Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 289 | Abril 2006
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

75 días rizando el rizo

Inmediatamente después de la selección de José Rizo como candidato presidencial del PLC, inició la etapa de “rizar el rizo”. La etapa de establecer alianzas y fórmulas presidenciales. La de elaborar las listas de candidatos a diputados. Para inscribirlos. ¿Para inhibirlos? Etapa intensa y tensa: dos meses y medio de negociaciones acrobáticas.

Equipo Nitlápan-Envío

Faltaba un dato para imaginar con mayor precisión cómo es­­­tará configurada la boleta elec­to­ral en las elecciones generales del do­min­go 5 de noviembre. Con la selección­ el 2 de abril del candidato presidencial del PLC, José Rizo, llegó ese da­to y se abrió otra etapa.

Serán 75 días de intensas, y seguramente tensas, ne­­go­ciaciones para que cada uno de los par­­ti­dos contendientes cree alianzas o las consolide. Para que anuncien su fór­mu­la presidencial -deben seleccionar a sus candidatos a vicepresidentes-.­ Y lo más importante: para que presenten las listas de sus candidatos a diputados. Ya el CSE anunció el calendario electoral. El 11 de mayo se inscriben oficialmente las alianzas, el 31 de mayo se inscriben oficialmente todos los candidatos. Y el 19 de junio todo lo inscrito se hará oficial y definitivo.

Así que después de Rizo, 75 días para “rizar el rizo”. El imprescindible diccionario de María Moliner define así lo que significa este giro lingüístico: “Acrobacia aérea que consiste en describir el avión en el aire uno o más círculos verticales”. Calza: las negociaciones sobre todo esto y sobre todos ésos, hasta que quede clara la boleta so­bre la que votaremos, serán verdade­ras acrobacias en los aires nacionales.­

EL TLC ENTRÓ EN VIGENCIA

Las acrobacias se desarrollarán en un escenario en donde el gobierno, como ya está poniendo punto final, se mantiene mirando solamente hacia el Norte, mientras cierra los ojos a lo que sucede en casa.

El TLC con “el Norte” entró final­mente en vigencia en Nicaragua -también en Honduras- el 1 de abril, al apro­bar en marzo los diputados las reformas a las leyes que estaban aún pendientes y que Estados Unidos exigía para darnos el pase. Después de un lar­go silencio, después de meses de de­nun­­cias retóricas vacías y después de se­manas pro­­­metiendo leyes de prote­cción­ y de “blindaje” para los producto­res­ y sectores que serán afectados por el TLC, los 38 diputados del FSLN die­ron­ cam­pantemente el paso final para en­trarnos en el TLC aprobando esas le­yes.­

El impacto que el TLC con Estados Unidos tendrá en Centroamérica generó, y sigue generando, una amplia controversia, que sólo en Costa Rica ha tenido el tiempo y la seriedad que el tema merece, y por eso el TLC no ha sido aún aprobado en el país vecino. Para el gobierno de Nicaragua nunca hubo matices: el TLC será “el puente al progreso”. Para rematar esa propaganda, en la noche del 24 de marzo el Presidente Enrique Bolaños organizó una “fiesta popular” en la calle que está frente a su casa presidencial para darle la bienvenida al CAFTA, como siempre se le ha llamado en el lenguaje oficial. En un escenario pleno de chimbombas de colores y con un cielo surcado de fuegos artificiales, Bolaños -a quien se nota ajado y deseoso de zanjar ya su gobierno- aclamó el inolvidable día histórico que Nicaragua vivía, para “romper fuegos” y dar paso a grupos musicales. 25 mil dólares costó la insólita fiesta, a la que no llegaron más de mil personas.

PIRUETAS DE TRIUNFALISMO POR EL TLC

El 1 de abril, Bolaños, acompañado del embajador estadounidense, fue al aeropuerto de Managua a despachar el primer cargamento de 70 mil libras de frijoles rojos, okra y cala­bacines, exportados oficialmente a Es­ta­dos Unidos en el marco del TLC. Desde hacía tres años el grupo financiero vinculado al ban­co del que es accionista Eduardo Mon­te­alegre ya venía haciendo estas expor­ta­ciones.

