Envío Digital
 

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA

Apartado A-194
Managua, Nicaragua

Teléfono:
(505) 22782557

Fax:
(505) 22781402

Email:
info@envio.org.ni

Universidad Centroamericana - UCA  
  Número 243 | Junio 2002
Inicio Escribanos Archivo Suscribase

Anuncio

Nicaragua

Lucha contra la corrupción: ¿un duradero cambio de clima?

El positivo cambio de clima generado por la lucha anticorrupción, ¿llegó para quedarse, será duradero? Las resistencias al cambio son feroces. Y las esperanzas que brotaron están hoy asediadas por fundadas incertidumbres.

Equipo Nitlápan-Envío

A veces son los trabajadores de la cultura quienes encuentran en las metáforas la mejor descripción de la realidad. El escritor Sergio Ramírez halló una: lo que estaba ocurriendo en Nicaragua desde que el gobierno Bolaños inició su gestión abanderando la lucha contra la corrupción -dijo- es un cambio de clima. El país seguía siendo exactamente el mismo de antes, sus instituciones continuaban marcadas por el pacto, y no habían aparecido nuevos liderazgos. Magistrados, jueces, contralores, políticos, diputados, fiscales y procuradores, empresarios privados, banqueros, y toda la gente que aquí vivimos éramos exactamente los mismos de tan sólo unos meses atrás. Y sin embargo, todo parecía distinto porque algo sí había cambiado: el clima. Y en un cambio de clima -comentó- toda la vida cambia: unas especies se desarrollan más, otras aparecen y proliferan, muchas se debilitan, algunas se extinguen.

Los hechos ocurridos en esta lluviosa entrada del invierno han sembrado fundadas dudas de que este cambio de clima logre instalarse de forma duradera en nuestro país. Si hace dos meses había en la atmósfera un nuevo oxígeno que alentaba esperanzas, hoy prevalece una cierta contaminación que nos mantiene a la expectativa.


Arnoldo Alemán se resiste

Consumada la primera fase judicial en los casos del Canal 6 y en los dos casos que implicaron a Byron Jerez en fraudes, y concluidos estos tres casos con una docena de altos funcionarios públicos en la cárcel -Jerez a la cabeza-, y con media docena fugados del país, se hicieron más visibles las resistencias de distintas "especies" al cambio de clima. Quienes más fiera y públicamente las han expresado se reúnen en el sector arnoldista del PLC. Era lógico: además de quedar demostrado en estos tres casos que "todos los caminos llevan a Alemán", saben que en los próximos podría suceder lo mismo. Los casos más cercanos en el tiempo, y por eso los mejor documentables, corresponden al gobierno que él presidió.

El más afectado de los nicaragüenses por la lucha anticorrupción es Arnoldo Alemán. Naturalmente, él encabeza la resistencia. Lo hace retirado del gran escenario público y en cierto silencio, pero con todo el poder que aún conserva: por su cargo de Presidente del Legislativo, por el control que mantiene en el PLC gracias a favores y prebendas; por el liderazgo que aún conserva en las bases rurales del liberalismo; y por los vínculos que mantiene con otros grupos de poder económico y político nacionales.

El gobierno de Estados Unidos envió un claro mensaje a Alemán para que desista de su resistencia, al estamparle este mes en su pasaporte diplomático una visa de entrada a ese país válida sólo por un año. Cuando la retención prolongada del pasaporte de Alemán en la embajada gringa en Managua alentó rumores de que le sería cancelada la visa -lo que ya le había ocurrido a su socio Jerez- Alemán fanfarroneó asegurando que él tenía una visa válida por once años para ir a Estados Unidos.

Lo que más teme Alemán es ir a la cárcel. Por eso, a lo que más se resiste en el nuevo gobierno es a la lucha contra la corrupción. También hace feroz resistencia al nuevo liderazgo que desde el gobierno, y con un estilo muy diferente al suyo, busca instalar Bolaños -también Estados Unidos- en el PLC, asegurando con eso un antisandinismo mucho más eficaz. ¿Continuará insistiendo Alemán en su candidatura presidencial para las próximas elecciones? Esta resistencia tenaz a retirarse de la escena -pasión de ánimo que comparte con Daniel Ortega- viene haciendo crecer la convicción de que una de las garantías más sólidas para prevenir la corrupción sería una reforma constitucional que establezca la prohibición absoluta y en cualquier caso de la reelección presidencial.


Resistencias de la sociedad

Las resistencias del sector arnoldista del PLC aparecen mezcladas con las resistencias que lógicamente genera una lucha que involucra a gente de todos los sectores sociales y que, a la vez, evidencia las profundas inequidades con que se ha acostumbrado a convivir esta sociedad. Resistencias también, y aún más profundas, porque según sea el disco duro ideológico, religioso o político de cada quien, son muchos los que consideran que hay ladrones "buenos" y ladrones "malos", según los ladrones estén en su bando o en el contrario.

