Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 198 | Septiembre 1998
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Encuesta: Gobierno-FSLN: un pacto sin pueblo

Desde hace un tiempo, Envío ha venido haciendo esfuerzos por acompañar sus análisis e investigaciones con encuestas y sondeos de opinión fiables, realizadas por nuestro propio equipo y que respondan a las inquietudes específicas que plantea, tanto la cambiante realidad nacional como las menos conocidas realidades locales. Hoy presentamos con satisfacción a nuestros lectores el primer fruto de este esfuerzo, que esperamos tenga continuidad para que aparezcan con la mayor regularidad posible en nuestras páginas encuestas similares. "Constantes referendums", "pequeños plebiscitos", como les llamó acertadamente uno de nuestros primeros encuestados. Los días 5, 6 y 7 de septiembre, IDESO-así se llama el nuevo instituto de encuestas y sondeos de opinión de envío-, encuestó a los habitantes de la ciudad de Managua para conocer su opinión sobre algunos de los puntos que políticos y medios de comunicación nacionales identificaron a lo largo de las últimas semanas como contenidos del pacto político entre el FSLN y el gobierno liberal. La encuesta no cubrió la Managua rural. Por esto, no sería correcto extrapolar sus resultados a toda la población del municipio de Managua y, menos aún, al conjunto de la población nacional. No obstante, por ser estadísticamente representativa, nuestra encuesta constituye un buen reflejo de los pensamientos y sentimientos de un considerable sector de la población nacional. La Managua urbana representa el 41.8% de la población urbana de todo el país y el 21% de toda la población nacional, tanto urbana como rural. Se encuestó a 950 personas, todas mayores de 16 de años de edad, que es la edad requerida para poder votar en las elecciones. La muestra tiene un margen de error del 10% y un intervalo de confianza del 95%.

Equipo Envío

La propuesta de hacer reformas a la Constitución -la actual es la de 1987 con la significativa reforma que se le hizo en 1995- parece dividir a los managuas. A la pregunta "¿Qué opina usted sobre la idea de cambiar la actual Constitución de Nicaragua?", una mayoría (39.6%) considera que las reformas constitucionales beneficiarán sobre todo a los dirigentes políticos que las promueven. Quienes más opinan así son personas "maduras", con edades entre 41 y 50 años, que tienen empleo y que no han terminado estudios secundarios o ya han concluido estudios universitarios.



Aunque una mayoría relativa de los entrevistados considera que los principales beneficiarios de las reformas a la Constitución serán los mismos políticos, existe un porcentaje minoritario pero significativo (26.2%) que opina que esas reformas beneficiarán sobre todo a la mayoría de los nicaragüenses. Quienes opinan de esta manera son predominantemente personas "jóvenes-adultas", con edades entre 21 y 30 años, que aún no han concluido la primaria o la secundaria y que no tienen empleo. Quizás ven en los cambios que se le hagan a la Constitución una esperanza de salir de su precaria situación económica.
Un porcentaje pequeño pero significativo (18.8%) no quiso responder o expresó no saber a quién beneficiarán principalmente las reformas constitucionales. Y un minoritario 15.4% dijo que los cambios a la Constitución beneficiarán tanto a los dirigentes políticos como a la mayoría de los nicaragüenses. Esta opinión se encuentra más extendida entre las mujeres que entre los hombres y predomina en la población más joven, con edades entre 16 y 20 años. También comparte esta opinión un sector de los encuestados que no tienen empleo.

Entre los que confesaron simpatizar con el FSLN, el 47.4% considera que las reformas constitucionales beneficiarán sobre todo a los dirigentes políticos. Un 24.7% piensa que los beneficios serán sobre todo para la mayoría de los nicaragüenses. Entre quienes simpatizan con el PLC, el 31.3% dice que los cambios a la Constitución beneficiarán sobre todo a la mayoría de los nicaragüenses y el 27% opina que beneficiarán sobre todo a los dirigentes políticos. Entre los que simpatizan con otros partidos políticos, las opiniones se encuentran divididas en porcentajes casi similares.