Bolaños estaba triunfante. Hoy está comenzando un nuevo capítulo en la historia nacional. En el futuro, los nicaragüenses tendrán que referirse a un antes y a un después del CAFTA, dijo. Y volvió a presentar el TLC como un cuerno de abundancias del que brotarán inversiones, empleos y hasta el fin de la pobreza.

Seguramente conocen él y sus funcionarios un reciente estudio del Banco Mundial (DR-CAFTA: Cha­llen­ges and Opportunities for Central America, 2005), que demuestra que el TLC tendrá un impacto positivo pero muy modesto sobre los ingresos per cápita de Nicaragua, efectos mínimos en la reducción de la pobreza, y consecuencias negativas en los hogares rurales más pobres -que en Nicaragua son muchísi­mos-, a causa de la baja de los precios de muchos alimentos básicos que ellos pro­du­cen­ y que ahora entrarán masi­va­mente­ de Estados Unidos, donde los pro­duc­tores de estos alimentos reciben multimi­llonarios subsidios. ¿Merecen estos resultados tanto festejo y triunfalismo?

MÉDICOS EN HUELGA: "VAYAN A WASHINGTON"

No llegaron a la fiesta, porque seguían manifestándose en otras calles -donde el gobierno ni vuelve a mirarlos- los médicos y médicas organizados en Médicos Pro Salario, que reclaman tenaces desde noviembre 2005 un salario decente con huelgas, paros, declaraciones y negociaciones frustradas, en las que han hecho todo tipo de propuestas y contrapropuestas.

Según datos de OXFAM Internacional, el salario de los médicos nicaragüenses (entre 200 y 500 dólares según la especialidad) supera apenas el de estos profesionales en Malawi, un país africano con un ingreso per cápita un 80% menor al de Nicaragua. En Honduras, con un ingreso per cápita comparable al nuestro, los médicos ganan un salario casi tres veces superior al de sus colegas nicas. Las enfermeras nicaragüenses no superan los 100 dólares de salario.

“Vayan a Washington a negociar lo que reclaman con el Fondo Monetario Internacional”, les dijo a los médicos en febrero el Ministro de Hacienda Mario Arana, reconociendo así la desidia del gobierno de Nicaragua para resolver los problemas nacionales.

Bolaños y sus ministros apostaron al cansancio de los médicos, repitiendo que no hay recursos para aumentos salariales y hay un “techo” en el gasto público que el FMI no permite mover. Sin embargo, el problema ante la tragedia del sistema de salud pública -ahora con huelga de personal y hasta ahora sin medicinas, sin equipos, sin capacidades- está en las prioridades con las que el gobierno administra sus recursos.

CONTORSIONES CON LOS RECURSOS

En un extenso estudio que contrasta las posibilidades de Nicaragua para cumplir las Metas del Milenio acordadas en Naciones Unidas con los programas que el Fondo Monetario Internacional mantiene en nuestro país -aceptados sin discusión por el gobierno-, el economista Adolfo Aceve­do afir­ma­ que, por primera vez, Nicaragua tie­ne hoy dinero para invertir y comenzar a resolver los graves rezagos en salud y en educación que ha acumulado durante tantos años, gracias a los recursos liberados del pago de la deuda externa como resultado de la Iniciativa HIPC, al nivel de la cooperación externa y al aumento en la recaudación de impuestos. El reto ahora -afirma- es redefinir a fondo las prioridades nacionales.

Pero, ¿cuáles son esas prioridades? Responde Acevedo: La prioridad absoluta que se asigna al pago de la deuda interna y a la acumulación de reservas monetarias internacionales en el Banco Central. Señala también la responsabilidad que comparte el Fondo Monetario Internacional con el gobierno, pues los documentos del Fondo enfatizan siempre la necesidad de “honrar” lo que llaman la santidad de los contratos de crédito.

