Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 272 | Noviembre 2004
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Elecciones Municipales 2004 - Cifras para la valoración del triunfo del FSLN-Convergencia

El FSLN barrió a los liberales del PLC y al proyecto gubernamental APRE. Con las cifras oficiales, casi definitivas, construimos el escenario de este trascendental triunfo sandinista.

William Grigsby

Las encuestas predecían una victoria sandinista, pero no de esa magnitud. El domingo 7 de noviembre el
FSLN salió con la escoba y barrió en 14 de las 17 capitales departamentales, en 87 de los 152 municipios, en 5 de los 6 que integran el área metropolitana de Managua y en 25 de las 42 ciudades más importantes de Nicaragua. De las 90 alcaldías en disputa en los diez departamentos de Las Segovias y el Pacífico -la zona más poblada del país- el FSLN ganó 69, el PLC 20 y APRE 1. Más: los sandinistas barrieron con todos los municipios de León y Masaya, con 12 de 13 en Chinandega y con 7 de 9 en Madriz. Además, ganaron en 10 de los 17 departamentos del país, sacándole más de 100 mil votos de ventaja al PLC.

El partido indígena YATAMA, con sus 3 alcaldías ganadas, incluyendo Bilwi, y sus más de 11 mil votos en el Caribe y el Partido de la Resistencia, que emerge como el tercer partido del país y la cuarta fuerza electoral, gracias a sus casi 55 mil votos, son también ganadores. Por primera vez la Resistencia gobernará un municipio, Río Blanco, y disputó fuertemente al menos otros seis. Todos los demás competidores, desde el oficialista APRE y el PLC, hasta las agrupaciones menores, resultaron claramente derrotados y algunos hasta virtualmente aplastados por el veredicto de los ciudadanos.

¿CUÁNTAS ALCALDÍAS?
¿CON CUÁNTA POBLACIÓN?

El FSLN perdió 7 de las alcaldías que gobernó desde 2001, en estos últimos cuatro años. 5 alcaldías se las arrebató el PLC y 2 YATAMA. Conservó 45 de las que tenía y ganó 42 más. Gobernará en 87 municipios sobre una población total de poco más de 4 millones de habitantes, el 70.87% de la población nacional. Entre sus nuevos territorios de gobierno local, contará con los dos extremos: La capital Managua y el pequeño poblado de San Juan de Nicaragua en el extremo suroriental del país.

APRE -cuyas estructuras fueron las tradicionales del Partido Conservador- conservó 2 de las alcaldías que ganó el Partido Conservador en el 2000 y perdió las otras 3. Le arrebató 2 al PLC.

Los liberales perdieron 46 alcaldías de las que ganaron en el 2000: 2 les quitó APRE, 40 el FSLN, una YATAMA y otra la Resistencia. Ganaron 7 nuevas, incluyendo el municipio número 152, San José de Bocay. En total, el PLC ganó 57 ayuntamientos, y sus alcaldes gobernarán sobre 1 millón y medio de habitantes, el 25.49% de la población nacional. En los 4 de APRE viven 42 mil habitantes (0.75% de la población). En los 3 de YATAMA , 98 mil personas, (1.71%) y en el de la Resistencia, 40 mil pobladores (0.68%).

Resultados comparativos por Departamento
(MUNICIPALES DE 2000 Y 2004)









* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni

HUBO CAMBIOS IDEOLÓGICOS

También la correlación ideológica entre sandinistas y antisandinistas ha variado a favor del FSLN. En la competencia se presentaron este año once partidos y alianzas, dos de estos partidos caribeños. De ellos, sólo tres podrían calificar como no sandinistas: el Movimiento de Salvación Liberal, que en Managua llevó como candidato a Sergio García Quintero, quien se separó de la Convergencia hace un año; Alternativa Cristiana, un partido confesional escindido de Camino Cristiano y liderado por el diputado ex-sandinista Orlando Tardencilla; y el PAMUC, un pequeño partido caribeño. Si sumáramos los votos de todas las corrientes antisandinistas, el FSLN sólo hubiese ganado 49 alcaldías, aquellas que ganó por encima del 49.7%.