A la pregunta "¿Qué opina usted sobre la reelección presidencial?", la mayoría de los entrevistados (62.5%) expresó su desacuerdo. Entre los que reconocieron simpatizar con el FSLN, el porcentaje de quienes se oponen a la reelección presidencial es mayor: 75%. El 53.4% de quienes se declaran simpatizantes del partido gobernante, el PLC también rechaza la reelección, aunque una minoría significativa de los simpatizantes del liberalismo (31%) está de acuerdo con la reelección. La mayoría de los que apoyan a otros partidos (72.2%) se pronunció en contra de la reelección presidencial.



La pregunta se formuló así: "¿Está usted de acuerdo con que las personas que fueron Presidentes de Nicaragua pasen a gozar de una inmunidad de por vida?". La mayoría de los entrevistados (76.8%) manifestó estar en contra de otorgar este privilegio, que nunca ha existido en la historia política nacional. La mayoría de los entrevistados que simpatizan con el FSLN (75.9%) está en contra. Es mayor aún el rechazo entre quienes simpatizan con el partido de gobierno (80.7%). Quienes siguen a otros partidos políticos también se oponen mayoritariamente (72.2%).



La pregunta que se formuló a los encuestados fue: "¿Está usted de acuerdo con que, además de un Parlamento con 93 diputados, haya un Senado, compuesto por "notables" no electos por el voto ciudadano?" La mayoría de los entrevistados (73.1%) no está de acuerdo con esta propuesta, hecha hace unos meses por el Presidente de la República. Es mayoritaria esta opinión entre quienes simpatizan con el FSLN (79.8%) y entre quienes simpatizan con el PLC (67.5%). Es también mayoritaria (83.3%) entre quienes se identifican con otros partidos políticos.



A la pregunta "¿Qué opina usted sobre la idea de que los ex-Presidentes de Nicaragua se conviertan en senadores de por vida?", la mayoría de los entrevistados (75.4%) se manifestó en contra. La mayoría de quienes simpatizan con el FSLN (76.5%) desaprueba la idea. Lo mismo opina la mayoría (71.1%) de los simpatizantes con el liberalismo en el gobierno. Es también mayoritaria esta opinión (72.2%) entre quienes se adhieren a otros partidos políticos.



Se preguntó a los encuestados "¿Está usted de acuerdo con que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia sean nombrados de por vida?". La mayoría de ellos (82.8%) expresó desacuerdo con que estos cargos tengan carácter vitalicio. Es mayoritaria esta opinión (87.1%) entre quienes simpatizan con el FSLN. También lo es entre quienes dicen respaldar al partido gobernante (81.9%). Se oponen también mayoritariamente (94.4%) quienes no se identifican ni con el sandinismo ni con el liberalismo.



Se formuló a los managuas esta pregunta: "¿Qué opina usted sobre la creación de otra Contraloría que esté por encima de la actual y dependa del Presidente de la República?" La mayoría de los entrevistados (66.7%) desaprueba la creación de una institución que fiscalice al actual ente fiscalizador. Entre quienes simpatizan con el FSLN (78.9%) o con otros partidos políticos que no son el FSLN o el PLC (77.8%) es clara la mayoría de quienes no apoyan la creación de una Contraloría paralela. Desciende significativamente el porcentaje de rechazo a esta propuesta entre los simpatizantes del partido de gobierno (54.3%), existiendo entre este sector una minoría significativa (30.2%) que aprueba esta idea.



Preguntamos: "¿Está usted de acuerdo con que se destituya al actual Contralor General de la República?". La mayoría de los entrevistados (60.9%) no está de acuerdo con la destitución de Agustín Jarquín. La mayoría de los entrevistados que simpatizan con el FSLN (74.1%) la desaprueban. También la rechaza la mitad de los simpatizantes del liberalismo (50%). Sólo el 27.4% de los liberales aprueba esta destitución. Los simpatizantes de otros partidos políticos se oponen mayorita- riamente (77.8%) a una destitución del Contralor.