¿Tiene voluntad el actual gobierno de asumir el reto de “definir prioridades” negociando, con dignidad e inteligencia, con el Fondo Monetario Internacional? Su insensibilidad ante la prolongación de la huelga médica y hasta expresiones tan extravagantes como la fiesta organizada para saludar al CAFTA muestran que no.

PLC: EL OLOR DE LA VICTORIA

Mientras se sigue cumpliendo este primer mandamiento de “santificar” las deudas y organizar las fiestas, avanza el proceso electoral.

Las elecciones en la Costa Caribe del 5 de marzo fueron costosísimas -50 dólares cada voto- y, a juicio de los costeños verdaderamente comprometidos con la autonomía, las menos autonómicas de todas las celebradas, porque no se aprovechó la campaña para discutir la agenda de la Costa.

Para la clase política, y para la corte de los analistas que interpretan cada uno de sus tics, las elecciones trajeron sorpresas. Se analizó de previo una violencia que no hubo y se dieron por válidas para el análisis encuestas que no se cumplieron.

Sorprendió a todos -seguramente también a los mismos liberales del PLC- que el PLC obtuviera tan buenos resultados, con tan recortados recursos económicos, con su líder Alemán recluido y sólo presente en su voz registrada en grabadoras, con las persistentes críticas de los medios y de Estados Unidos al partido y a Alemán, y con la dispendiosa cam­­paña que montó la ALN de Eduardo Montealegre para arrebatarles votos.

El triunfo del PLC, tanto en el Norte como en el Sur del Caribe, tanto frente a la ALN como al FSLN -que esperaba mejores resultados ante un liberalismo dividido-; un triunfo aún más considerable en las zonas rurales de la Costa, fortaleció a Arnoldo Alemán y al PLC, mejorando su posición ante el FSLN y acreditándolo ante el capital nacional, Estados Unidos y la comunidad internacional como la maquinaria política capaz de garantizar la derrota de Daniel Ortega, el “fantasma” que los mantiene en vilo. Desde que se conocieron los resultados costeños se notó envalentonamiento en las filas del PLC. Y también olor a victoria. Esta fragancia explica algunas de las acrobacias que se practicaron este mes en el partido de Arnoldo Alemán.

JOSÉ RIZO, EL DE LOS "PAÑALES ROJOS"

Tras su claro triunfo en las elecciones regionales de la Costa, el PLC descartó la celebración de elecciones primarias para seleccionar a su candidato presidencial entre los siete pre-candidatos que se disputaban ese trofeo. Argumentó en la falta de dinero. Serían los convencionales (unos 750 en todo el país) quienes elegirían al candidato el 2 de abril, tal como se hizo en 2000 para seleccionar a Enrique Bolaños, el ungido entonces de Arnoldo Alemán.

Pero de repente, el 22 de marzo, Arnoldo Alemán anunció desde su hacienda-cárcel que, para evitar suspicacias sobre el control que él ejercería sobre los convencionales en la elección, habrían unas “primarias” novedosas: los convencionales votarían dispersos y simultáneamente en 32 mini-convenciones en los 16 departamentos del país el 31 de marzo, y el 2 de abril se ratificaría al electo en la convención nacional.

El elegido en las mini-convenciones del 31 de marzo (con el 63% de los votos), ratificado después el 2 de abril, fue quien ya todos los indicios previos indicaban sería el ungido de Alemán: José Rizo (Urge Rizo, fue su lema de campaña).

Vicepresidente con Bolaños hasta hace unos meses, fundador del PLC, Rizo ha dicho en varias ocasiones que usó “pañales rojos” desde la cuna. Este amigo muy cercano de Alemán, que se apartó de él cuando Alemán fue juzgado y condenado, y hasta formó otro partido liberal -GUL, origen del actual APRE-, fue electo por la voluntad y con el beneplácito de Alemán. Es un desatino considerar lo contrario o siquiera dudar de la unción.