Los evidentes privilegios de los que gozan en la Cárcel Modelo los altos funcionarios hoy presos por haber defraudado al Estado han generado frustración y escepticismo sobre el espíritu de justicia y de equidad de la lucha anticorrupción. Byron Jerez no sólo tiene una celda acondicionada por su familia con todo confort, sino que brinda declaraciones desde su teléfono celular a la emisora radial arnoldista y es entrevistado por un canal de TV desde la cárcel para demostrar su inocencia y declararse asiduo lector de la Biblia.

La insólita vida carcelaria de Jerez y del resto de altos funcionarios hoy presos (visitas a cualquier hora y sin revisión, comodidades que allí son lujos, excepciones, salidas) ha provocado resistencias a la lucha contra la corrupción en una mayoría de gente muy pobre, con familiares presos que soportan en la prisión condiciones infrahumanas. Justa es la decepción al ver cómo se repite, también al amparo de esta noble causa, la ley del embudo: para una docena de presos ricos lo ancho, y para más de tres mil reos pobres lo agudo.

En la escuela abierta por la lucha contra la corrupción, toda la sociedad es novata y aprendiza. Y las lecciones son duras. Y existe un atavismo cultural que no logra entender o que se resiste a aprender. Y ya empiezan a oirse expresiones así: ¿Y qué ganamos nosotros echando preso a Alemán y a los otros? En un país como éste, ¿hacer justicia no será como la ley de Jonás, que al jodido lo joden más? Como la lucha contra la corrupción es una causa abstracta hasta que empieza a ser lucha contra los corruptos, gente con nombre y apellido, hasta ayer buscada y solicitada, hasta ayer querida y reverenciada por los favores que regalaba, las resistencias provienen de todos lados.

FSLN: resistencias ocultas

Del lado del danielismo-orteguismo que controla al FSLN -más hábil que el resto de grupos en conflicto en las operaciones destinadas a "borrar huellas"- no se aprecian las resistencias. No son tan públicas. Los movimientos son cuidadosamente calculados. Dirigentes, diputados y voceros del FSLN reiteran su respaldo a la lucha contra la corrupción. Pero cuando se habla de algún caso que los involucra -especialmente la quiebra de Interbank- modulan el discurso y se repliegan. La estrategia de sobrevivencia de esta "especie" -al no estar claro aún el resultado del enfrentamiento entre arnoldismo y bolañismo en el PLC, centro alrededor del cual gravita la vida política nacional- es estar a la expectativa. Lo que sí parece ya estar claro para las bases sandinistas es que el "cambio de clima" hubiera sido impensable de ganar Ortega las elecciones.

Ha habido también resistencias públicas -y otras encubiertas que no conocemos- destinadas a cambiar la correlación de fuerzas institucional con el fin de detener investigaciones futuras. Entre éstas, una de las más estratégicas es el proyecto de ley "pactado" entre el PLC y el FSLN para "fortalecer" a la Contraloría, debilitando a la Procuraduría. Tras ser blandida como amenaza, la iniciativa permanece congelada.


Un discurso esperanzador

Asediado por especies en resistencia de todo pelaje y color, y alentado a dar continuidad a la lucha contra la corrupción por la comunidad internacional, con la que iba a reunirse en los días siguientes en Madrid en la Cumbre de América Latina y el Caribe con la Unión Europea, el Presidente Bolaños reunió el 14 de mayo a todas las autoridades de todos los poderes e instituciones del Estado -sólo quedó vacía la silla del Presidente de la Asamblea Nacional, Arnoldo Alemán- para pronunciar ante ellas y ante la nación -transmisión directa por canales de TV y emisoras radiales- un discurso muy pedagógico sobre el tema de la corrupción.

El punto más concreto del discurso era llamar la atención sobre la elección de cinco magistrados de la Corte Suprema de Justicia en el mes de julio y solicitar que la elección recayera en profesionales honestos sin partidarismos y sin compromisos con nadie, en referencia a la necesidad de ir deshaciendo los nudos del pacto que mantiene atrapados a tres de los cuatro Poderes del Estado. El objetivo general del discurso era fortalecer las esperanzas de los decepcionados, vencer las resistencias de los oponentes y animar a los participantes en la lucha contra la corrupción a continuar por camino tan difícil.

Entre otras cosas, dijo Bolaños esa tarde: La pesada carga que ha caído sobre nuestro pueblo con la corrupción es tremenda: son más de 600 millones de dólares, que pudieran estar sirviendo para aliviar la pobreza de nuestro pueblo... Algunos dicen que continuar con esta lucha es fomentar la desestabilización nacional. Pero la justicia nunca puede desestabilizar la paz. Por el contrario, la consolida.... O se está contra la corrupción o con la corrupción, por ser corrupto: no hay otra alternativa... La lucha contra la corrupción no es sólo innegociable e inclaudicable, es impostergable... El inicio de este nuevo milenio se caracteriza por vientos de honestidad, transparencia y eficiencia. Nicaragua es de los países del mundo que está más atrasado en estos aspectos... No podemos negar que puedan haber corruptos en el FSLN, pero esta lucha es contra los corruptos y no contra el FSLN. No podemos negar que puedan haber corruptos en el PLC, pero esta lucha es contra los corruptos y no contra el PLC. No podemos negar que puedan haber corruptos en la empresa privada, pero esta lucha es contra los corruptos y no contra la empresa privada. No podemos negar que puedan haber corruptos en las instituciones bancarias, pero esta lucha es contra los corruptos y no contra los bancos. No es una lucha contra el FSLN, mucho menos contra mi Partido Liberal Constitucionalista. No es contra sectores económicos, no es contra bancos, no es contra empresarios, no es contra ninguna iglesia, menos contra la mía que tanto quiero... Estoy seguro que más del 90 por ciento de todos los nicaragüenses están conmigo en esta lucha." Ningún discurso le había ganado tantas simpatías a Bolaños como éste.