La pregunta que se hizo a los encuestados fue: "¿Está usted de acuerdo con legalizar las propiedades confiscadas que hoy están en manos de altos dirigentes políticos?". La mayoría de los entrevistados (52.9%) no está de acuerdo con la legalización de estas propiedades. Llama la atención que, aún con esta formulación tan directa, un porcentaje minoritario, pero significativo, de los encuestados (39.1%) aprueba esta legalización. Una mayoría de simpatizantes del FSLN (52.8%) no respalda la legalización de estas propiedades, pero un porcentaje significativo (39.4%) sí la respalda. Entre los simpatizantes del partido gobernante, el 50% no está de acuerdo con legalizar estas propiedades , pero el 41.4% sí lo está. El mayor porcentaje de oposición a la legalización de propiedades de las "piñatas" se encuentra entre quienes se identifican con otros partidos políticos (61.1%).



La mayoría de los entrevistados (79.5%) contestó a la pregunta "¿Está usted de acuerdo con que los cargos de dirección de las empresas del Estado se repartan de acuerdo al partido político al que pertenecen las personas?", con una negativa. La mayoría de los simpatizantes del FSLN (85.8%) no está de acuerdo con asignar cargos siguiendo criterios partidarios. Aunque mayoritario, baja este porcentaje entre quienes simpatizan con el liberalismo en el gobierno (69.6%) y entre quienes apoyan a otros partidos políticos (61.1%).



A la pregunta "¿Qué opina usted sobre la propuesta de que las personas que en el pasado renunciaron a la nacionalidad nicaragüense puedan ser candidatos a Presidente en las próximas elecciones?", la mayoría de los entrevistados (73.6%) opinó que estas personas no debían postularse como candidatos presidenciales. La mayoría de los encuestados que simpatizan con el FSLN (79.6%) está en contra de que se les permita la candidatura presidencial. Aunque es algo menor el porcentaje, la mayoría de quienes respaldan al PLC también lo está (69.6%). El 61.1% de los que siguen a otros partidos políticos comparte esta misma opinión.



La pregunta se formuló así: "¿Está usted de acuerdo con que se desafore a los altos funcionarios públicos cuando éstos enfrenten una grave acusación en los tribunales de justicia?" La mayoría de los entrevistados (67.5%) estuvo de acuerdo con que en estos casos, los funcionarios sean despojados del privilegio de la inmunidad. La mayoría de los entrevistados que simpatizan con el FSLN (68.3%) aprueba la desaforación. Es similar el porcentaje entre quienes simpatizan con el partido gobernante (69%) y ligeramente mayor entre quienes optan por otros partidos políticos (70.6%).



Una mayoría relativa de los entrevistados (43.9%) contestó a la pregunta "¿Está usted de acuerdo con que se destituya a todos los miembros del actual Consejo Supremo Electoral?" aprobando esa posibilidad. Un porcentaje significativo (39.5%) se opone a ella. La mayoría de los que simpatizan con el FSLN (58.4%) aprueba la destitución de los magistrados del Poder Electoral, aunque existe un porcentaje significativo (32.7%) que la desaprueba. Entre los simpatizantes del liberalismo, las opiniones están divididas casi a partes iguales: el 41.8% está a favor de la destitución y el 40.9% en contra. Entre los simpatizantes de otros partidos políticos, el 41.2% se pronuncia en contra de la destitución y un 29.4% a favor de ella.



La pregunta fue: "¿Apoya usted un sistema electoral bipartidista que excluya o haga muy difícil la posibilidad de participar en las elecciones a cualquier otro partido político". La mayoría de los encuestados (63.2%) desaprueba el bipartidismo electoral. La mayoría de los simpatizantes del FSLN (64.8%) lo rechaza. Quienes simpatizan con el partido gobernante también lo desaprueban mayoritariamente (59.6%), aunque entre ellos existe un 28.1% que es favorable a un sistema así . Entre los simpa- tizantes de otros partidos políticos es mayor el porcentaje de quienes rechazan un sistema bipartidista (72.2%).