ACROBACIAS EN LA GRANJA LIBERAL

El anuncio de las mini-convenciones movió a realizar acrobacias a los siete pre-candidatos que tenía entonces el PLC. Dos renunciaron para respaldar a Rizo, siguiendo “la seña” de quién sería el ungido. Después, vinieron las cabriolas de los cinco pre-candidatos que competían con Rizo. Se unieron para denunciar que el resultado ya estaba amarrado de previo por voluntad de Alemán.

El más dolido pareció siempre Noel Ramírez, quien renunció a la com­­pe­tencia días antes en protesta por la modalidad de elección inventada por Alemán. Ramírez fue presidente del Ba­nco Central durante el gobierno de Alemán, ha sido extremadamente leal a él y fue “desvisado” por Estados Uni­dos por actos de corrupción cuando era su funcionario. Su jefa de cam­pa­ña en las primarias era la diputada María Dolores Alemán, hija de Arnol­do.­

Las declaraciones de Ramírez y de los otros cuatro pre-candidatos (Ra­mi­ro Sacasa, Francisco Aguirre, Ha­rol­do Montealegre y Enrique Qui­ñó­nez) parecían saltos al vacío: cuestionaban la falta de transparencia y los amarres que preveían en la selección de Rizo y exhortaban a Alemán a mantenerse al mar­gen. Quien más alto habló, como siem­pre, fue Quiñónez: Yo creo, yo quie­­­ro creer, yo necesito creer en la palabra de Arnoldo Alemán. Un “dedazo” de él indicaría que no tiene palabra. Si hay “dedazo”, pierde el elegido, pierde el partido, pierde Nicaragua y pierde el doctor Alemán.

Ciertamente -aunque lastimo­sa­mente-, Quiñónez, un hombre extremadamente confron­tativo y grosero, podría haber sido el elegido como candidato presidencial si la decisión de los convencionales hubiera sido totalmente libre y al margen de Alemán. Porque el visceral antisandi­nismo de Qui­­ñó­nez resulta atractivo a mucha población liberal. Pero Alemán tenía que evitar un candidato tan impresentable como Quiñónez para rentabilizar sus acrobacias en los próximos 75 días. Rizo no era el más leal, sí el más útil para esto, por su habilidad política y por ser potable para Estados Unidos. Quiñónez quedó en segundo lugar con un 17% de los votos de los convencionales del PLC.

¿REALIDAD O FARSA?

¿Fue real la rebelión en el PLC o fue una farsa para dar legitimidad a los resultados, disimular el control de Alemán sobre las votaciones y refrescar la imagen del PLC en los medios, que durante días no cesaron de dar cobertura a todo lo que decían los pre-candidatos, gente sin nada interesante que decirle a Nicaragua, más allá de explicar hasta la saciedad las cabriolas en las que estaban empeñados?

Aunque los pre-candidatos que perdieron y que tanto cuestionaron el “dedazo” de Alemán favoreciendo a Rizo aceptaron enseguida su victoria, hay sustento para pensar que hubo realidad en el espectáculo.

Desde el triunfo electoral en la Costa se han acentuado las expresiones de lealtad hacia Alemán entre los diputados y los directivos del PLC. Aunque nunca han cesado -sea por razones emotivas y de agradecimiento o por razones financieras compartidas-, la perspectiva de una victoria en noviembre, y con ella, la de volver a ocupar altos cargos, hizo más patentes las amistades. Y las rivalidades. Ganar el favor de Alemán asegura espacios en las listas de diputados y en los empleos que pululan en torno a esos cargos.

Pero “no hay cargos para tanta gente”. La victoria del PLC en noviembre también dependerá de las acroba­cias que Alemán y los suyos sean capaces de hacer para con alianzas y concesiones, sortear la extraordinaria y persistente presión que sobre ellos mantiene el gobierno de Estados Unidos. Presiones para que se unifique la derecha antisandinista y le cierre el camino a Daniel Ortega. Para que Alemán abandone el control de esa derecha. Y para que esa derecha abandone a Alemán.

