaciones oficiales calcularon en más de 13 mil las personas damnificadas en el Sur y en 29 mil en el Norte. No hubo muertos. Las lluvias torrenciales de la “cola” de Ida afectaron gravemente a El Salvador, con más furia que el Mitch en 1998. Hasta el 9 de noviembre se contabilizaban 130 muertos por inundaciones, deslaves y derrumbes y se declaró “emergencia nacional”.

CALLAHAN – RESOLUCIÓN CSJ
El 28 de octubre, el embajador de EEUU, Robert Callahan, brindó en la Cámara de Comercio Americana de Managua una charla en ocasión de su primer año en Nicaragua. Y, como era de esperar, se refirió a la resolución de la Corte Suprema que le permite al Presidente Ortega ser reelecto. Callahan repitió lo expresado por el portavoz del Departamento de Estado una semana antes. Y fue más específico al dar su opinión: “Desde nuestro punto de vista, la Corte Suprema actuó de forma indebida y atípicamente precipitada, en secreto, con la participación de jueces de un solo movimiento político, y sin debate público ni discusión. Pensamos que un asunto de tal importancia y que concierne el futuro de la democracia nicaragüense, merece la debida deliberación y análisis. Esperamos que todos los nicaragüenses tengan una oportunidad para expresarse, ya sea directamente o mediante sus representantes electos, sobre la enmienda a la constitución que permita la reelección del presidente”.

CONTRA EMBAJADA USA
Horas después del discurso del embajador Robert Callahan en la Cámara de Comercio Americana de Managua, en un ataque calculado, obedeciendo órdenes superiores y dirigidos por el sindicalista y diputado del FSLN Gustavo Porras y el secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, un grupo de activistas del FSLN se apostaron frente a la embajada americana, manchando sus muros con pintas, destruyendo instalaciones fuera del muro perimetral y, lo más peligroso, tirando morteros contra la sede, algunos de los cuales superaron el muro, aunque no alcanzaron a nadie. Pedían que el gobierno declarara “non grato” a Callahan y lo expulsara del país. Días después, el sindicalista del FSLN, Roberto González -rival de Porras-, se presentó con un grupo ante la Cancillería vociferando contra Callahan y exigiendo que fuera expulsado. Los medios del gobierno no cubrieron su protesta, a diferencia de la cobertura que dieron a la previa. Ni el Canciller ni el Vicecanciller ni el propio Presidente Ortega, en una expresión más de la doble política -la oficial y la callejera- manifestaron la más mínima voluntad de declarar “non grato” a Callahan. Solamente, en un comunicado de la Cancillería del día 28 de octubre, calificaron como “inaceptables” sus declaraciones.

REELECCIÓN DE OSCAR ARIAS
Uno de los argumentos de los magistrados del FSLN para permitir la reelección de Ortega fue comparar lo ocurrido en Nicaragua con la decisión judicial de 2003, que abrió las puertas a la reelección de Óscar Arias. En respuesta, el presidente de Costa Rica dio declaraciones al diario “La Nación” y dijo que ambas resoluciones se parecen lo que “una gota de agua a una gota de aceite”. La diferencia entre las resoluciones de ambas naciones -comentó- “radica en el grado de independencia del Poder Judicial, la cual no se da en Nicaragua porque los magistrados pertenecen a los partidos políticos y responden a los partidos políticos…No podemos compararnos. Las dos resoluciones son radicalmente distintas. En Nicaragua no hubo debate, no hubo discusión ni análisis profundo. En Nicaragua el fallo se dio 6-0 y se decidió en minutos. No tuvo el estudio que tuvo en Costa Rica, donde hubo vistas públicas y todo el mundo opinó. Tenemos instituciones muy distintas. Aquí tenemos un Poder Judicial totalmente independiente, garantizado por la Constitución”. En la Constitución costarrricense de 1949 la reelección presidencial era permitida, aunque se reglamentaba que sólo ocho años después de haber ejercido la Presidencia. En la Constitución de 1969 quedó totalmente prohibida. En Nicaragua, la Constitución de 1995 permite la reelección sólo una vez y nunca de forma consecutiva.

HONDURAS-NICARAGUA
En uno de sus textos, el escritor nicaragüense, Sergio Ramírez, compara el caso del golpe de Estado en Honduras con el caso de Nicaragua: “Se ha hablado durante meses del golpe de Estado que quitó del poder al presidente de Honduras, Manuel Zelaya, pero muy poco se ha hablado del reciente golpe de Estado que prolonga el poder del presidente Daniel Ortega en Nicaragua, a saber por cuánto tiempo. En Honduras, la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Elecciones y la Asamblea Nacional se concertaron para avalar la destitución del presidente Zelaya y consintieron que el ejército lo sacara violentamente del país. En Nicaragua se dio una pantomima diferente. El Consejo Supremo Electoral recibió un recurso de nulidad en contra de la Constitución sometido por el propio Ortega, pidiendo que se anulara la disposición que le impedía ser, otra vez, candidato presidencial, porque ¡la Constitución! violentaba sus derechos ciudadanos…La razón alegada para el golpe en contra de Zelaya fue que se quería reelegir, cuando la Constitución de Honduras lo prohíbe en artículos irreformables, que por eso son llamados “artículos pétreos”. La razón alegada para el golpe en favor de Ortega fue que la “Constitución era inconstitucional” porque le prohibía a Ortega reelegirse, y ahora, la desaparición del texto constitucional
del artículo maldito, que por eso fue enviado a consumirse en las llamas, ha sido declarada “escrita sobre piedra”. Es decir, es una desaparición pétrea. Un castigo por lapidación contra la Carta Magna por el hecho de impedir la reelección”.