Hasta mayo de 2004, la embajada de Estados Unidos hizo denodados esfuerzos por reunificar a los liberales y cuando no pudo hacerlo, apoyó el afán del presidente Enrique Bolaños de fundar su propio partido. Si hubiese prosperado la reunificación liberal, eso probablemente hubiese propiciado la alianza del PLC con otras fuerzas antisandinistas, como Camino Cristiano, la Resistencia o la fracción somocista de los liberales.

Como lo demuestran las cifras provicionales del cuadro inferior, el voto antisandinista cayó en un 4.72% y el voto por el FSLN subió un 3.44%. Este año, los antisandinistas movilizaron casi exactamente a la misma cantidad de ciudadanos que en el 2000 pero proporcionalmente cayó su porcentaje en casi 5%.

Los sandinistas incrementaron sus votos en 111 mil y subieron un 3.5%.




* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni

EL PESO DE LA ABSTENCIÓN

La masiva concurrencia de votantes en las elecciones presidenciales de 2001 tuvo, entre otras causas, la extrema polarización de las fuerzas políticas y la campaña de pánico promovida desde la embajada de Estados Unidos frente a un eventual triunfo sandinista, especialmente por su candidato presidencial. Las elecciones de este año 2004 han sido las menos polarizadas desde 1984, sin ningún incidente relevante antes o durante las elecciones. Los hechos de violencia -el más grave, el asesinato de la periodista María José Bravo, en Santo Tomás, Chontales- ocurrieron después de las votaciones y en general, fueron protagonizados por facciones liberales rivales.




* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni


La participación real de los ciudadanos en este evento electoral ha sido objeto de controversia. Es interesante señalar que la mayoría de las encuestas pronosticó entre un 65% y un 70% de participación. En términos absolutos, fue de un 52%. Pero, relativamente, la concurrencia a las urnas fue de un 73.46%.

El fenómeno de la abstención como indicador absoluto de algo es muy relativo. Todos saben que Nicaragua vive de las remesas familiares, enviadas por más de un millón de nicaragüenses residentes principalmente en Costa Rica y en Estados Unidos. Pero cuando se trata de interpretar datos electorales pocos lo recuerdan. El cuadro de esta página, elaborado con cifras oficiales del Consejo Supremo Electoral y cálculos suministrados por el magistrado del CSE Emmet Lang, ilustra la situación.

No existen datos disponibles sobre el padrón real por departamento o por municipio. De manera que los cálculos de la participación se deben hacer sobre la base del padrón nominal nacional, con todo y la cifra de 130 mil fallecidos que, insólitamente, aún aparecen incluidos en el padrón. La tasa de participación por departamento aparece en el cuadro de esta página.

Elecciones Municipales 2004
Porcentaje de participación por departamento




* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni

EL ÉXITO DE LA ALIANZA

Gran parte del éxito del FSLN se lo debe a su política de alianzas, la cual no sólo incluyó a los cinco partidos de la Convergencia, sino también a personalidades y líderes locales independientes. De los 87 alcaldes electos por el FSLN, 17 provienen de estos aliados: 2 conservadores, 2 liberales, 3 Resistencia, 3 MRS, 1 del MUC (evangélicos), 1 socialcristiano y 5 independientes. De los vicealcaldes de la Convergencia, que ganaron “en yunta” con un alcalde del FSLN, 28 son liberales, 9 conservadores, 3 Resistencia, 9 MRS, 14 del MUC, 1 socialcristiano y 16 independientes. Con candidatos aliados, el FSLN obtuvo 12 alcaldías en las que nunca había ganado: Diriá y Granada, (candidatos conservadores), Nindirí (liberal), Santo Tomás del Norte y Desembocadura del Río Grande (Resistencia), Yalagüina y La Concepción, (MRS) Muy Muy (socialcristiano) y en Acoyapa, Boaco, Masaya y San Juan de Nicaragua (personalidades independientes). En otros municipios donde también ganaron candidatos aliados, como Diriamba y Altagracia, el FSLN ganó en el 2000 pero con muy escaso margen de votos. En Jinotepe perdió en el 2000 por la división de los sandinistas y Nandaime y San Juan de Oriente, los había perdido hace cuatro años.