SÍ A LA MAQUINARIA, NO AL MAQUINISTA

Los resultados favorables al PLC en las elecciones costeñas obligaron al embajador de Estados Unidos Paul Trivelli a matizar su descarada e insistente interferencia en el proceso electoral. Sí al PLC, pero nunca a Alemán, sí a la maquinaria, no al maquinista: éste es el matiz que ahora lleva su mensaje.

¿Pensará el embajador que sus continuas declaraciones, que cubre en detalle y a diario la televisión, resultan una presión eficaz sobre el electorado? ¿Sobre el PLC? Todo lo que dice suena tan impertinente y reiterado, que podría estar contribuyendo a consolidar el liderazgo de Alemán y a pola­rizar al electorado. La imagen de vícti­ma perseguida a resultado exitosa en las decisiones para mucho votante nica­­ra­güen­se.­

PAUL TRIVELLI: "RIZO ES HONESTO Y CAPAZ"

El 7 de marzo, dos días después de que las elecciones en la Costa animaran a los del PLC, Trivelli fue categórico: Estados Unidos no aceptará como candidato del PLC ni a Alemán ni a nadie de su familia ni a nadie de la cúpula arnoldista ni a nadie escogido por “el dedazo” de Alemán. ¿A quién entonces?

El 17, Trivelli volvió a declarar que Alemán es un corrupto y un criminal. En vísperas de las mini-convenciones, cuando ya se sabía que Rizo sería el ungido, Trivelli comenzó a ma­ti­zar:­ El problema no es con el PLC co­mo par­tido, ni con el liberalismo como filosofía política, ni con la candidatura de Rizo, que es una persona que yo he conocido por muchos años. El problema es con la dominación del partido por Arnoldo Alemán.

¿Tiene credenciales Rizo para ser “reconocido” por Estados Unidos? Tras su elección, Trivelli dijo que había habido “dedazo”, que las primarias habían sido sólo un espectáculo, pero afirmó que Rizo era honesto y capaz. Y Rizo, satisfecho con los dos calificativos con que lo premió, afirmó seguro: Basta eso que ha dicho de mí, porque el gobierno de Estados Unidos es eminentemente pragmático y lo que no quiere es un gobierno sandi­nista. Eso es lo que yo garantizo.

Por su larga trayectoria en el PLC, Rizo asegura la captación de una importante cantidad de votos entre las bases liberales, que son fieles, por tradición, a la bandera roja. Pero Rizo también es “un Bolaños” potencial, que llegado el caso, llegado al poder, sería capaz de abandonar a Alemán. Rizo “traicionó” a Alemán cuando todos hacían leña de ese árbol caído. ¿Era, en previsión del riesgo de otro “bolañazo” que las hijas de Alemán defendían la candidatura del más leal e incondicional Noel Ramírez?

GANAR GANANDO Y GANAR PERDIENDO

Alemán conoce el riesgo y sabe de la traición. Entonces, ¿por qué unge a Rizo? ¿Por qué “urge” Rizo? ¿Qué acrobacia hay tras su selección como candidato presidencial? ¿O habrá seleccionado a un candidato que le garantice a Ortega una derecha dividida -Rizo puede restarle muchos votos al po­pular Montealegre-, pero que resul­te­ perdedor ante Ortega, a cambio de que Daniel Ortega lo rehabilite políticamente, ordenando al tribunal que debe fallar la apelación de su sentencia que lo deje libre “por falta de pruebas” y así poder ser candidato presidencial en el 2011? ¿Será ese salto mortal la esencia del pacto Ortega-Alemán? Ese escenario es más atractivo para Alemán que el de la amnistía que tan infructuosa y desesperadamente buscaron para él este mes los diputados del PLC, antes de que Rizo apareciera triunfador en el escenario.