EMPRESA PRIVADA
La resolución de la CSJ habilitando al Presidente Ortega para su reelección despertó, más que nunca antes, las inquietudes de los grandes empresarios agrupados en el COSEP. En un comunicado del 21 de octubre caracterizan así al actual gobierno, después de casi tres años de gestión: “Los resultados en el ámbito económico, a pesar de la actual crisis, nos han permitido garantizar la estabilidad macroeconómica del país. Sin embargo, en el ámbito político nos encontramos con señales negativas que disocian a nuestro país. Se expresa esto, en primer lugar, en un control e instrumentalización de los Poderes del Estado. En segundo orden, en el control de los gobiernos locales, alcanzado a través de procesos electorales que han sido cuestionados por su legitimidad. En tercer orden, en un manejo Estado-Partido que se pretende se arraigue en todas las estructuras políticas, económicas y sociales. Y finalmente, en una reforma a la Constitución Política que allana el camino para una continuidad en el poder del partido de gobierno”.

OTRAS PALABRAS DE CALLAHAN
En su discurso en la Cámara de Comercio Americana, el embajador de EEUU, Robert Callahan, no habló exclusivamente de la ilegal resolución de la Corte Suprema a favor de Ortega. También hizo otras reflexiones. Como ésta: “Basándose en estudios antropológicos, algunos expertos en desarrollo han divido a las sociedades entre “culturas de progreso” y “culturas de supervivencia”. Según estos peritos, las personas que viven en las culturas de supervivencia a menudo ven la sociedad como algo estático. Estas personas detienen su pensamiento en el pasado, culpan a otros por sus fracasos, se niegan a acomodarse, y consideran que las victorias de otros son derrotas para ellas. Tienen poca conciencia social y poco respeto por el bienestar común. Esa forma de pensar tiende a producir gobiernos insensibles y ciudadanos desconfiados y pesimistas. En cambio, las personas provenientes de las culturas de progreso miran al futuro con optimismo. Ven la sociedad como algo dinámico y en transformación continua. Confían en sí mismas y son autocríticas, admiten sus errores y tratan de corregirlos. Están dispuestas a cooperar por el bien común y consideran que una distribución equitativa de los recursos del país las beneficia también a ellas. Ponen mucho énfasis en la educación y en la comunidad y respetan los puntos de vista y opiniones de los otros, incluso si no están de acuerdo con ellos...Quizás esta explicación resulte muy simplista. Puede reflejar el sesgo de autores de los países ricos. Pero creo que plantea unas hipótesis interesantes y nos da material para la reflexión”.

ANIVERSARIO DEL FRAUDE
El 9 de noviembre, al cumplirse un año del fraude electoral por el que el partido de gobierno ganó de forma irregular al menos 40 alcaldías de las 105 que se adjudicó, hubo algunas acciones de recuerdo y repudio en varios puntos del país. Se llamó a vestir de negro, en señal de luto, lo que apenas se notó. Sin embargo, fue el arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, quien dio declaraciones señalando que era un día de “luto” nacional. En Managua, el candidato a la alcaldía capitalina, Eduardo Montealegre -a quien le robaron la elección- ocupó una rotonda con un grupo de simpatizantes. Cuando fue atacado con piedras y morteros, respondió con piedras y morteros. En otro punto de Managua, un grupo de jóvenes de negro fueron atacados por activistas del FSLN a pedradas y cuando los jóvenes se refugiaron en las instalaciones de la Policía Nacional, las pedradas continuaron y destruyeron la puerta principal. La policía no detuvo a nadie, como ya se ha hecho costumbre en estas escaramuzas violentas del FSLN contra personas desarmadas. También en Managua fue asediada todo el día la sede de la Coordinadora Civil y fueron atacadas a pedradas las instalaciones del diario “La Prensa”, que ese día publicó un “Libro Negro”, documentando en detalle cómo se organizó el fraude. En León hubo que suspender una manifestación por el asedio de encapuchados armados del FSLN. En Masaya los del FSLN hirieron a varios manifestantes. En Catarina sí pudo marchar por las calles un pequeño grupo opositor.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Viento en popa y a toda vela

Nicaragua
Noticias del mes

Nicaragua
Costa Caribe: ¿Independencia o desesperación?

Nicaragua
SOS por el cambio climático: ¿Qué haremos los jóvenes?

Honduras
Acuerdos, trampas y una resistencia más allá de Zelaya

El Salvador
Mártires de la UCA: 20 Aniversario: “Estamos contra la impunidad, contra el olvido"

El Salvador
“Somos el partido que ganó las elecciones, pero no somos gobierno”

América Latina
Los códigos de la cultura latinoamericana

América Latina
El futuro latinoamericano en versión de una pasajera
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web