Aunque no apareció como componente del pacto político PLC-FSLN, se pidió también a los encuestados su opi- nión sobre el pretendido aumento salarial, en por lo me- nos mil dólares más, para los diputados a la Asamblea Nacional, que ganarían, de aprobarse este aumento unos 4 mil 500 dólares mensuales. La pregunta fue formulada así: "¿Qué opina usted sobre la idea de que a los diputados de la Asamblea Nacional se les aumente el salario?". La mayoría más abrumadora de toda la encuesta (90.4%) es la de los entrevistados que rechazan ese aumento. Entre los sandinistas (91.4%) y entre quienes pertenecen a otros partidos políticos que no son el FSLN o el PLC (94.4%) el porcentaje es algo mayor. Entre los liberales el rechazo fue del 88.5%.



"¿Está usted de acuerdo con que se destituya a todos los miembros de la actual Corte Suprema de Justicia?". Una relativa mayoría de los entrevistados (49.8%) des- aprobó la destitución y un porcentaje significativo (31%) se expresó a favor de que sean destituidos. Una gran mayoría de quienes simpatizan con el FSLN (91.4%) se opone a la destitución de los magistrados del Poder Judicial. También la mayoría de los simpatizantes del partido de gobierno (88.5%) y quienes se identifican con otros partidos políticos (94.4%).


Un pacto sin pueblo

Los resultados de la encuesta de opinión que presentamos a nuestros lectores y a toda la sociedad nicaragüense, ponen al descubierto la existencia de un enorme abismo entre las opiniones de la mayoría de los habitantes de la Managua urbana y las propuestas que dirigentes del FSLN y del gobierno han puesto ya o pondrán por encima o por debajo de sus mesas de negociación. El pacto FSLN-gobierno liberal -tantas veces denunciado desde muy diversos sectores de la opinión pública- y tantas otras veces negado por Arnoldo Alemán y por Daniel Ortega, es un pacto sin pueblo, que no cuenta con el apoyo de la mayor parte de la población de la capital del país.

Resulta aún más interesante -y sorprendente- constatar cómo los políticos pactantes -Alemán y Ortega- promueven un acuerdo cuyos componentes no gozan de respaldo ni siquiera entre las bases de los partidos o corrientes de pensamiento que ambos representan. Los simpatizantes del FSLN están mayoritariamente en contra de casi toda la agenda que la dirigencia del partido rojinegro trata de pactar con el gobierno. En el partido rojo sin mancha, se observa lo mismo. Los managuas que simpatizan con el liberalismo en el poder son contrarios a la agenda que el Presidente Alemán está tratando de sacar adelante en sus negociaciones con la dirigencia del FSLN. Y los son mayoritariamente. Pareciera que ni Ortega ni Alemán son conscientes de la falta de respaldo de sus bases. Si lo son, no parece preocuparles demasiado.

La mayoría de los managuas de los barrios urbanos sabe que este pacto les beneficiará en poco o en nada. En los últimos años han podido ver y constatar que los políticos por los que votaron, en los que pusieron confianza y esperanzas, no tienen la sensibilidad social que la crisis merece, y sólo parecen haberse dedicado a enriquecerse o a mejorar su personal nivel de vida desde el mismo día en que comenzaron a ocupar cargos públicos. Sintiéndose engañados y manipulados, se han vuelto escépticos y desconfiados frente a los partidos y a sus propuestas. Nuestra encuesta arrojó también este dato revelador: el 59.1% de la población urbana de Managua no simpatiza en la actualidad con ningún partido político.

¿Quiénes son estos escépticos y desconfiados que ya no simpatizan con ningún partido? Fundamentalmente son mujeres en edades comprendidas entre los 16 y los 30 años, que tienen estudios de primaria o de secundaria aún incompletos y que si no están desempleadas tienen ingresos inferiores a los 1 mil 500 córdobas mensuales. Ellas son quienes van a la cabeza del rechazo a los políticos y a sus pactos políticos.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Los nublados de estos días

Nicaragua
Encuesta: Gobierno-FSLN: un pacto sin pueblo

Guatemala
Caso Gerardi: se cierra el cerco a la paz

América Latina
Declaración de Derechos Humanos para el Siglo XXI

El Salvador
El FMLN no pudo elegir candidato

Panamá
Un peligroso legado: las armas químicas que usó USA

América Latina
La pobreza se combate con democracia

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web