Privilegiando sus intereses personales, Alemán puede estar apostando a “perder para ganar”: perder las elecciones para ganar su libertad. Ortega apuesta a ganar, mientras sus leales proclaman: “Mejor perder con Daniel que ganar con cualquier otro”. Porque en el lado del FSLN rige la convicción de que “perdiendo también se gana”. Y es que el pacto Ortega-Alemán, además de estar vigente está organizado para, de todas formas, ganar ganando o ganar perdiendo.

LAS LECCIONES DE JEANNE KIRKPATRICK

Las presiones desplegadas sobre Alemán y el PLC -que ahora tocarán también al ungido candidato presidencial- exigen acrobacias “rizarán el rizo”.

El 21 de marzo, invitada por el Presidente Bolaños, arreciaron las presiones al aparecer por Nicaragua la ex-embajadora de Estados Unidos ante la ONU durante la guerra de los 80, Jeanne Kirkpatrick, jefa de la diplomacia guerrerista de Reagan en Centro­amé­rica, hoy al frente del IRI (Instituto Republicano Internacional). Dijo que venía a enterarse del complicado proceso electoral nicaragüense por interés estrictamente docente. En consecuencia, Kirkpa­trick impartió lecciones: nadie debe aliarse con Alemán ni con Ortega; Montealegre la impresionó y Herty Lewites no la convenció, pues cuando se reunieron -dijo- él empezó diciéndome que es sandinista. No se lo preguntamos, pero él lo dijo y dijo que seguirá siendo sandinista… Muy bien, es un sandinista que quiere independencia de Ortega. Es interesante, pero yo no sé qué quiere hacer.

LAS MEDIACIONES DE CALDERÓN SOL

Dos días después continuó la ronda de presiones. Llegó al país, por segunda ocasión, el ex-Presidente salvadoreño Armando Calderón Sol, en nombre de ARENA, la derecha más sólida de Centroamérica. Otro “mediador” para lograr la unidad de la derecha antisan­dinista.

Calderón Sol reconoció públicamente el liderazgo de Alemán, expresó que no se podía prescindir de él, lo visitó e hizo de puente entre Alemán y Montealegre, ofreciéndole a Monte­alegre, si aceptaba subirse a la maquinaria del PLC y abandonar la ALN, la candidatura a la Vicepresidencia de la República, 15 diputados en las listas del PLC y el control del gabinete económico en un próximo gobierno liberal. En este diseño, el gobierno tendría su plenitud de neoliberalismo con sus dosis de corrupción.

En entrevista televisada, y antes de que el PLC oficializara la candidatura presidencial de Rizo, Calderón Sol aceptó que la fórmula ideal era Rizo-Montealegre y que por conseguir esa fórmula, unificadora del antisandi­nis­mo, había que trabajar con pacien­cia­.

Montealegre negó que le hubieran hecho ninguna oferta e insistió: nunca nada con Alemán. Mientras Monte­alegre resistía, en otra esquina de la derecha hacia sus acrobacias José Antonio Alvarado, pre-candidato del APRE, el partido que creó Bolaños y en el que participan bastantes funcionarios de su gobierno. ¿Rizo-Alvarado será la fórmula definitiva del PLC? ¿O Rizo-Vidaurre, uniendo al PLC con un sector de los conservadores? Vidaurre lo ha admitido y también ha hecho sus volantines.

Alvarado es el político liberal que en las encuestas aparece con más nivel de popularidad y con más imán para atraer votos dentro del PLC, aunque Montealegre lo supera ampliamente (48% vs. 12% en una encuesta de marzo).