Los casos de mayor significado e impacto político son los de Granada, Masaya y Boaco, cabeceras de los respectivos departamentos. La victoria en Boaco es extraordinaria puesto que se trata de un feudo liberal con una sociedad extremadamente conservadora. El mérito principal es del alcalde electo, Vivian Orozco, de talante progresista y con fama de buena gente, exitoso finquero y sin ninguna filiación política conocida. Si sorpresiva fue su victoria, más aún lo fue el margen: más de mil votos sobre el PLC y rozando la mayoría absoluta (49.53%). En el 2000, con un militante como candidato, el FSLN obtuvo 4,561 votos. Esta vez alcanzó casi el doble: 8,290, con una participación superior al 52%. En el resto del departamento de Boaco los resultados no fueron buenos: en Santa Lucía y Camoapa, el FSLN perdió el 6% y el 3% de los votos. En Teustepe ganó el 9% y en los otros dos municipios el crecimiento fue poco significativo. Con todo, con los resultados de la cabecera, el FSLN obtuvo 9 mil votos más para un crecimiento en el departamento del 13.5%.

CHONTALES, MASAYA Y GRANADA

En el departamento vecino, Chontales, los resultados también mejoraron para los sandinistas. Ganaron Acoyapa y conservaron Juigalpa, la cabecera departamental, con un incremento sustancial de votos: de 6,466 (39.65%) logrados en el 2000 pasaron a 8,538 (48.43%). En Santo Tomás le ganaron a APRE en cerrada disputa. Si bien el candidato a alcalde era del FSLN, fue el prestigio del candidato a vicealcalde de la Convergencia, Mauricio Ruiz Matamoros -fuerte empresario del transporte regional, sin afiliacion partidaria-, quien le dio el caudal principal de votos. En todo el departamento se registraron un poco más de 3 mil votantes más que hace cuatro años. El FSLN logró casi 6 mil votos más, el PLC bajó algo menos que 4 mil y APRE subió algo más de 1,600 siempre comparando sus resultados con los del Partido Conservador en 2000.

La ciudad de Masaya constituye una sorpresa parecida a la de Boaco por similares razones. Se anticipaba una lucha voto a voto, porque hasta ahora se había comportado como un feudo electoral del PLC y en particular, del Presidente Bolaños. Pero la victoria de Orlando Noguera, sandinista del MRS, quien fue funcionario del gobierno sandinista y desde hace varios años se había alejado de las estructuras partidarias, fue categórica: duplicó en votos al PLC y casi quintuplicó a APRE. Sobre la base de un crecimiento de la participación (41,350 votos válidos en el 2004 frente a 27,210 en el 2000) los sandinistas sacaron 8,600 votos (84.2%) más que hace cuatro años.

Y si la victoria en la cabecera fue notable, mucho más aún lo fue en todo el departamento. El FSLN ganó los nueve municipios, incluyendo los que supuestamente eran los más antisandinistas: La Concepción, en donde la Resistencia le arrebató al PLC el 13% de los votos; y Nindirí, en cuyo territorio vive el Presidente Bolaños. En su conjunto, los sandinistas lograron 14 mil votos más (6.7%) y superaron los votos unidos de las dos principales agrupaciones liberales.

En Granada la sorpresa fue que los liberales quedaron fuera de la competencia y la lucha se concentró entre sandinistas y bolañistas, al punto que la diferencia fue apenas de 10 votos a favor de Álvaro Chamorro Mora, candidato de la Convergencia, ex-alcalde conservador a finales de los años 70, y también ministro de turismo del gobierno de Violeta de Chamorro. En esta ciudad, la división del voto fue social: en el centro de la ciudad, cuna de la oligarquía conservadora, ganó APRE; en los barrios pobres construidos en las afueras y donde no hay huellas de progreso, venció el FSLN. Nandaime era una victoria anunciada. Lo contrario de Diriomo, donde el FSLN no pudo retener la alcaldía. En cambio, logró ganar Diriá, de la mano de otro candidato conservador, aliado en la Convergencia.