CUERDA FLOJA: EL JUICIO EN PANAMÁ

Alemán está también en la cuerda floja por el jui­cio­ que se le debe abrir en Panamá por el delito de “blanqueo de capitales” a él, a su esposa, a su suegro, a Byron Jerez, quien fuera el “cerebro” -como direc­tor de ingresos- de la hiperco­rrup­ción que Alemán insti­tu­cionalizó en su gobierno, y a la esposa y a la hija de Jerez. La Fiscalía de Panamá les acusa de haber lavado 56 millones de dólares de los fondos públicos de Nicaragua para ingresarlos, trian­gulán­dolos, en 25 cuentas bancarias en Pana­má.

El 30 de marzo se pudo realizar, por fin, en Panamá la vista preliminar del juicio, a pesar de la indolencia culpable de los magistrados del Poder Judicial de Nicaragua, que se negaron a notificar a Alemán para impedir el juicio, y a pesar de las maniobras dilatorias de última hora que en Panamá inventaron los abogados de Jerez y Alemán, al recusar en las vísperas a la jueza acusa­dora, tratando de impedir el inicio del proceso. En noviembre 2005 fue imposible realizar esta vista preliminar porque los abogados defensores de Alemán no se presentaron alegando problemas médicos.

Es un precedente continental que un ex-mandatario latinoamericano y uno de sus más altos funcionarios, su cómplice Jerez, sean juzgados por actos de corrupción fuera de su país. En la vista preliminar, la Fiscal Antico­rrup­ción de Panamá solicitó al juez que se abriera a los acusados juicio penal y que se dictara orden de captura internacional y prisión preventiva para ellos, presentando ante el tribunal abundantes pruebas de cómo organizaron el robo de millones de los recursos públicos de Nicaragua.

PANAMÁ: ¿SALDRÁ AIROSO ARNOLDO ALEMÁN?

Los abogados defensores no aportaron ninguna prueba que desmintiera las evidencias del robo, sólo alegaron errores de procedimiento y argumentaron la inocencia de sus defendidos presentando la resolución de la Contraloría de Nicaragua -controlada por el pacto PLC-FSLN, que favorece a Alemán y los varios fallos absolu­to­rios que By­ron Jerez ha conseguido en Nicaragua, comprando jueces al servicio de­ cúpulas políticas.

Durante la vista, el abogado de Jerez buscó inculpar a Ale­mán para salvar a Jerez, argu­mentan­do que Jerez nunca se benefició personalmente de esos dineros y que obedecía órdenes. Quien fuera Ministro de Hacienda cuando se realizaba el desfalco, Esteban Duques­trada, facilitó pruebas contra Alemán, y para él la Fiscalía panameña pidió la absolución.

¿Qué decidirá el juez panameño en los próximos días? ¿Qué influencia querrá ejercer el gobierno de Estados Unidos en el curso de este juicio? ¿Qué acrobacia tendría que realizar Alemán para salir airoso? ¿Qué tendría que ceder, qué estaría dispuesto a ceder?

Al término de la vista en Panamá -nada favorable a él-, Alemán dijo en Managua estar tranquilo, salió de su hacienda-cárcel para visitar al Carde­nal­ Obando -costumbre que se ha hecho­ rutina cuando atraviesa por una si­tuación difícil- y sonriente, admitió: Soy un ladrón, porque sigo robando el corazón de mi gente.­

CON PLAZO EN EL CALENDARIO

Las acrobacias políticas ya tienen plazos. A finales de marzo, el Consejo Supremo Electoral hizo público el calendario electoral. Adelantó algunas fechas, que podrían impedir que se consolide la alianza que desafía al FSLN y a Daniel Ortega desde el sandi­nismo, la Alianza Herty 2006, que ahora se llamará Alianza MRS, porque el partido Alternativa Cristiana se separó del grupo que apoya la candidatura de Lewites y decidió competir solo.

El 11 de mayo deben inscribirse las alianzas que competirán y el 30 de mayo, los candidatos a Presidente y Vicepresidente y a diputados de todos los grupos contendientes. Después vendrán las eventuales impugnaciones -será entonces la hora de dar o no el salto mortal de las inhibiciones-, hasta el 19 de junio, cuando todo quede oficialmente inscrito y publicado.