RIVAS, JINOTEPE, CARAZO

Estaba prevista la derrota en la ciudad de Rivas -donde ganó el PLC- y, pese a algunos factores adversos, el FSLN logró conservar Cárdenas, San Juan del Sur, Belén (1,100 votos adicionales) y Altagracia. El FSLN le arrebató Buenos Aires a APRE, triplicando sus 446 votos del 2000. Conquistó Tola después que hace cuatro años le robaron literalmente las elecciones, porque Alemán no quería que la municipalidad le cobrara los impuestos sobre las inmensas propiedades que posee en el territorio de ese municipio. También le quitó el FSLN Potosí al PLC, con casi 1 mil votos de diferencia. El PLC sólo ganó Moyogalpa, donde el FSLN quedó relegado al tercer puesto detrás de la Resistencia. APRE ganó San Jorge, que está prácticamente anexado a Rivas, y el PLC cayó allí al tercer lugar. En todo el departamento hubo 5,900 votantes más, y mientras la votación sandinista creció en más de 4 mil votos, el PLC se estancó, perdiendo en la votación global 37.43% contra 43.01% del Frente.

En Jinotepe, la cabecera de Carazo, casi mil votos adicionales le dieron la victoria al empresario Álvaro “Chimín” Portocarrero, del MRS, quien logró unir el voto sandinista. Además, el FSLN retuvo Diriamba y ganó Dolores. Entre estos tres municipios forman en la práctica una sola ciudad de casi 90 mil habitantes. También retuvo el FSLN el municipio de San Marcos y logró reconquistar La Paz, Santa Teresa y El Rosario. Solo perdió en La Conquista, baluarte del PLC, aunque mejoraron allí en un 30% el número de sus votos. A nivel departamental, la victoria del FSLN en Carazo fue categórica: con una votación apenas 700 votos superior al 2000, crecieron en 4,103 votos, mientras el PLC perdía 6 mil.

En general, en el suroriente del país los resultados del Frente Sandinista fueron óptimos: de 31 municipios ubicados en Masaya, Granada, Carazo y Rivas, ganaron 26. En conjunto, el FSLN le sacó allí más de 30 mil votos de ventaja al PLC.

SOMOTO, NUEVA SEGOVIA, ESTELÍ

Los resultados de Occidente y Las Segovias fueron también mucho mejores que los esperados. En León y Chinandega, de 23 municipios el FSLN ganó 22. En Nueva Segovia, Madriz y Estelí, de 27 logró 15. En Madriz, Estelí, Chinandega y León, el extremo oeste del país, ganó por mayoría absoluta en 33 de 38 gobiernos municipales.

Somoto, la cabecera de Madriz, continuará en manos del FSLN por tercer período consecutivo, después de la resonante victoria de Manuel Maldonado en 1996. Este año votaron apenas 400 ciudadanos más, pero el FSLN conquistó más de mil votos nuevos y casi alcanzó el 60%. También mantuvo Telpaneca, recuperó San José de Cusmapa y San Lucas, y ganó por primera vez en Yalagüina, Palacagüina y Las Sabanas. En total, hubo 6,757 nuevos votantes, pero mientras el PLC conquistaba sólo 33 de ellos, el FSLN logró 6,378.

En Nueva Segovia también hubo buenos resultados. En Ocotal, pese a que votaron casi 500 ciudadanos menos, el FSLN creció en más de 600 votos y alcanzó el 57%. Además, mantuvo Jalapa, con 1 mil electores adicionales, y recuperó San Fernando y Dipilto, perdidos en el 2000. A nivel departamental hubo un incremento de 7 mil votos y el FSLN creció casi dos puntos (de 43.13% a 45%), gracias a 4,500 nuevos votantes, mientras el PLC bajaba en 3 mil votos y casi 9 puntos (de 51.33% a 42.81%).

Los sandinistas retuvieron cómodamente Estelí y Condega, mientras recuperaban San Juan de Limay y Pueblo Nuevo; en todos los casos con más del 49% de los votos. Aunque en Estelí la victoria fue del 68.03%, se logró apenas con 260 votos más. Hubo en Estelí una menor concurrencia a las urnas, pues la votación descendió en casi 8 mil votantes. El PLC sufrió una derrota catastrófica al perder más de 10 mil electores.

CHINANDEGA Y LEÓN

En Chinandega la victoria fue contundente, pero con una concurrencia apenas superior a la del 2000. En la cabecera departamental fue donde la abstención se hizo más evidente: la votación total descendió en más de 5,600 votantes casi la misma cantidad de votos que bajó el PLC, quien cayó al tercer puesto, superado por APRE. Gracias a esta abstención, el FSLN logró la mayoría absoluta, pese a lograr sólo 377 votos adicionales a su votación del 2000. En la vecina ciudad de El Viejo la votación fue ligeramente menor a la de las pasadas elecciones, pero el FSLN logró 1,500 votos más. En Corinto hubo un incremento de casi 1,200 votos pero el FSLN alcanzó apenas 287 más, lo justo para conservar la alcaldía por un margen de sólo el 1.65%.


En el único municipio que perdió en este departamento, Cinco Pinos, la diferencia entre el PLC y el FSLN fue de siete votos. APRE, que postuló al ex-alcalde sandinista Henry Maradiaga, quedó en segundo lugar con sólo un voto más que los sandinistas. Allí la candidata del FSLN, Mailyn Mendoza, fue impuesta directamente por Daniel Ortega, contra la opinión de los dirigentes locales. A nivel del departamento, el FSLN creció en 5 mil votos y el PLC descendió en 8 mil, de manera que la diferencia entre ambos fue de casi 34 mil, 4 mil más que el incremento de votos válidos. El PLC perdió 15 mil votos.

Todo el departamento de León será gobernado por el FSLN. Consiguió más de 10 mil votos nuevos en el departamento, donde hubo un crecimiento de votantes de 4 mil. El FSLN obtuvo 66,623 votos frente a 41,645 del PLC. En la cabecera, donde votaron casi 3 mil personas menos, la votación del FSLN descendió en 1,500 votos y la del PLC en más de 4,200. Un fenómeno inverso ocurrió en Nagarote, otrora bastión liberal hasta que el sandinista Juan Hernández cambió la ciudad en los últimos cuatro años, después de su sorpresiva victoria del 2000. Los votantes nagaroteños crecieron en más de 4 mil y el FSLN consiguió 5 mil votos más, mientras el PLC caía en 3 mil. En los otros municipios, la votación fue muy parecida a la de las pasadas elecciones, pero el FSLN logró recuperar Achuapa y El Jicaral, logrando un incremento de 642 y 713 votos respectivamente, mientras el PLC bajaba 34 y 524.

JINOTEGA Y MATAGALPA

La victoria en Jinotega tiene un especial significado. En las pasadas elecciones, los sandinistas lloraron amargamente la derrota de Homero Guatemala, su dirigente más sobresaliente en muchos años, y en privado acusaban a la dirigencia nacional de haber negociado esta plaza con los liberales a cambio de ganar Jalapa, en Nueva Segovia. Esta vez la victoria no dio lugar a dudas: en términos proporcionales, apenas subieron 0.36% pero sus 13,034 votos dejaron muy atrás los 9,379 del PLC y los 4,613 de APRE.

No fue la cerrada pelea que se esperaba, sobre todo porque el voto por APRE se derrumbó, ganando sólo en las Juntas ubicadas en los sectores acomodados de la ciudad. Los sandinistas arrasaron en todos los barrios pobres y los liberales mantuvieron su hegemonía en las comarcas del municipio. Aunque la tendencia del voto estaba marcada desde tempranas horas de la noche, el FSLN prefirió celebrar hasta las tres de la madrugada, y el alcalde electo, Eugenio López, le rindió un emocionado tributo a Guatemala, fallecido el pasado 8 de marzo. El FSLN también recuperó La Concordia. En todo el departamento, donde apenas hubo un incremento de 2,200 votantes, la votación del FSLN subió en 2,900 votos, mientras el PLC bajaba 7,279, pese a lo cual ganó los otros seis municipios.