CUÁNTAS ACROBACIAS EN LAS LISTAS DE DIPUTADOS

Nada se sabe aún de las candidaturas a diputados por ningún partido. ¿Cuántas acrobacias exigirán a cada uno de los grupos en contienda? ¿Al PLC, para convencer de que no habrá corrupción? ¿Al grupo de Montealegre, para atraer a los pobres que dice repre­sentar su líder banquero?

¿Al FSLN, para convencer que tiene caras nuevas y no alineadas con el danielis­mo? ¿A la Alianza MRS, para inspirar la voluntad de un verdadero cambio y para atraer a más, más allá del sandi­nis­mo?

Nunca como en esta elección el voto por los diputados será tan importante. Porque de la composición de la próxima Asamblea Nacional, más que de los resultados en el Ejecutivo, dependerá que las consecuencias institu­cio­­nales y legales del pacto Ortega-Alemán puedan comenzar a revertirse.

MUCHAS DUDAS Y ALGUNAS CLARIDADES

La campaña electoral -que empezó con todo tipo de actos y expresiones hace ya más de un año- iniciará oficialmente el 19 de agosto.

Varias encuestas vienen señalando que los dos partidos del pacto, los de militancia organizada y disciplinada, PLC y FSLN, son los que cuentan con más apoyo, pero que los candidatos presidenciales que más simpatías despiertan y mayor intención de voto captan son los disidentes de ambos par­ti­dos: el banquero liberal Eduardo Mon­­­­te­­alegre y el sandi­nista ex-alcalde de Managua Herty Lewites.

¿Cómo querrán resolver el PLC y el FSLN esta contradicción? ¿Por las buenas en las urnas o por las malas con alguna acrobacia legal? En 75 días puede saberse el camino elegido.

Pero, ¿seguirá siendo Montealegre tan bien acogido entre los liberales, ahora que Rizo empezará a moverse con la bandera roja y con el respaldo organizado del partido? ¿Será el estreno de Rizo el comienzo del colapso de Montealegre? Las simpatías por Herty Lewites y la Alianza MRS tienen más fundamento, son de más largo aliento.

¿Y se mantendrá la contradicción entre partidos y candidatos en la boleta de los diputados? Algunas encuestas han mostrado que no es mayoritaria la intención de “cruzar” el voto.
Por eso, aunque ni el candidato del PLC ni Daniel Ortega ganaran la Presidencia de la República, el FSLN-PLC podrían conservar, juntos, la mayoría en la Asamblea Nacional, lo que dejaría intacto el pacto y sus efectos.

Las más recientes encuestas, las hechas antes de la selección de Rizo, reflejaban un empate técnico en la intención de voto entre Monte­alegre, Lewites y Ortega, y anunciaban, por eso, una segunda vuelta. ¿Será sólo hasta una segunda vuelta que la derecha se unificará?

Entre las dudas que ensom­brecen el camino hacia el 5 de noviembre lo que está más claro es que aún faltan meses y en un país de continuos imprevisibles tantos meses son “largo plazo”; que las encuestas en Nicaragua nunca lo dicen todo -las que se hicieron para las elecciones costeñas le daban el triunfo al FSLN-; que hay un amplio segmento de indecisos, calculado en una quinta parte de quienes votarán; y que esta elección será determinante para alterar el rumbo político instalado en el país por el pacto o para consolidarlo.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
75 días rizando el rizo

Nicaragua
Por qué nos sumamos al Movimiento por el Rescate del Sandinismo

Nicaragua
"Nuestra juventud es heredera de un fracaso nacional"

El Salvador
Elecciones 2006: un balance contradictorio

Costa Rica
Los imprescindibles migrantes nicas y la impresentable ley que los afectará

Internacional
La lucha contra la corrupción en la experiencia finlandesa

América Latina
“En la Educación nos jugamos el futuro” (2): ¿Qué concepto tenemos de un niño? ¿Qué idea tenemos de un aula?

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web