Los matagalpinos premiaron la labor de Zadrach Zeledón y eligieron al sandinista Nelson Artola como su alcalde. Sólo en 3 de los 13 municipios del departamento hubo mayor cantidad de votantes: Matagalpa, Río Blanco y San Isidro, y en ninguno ganó el PLC. En la cabecera departamental votaron casi 3 mil más. El FSLN superó los 17,857 (44.76%) que le permitieron ganar muy justo en el 2000, para conseguir ahora la mayoría absoluta con 23,084 (54.16%). El FSLN retuvo las alcaldías de San Ramón (aunque con menos votos-, de Tuma La Dalia y de San Isidro, reconquistó Esquipulas y ganó por primera vez en Muy Muy. En Río Blanco sorprendió el Partido de la Resistencia ganándole cómodamente al PLC y dejando al FSLN con menos de mil votos. Los otros seis municipios matagalpinos los ganó el PLC, pero con menos votos que en 2000 en Sébaco, Rancho Grande y Matiguás. En el balance departamental, hubo 7 mil votantes menos. A nivel de partidos, el FSLN ganó 4 mil votos y el PLC perdió 5 mil, casi los mismos que obtuvo la Resistencia.

CARIBE NORTE Y SUR

Quizás las pérdidas más dolorosas para el FSLN son las dos cabeceras del Caribe. En Bilwi no fue suficiente la extraordinaria labor del alcalde saliente Guillermo Espinoza y YATAMA confirmó que en el Atlántico Norte es la fuerza dominante, ganando las elecciones estrecha pero claramente: 5,523 (38.89%) sobre los 5,142 (36.21%) de los sandinistas. Una primera valoración realizada por los sandinistas caribeños apunta a la baja participación de los barrios creoles y a lo contrario en los barrios indígenas.

El partido mískito también gobernará Waspam, donde la masiva votación de sus bases -casi se duplicó la cantidad de votos válidos- les hizo ganar cómodamente y destruir las esperanzas del otro partido caribeño, el PAMUC. El tercer municipio, también eminentemente mískito, en donde ganó YATAMA, fue Prinzapolka, donde rozó la mayoría absoluta. En los otros 4 municipios de la Región Autónoma Atlántico Norte (RAAN) los sandinistas lograron retener su feudo tradicional, Bonanza, pese a bajar en la votación, y perdieron Rosita, tal y como se anticipaba. Los malos resultados en Caribe Norte se reflejan en la votación final: apenas 7 votos más que en 2000, a pesar de 6 mil nuevos votantes.

En el Caribe Sur (RAAS), el FSLN también perdió la cabecera, Bluefields, por un margen muy estrecho y cuestionado por los activistas del FSLN, quienes aseguran que el Consejo Departamental Electoral, dominado por los liberales, les escamoteó 300 votos. Lo cierto es que en Bluefields hubo más de 1 mil votos válidos menos que en el 2000 y según parece, son electores sandinistas: hace cuatro años, votaron rojinegro 5,019 y este año sólo 4,207, cantidades muy alejadas de los 23,817 votos logrados en las elecciones generales de 2001. La razón principal es el disgusto de la militancia sandinista con el candidato a alcalde, Lawrence Omier, quien no sólo se había salido del FSLN, sino que además fue titular de la comuna en nombre del PLC. En los otros municipios del Caribe Sur se cumplieron los pronósticos: el FSLN recuperó Kukrahill y por primera vez gobernará Laguna de Perlas y la Desembocadura del Río Grande. La masiva abstención -algo también previsto en el Caribe- fue la principal causa para que el FSLN bajara de 16,884 votos en las pasadas municipales a 16,231 en éstas aunque aún faltan por contar algunos votos.

MANAGUA Y SU ÁREA METROPOLITANA

Los resultados de Managua no constituyeron sorpresa. Todas las encuestas pronosticaron que ganaría Dionisio Marenco con una diferencia mayor del 10% sobre el PLC y bastante mayor sobre APRE. Y así fue, sólo que el PLC subió sus votos del 2000 y APRE bajó drásticamente, en comparación con los que obtuvo el Partido Conservador en Managua, con William Báez como candidato (Ver cuadro abajo).



* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni


Sobre 601,780 cedulados en la ciudad de Managua, hubo 321,430 votos válidos, un poco más del 53%, lo que significa que la abstención absoluta fue del 47%, un punto superior a la del 2000, cuando votaron 309,935. Esta ausencia de electores perjudicó principalmente a los antisandinistas, pues hace cuatro años sumaron más de 179 mil votos con el 56% y esta vez alcanzaron 169,832 votos, para un 54.18%.

Elecciones Municipales 7 de noviembre 2004
Área Metropolitana




* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni


El FSLN logró 8 concejales de 18. Eso significa que Dionisio Marenco gobernará con mayoría, puesto que el alcalde tiene voz y voto en el Concejo, y en caso de empate tiene voto doble. El PLC consiguió 6 concejales y APRE 2. Aún faltan por decidir los otros 2. Uno puede obtenerlo APRE y otro está entre el PLI de Edén Pastora y Camino Cristiano.

Un municipio que perdió el FSLN y no entraba en sus cálculos es San Rafael del Sur, en cuyo territorio están ubicadas las playas de Pochomil, Masachapa y Montelimar. Los dirigentes de la localidad atribuyen la derrota a las características del candidato, Juan Antonio Mendieta, un liberal cuestionado política y personalmente por un gran sector de ciudadanos. Las cifras parecen confirmar esa tesis, pues aunque este año hubo 3 mil votantes más, el FSLN bajó 1,250 votos: de 7,121 a 5,871, mientras los liberales apenas subían un poco más de 270 votos. Los sandinistas se adjudicaron San Francisco Libre, aunque el PLC peleó duro y la diferencia fue de menos de 100 votos. El PLC ganó Villa El Carmen, mejorando su votación pasada, neutralizando así el alza de los sandinistas, que crecieron en un 50% respecto a sus resultados del 2000.

En el área metropolitana de Managua, habitada por 1 millón 781 mil 797 personas, casi un tercio de la población nacional, e integrada por los municipios de Managua, Tipitapa, Ticuantepe, El Crucero, Ciudad Sandino y Mateare, el FSLN arrasó. En Tipitapa y Ticuantepe los ciudadanos validaron el trabajo de los alcaldes salientes, César Vásquez y Manuel Ampié, y le otorgaron mayoría absoluta al FSLN, superando con creces los resultados del 2000. En Ciudad Sandino, donde apenas subió la cantidad de votantes, el FSLN mejoró en 900 votos. En Mateare la disputa fue voto a voto con el PLC, al punto que la diferencia fue de apenas 22 votos. En El Crucero, donde tiene su residencia Arnoldo Alemán, Azucena Ferrey, la ex-dirigente contra ahora aliada de la Convergencia, aunque obtuvo 191 votos más para el FSLN, bajó en la votación relativa de 34.95% a 34.67% respecto al 2000. También el PLC bajó 6 puntos y descendió en 39 votos, pero hizo lo suficiente para ganar.

Finalmente a nivel nacional, hubo 6,703 votos menos para concejales que para alcaldes. Al comparar la diferencia entre los partidos, se observa que sólo los dos partidos principales FSLN y PLC perdieron votos por esta razón.

Aunque al cierre de este texto, el CSE no informaba aún la composición definitiva de los concejos municipales, es previsible que habrá una mayor participación de concejales de los partidos pequeños. Así, los gobiernos locales ganarán en representación y debate.

Partido ganador por Municipio
elecciones municipales (2000 y 2004)

















* Envío publicó resultados provisionales, consulte los definitivos en: http://www.cse.gob.ni

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
El test electoral: las vísperas, “the day after” y una ranura en el horizonte

Nicaragua
Elecciones Municipales 2004 - Brújula para un análisis

Nicaragua
Elecciones Municipales 2004 - Cifras para la valoración del triunfo del FSLN-Convergencia

Nicaragua
Pandillas: de la violencia social a la violencia económica

México
Los colores de Chiapas

México
Penal Islas Marías: una cárcel con muros de agua

Internacional
Tratados de Libre Comercio: ¿Son libres? ¿Son estrategias de desarrollo?

Nicaragua
Noticias del mes

Nicaragua
Por qué decimos NO a la ratificación del TLC
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web