Días después, el 17 de mayo, el Subprocurador de Justicia Francisco Fiallos reflejaba en una metáfora uno de los límites de este empeño moralizador. Por donde quiera que toquemos sale pus, expresó ante los representantes de la sociedad civil agrupados en el CONPES, indicando el colosal volumen del trabajo que un Estado en bancarrota y una sociedad con mucha conciencia, también toda ella permeada por la corrupción- tienen pendientes.


Alberto Novoa: un símbolo

En este contexto, sorprendió a la opinión pública y creó una gran incertidumbre la medida tomada por Fiallos tan sólo una semana después -avalada de inmediato por el Presidente Bolaños-, de sustituir a Alberto Novoa como Procurador Especial para el caso del Canal 6 y para el primer caso Jerez, aún en proceso de culminación. Construyendo meticulosamente ambos casos y acompañándolos con beligerancia en los juzgados y con pedagogía en entrevistas y declaraciones hasta lograr demostrar la responsabilidad penal de Jerez y de un grupo de funcionarios públicos del gobierno Alemán, Novoa, abogado penalista, profesor de generaciones y hombre de origen humilde y de estilo popular, se convirtió en muy poco tiempo y muy justamente en un triple símbolo. Símbolo de que las cosas pueden cambiar, de que las leyes y las instituciones pueden ser servidoras e inspiradoras, y de que los funcionarios públicos pueden hablar con franqueza llamando a todas las cosas con respeto y por su exacto nombre.

El cambio de clima favoreció que esta prometedora "especie" surgiera y cautivara a la opinión pública. No sin conflicto por el poder que estaba siendo tocado: los arnoldistas reiteraban en sus medios que Novoa "dirigía el circo" y "atizaba el odio". Y las élites nacionales, promotoras de un lenguaje tecnocrático y aséptico -tan bien representadas en el gobierno Bolaños- no se reconocían en este profesional, sin corbata y sin vehículo, de hablar tan inusualmente llano.


Oscilaciones climáticas

Junto a Gertrudis Arias -también de origen humilde y de estilo popular, profesional sin joyas, sin maquillaje y también sin vehículo-, la jueza que interrogó a Alemán y que lo encausó por corrupción, Novoa era, cuando fue separado de su cargo, uno de los activos de mayor valor que tenía el Presidente Bolaños para convencer a toda la población, no a un solo sector, y no sólo a los Estados Unidos, de que la lucha contra la corrupción iba en serio e iba a fondo. Sustituir a Novoa ha sido calificado ya como el error político más grave cometido por Bolaños desde que asumió al poder. Y en los medios -que tanto han colaborado a que la opinión pública tome conciencia de la gravedad de la corrupción- se aprecia un antes y un después de lo de Novoa. Desde el anuncio de su despido, el 24 de mayo, comenzaron a sentirse y a presentirse preocupantes oscilaciones del clima.

Tras la conmoción social y la parálisis institucional que sobrevino con el despido de Novoa, reaparecieron los problemas del "clima económico", que no ha cambiado en absoluto, que sigue siendo negativo. La recesión se agudiza. El Ejecutivo está obligado, por la realidad y por la urgencia de llegar a un acuerdo con el FMI, a un recorte presupuestario de 550 millones de córdobas. Ha proyectado también recaudar más impuestos con una serie de medidas fiscales de emergencia. Ni los recortes ni las medidas tienen consenso en ningún sector. A la espera de las grandes inversiones, que no llegan o que lógicamente tardan, todos los gremios productivos, especialmente los del agro, se quejan por estar pasando del abandono a la quiebra. La distribución de la energía eléctrica -privatizada a favor de la empresa española Unión Fenosa- ha traído un problema tras otro, el último nuevas alzas que anuncian mayor recesión. Y a pesar de que el Ejecutivo ha optado por medidas de austeridad y de "sinceramiento", Nicaragua sigue cargando con un volumen de altos funcionarios demasiado bien pagados y acolchados con privilegios, a los que ninguno quiere renunciar.


Resistencias en la Iglesia católica

Si todos los caminos llevan a Alemán en la lucha contra la corrupción, en el caso de la destitución de Novoa varios caminos llevan a miembros de la jerarquía de la iglesia católica. No hay analista -de cualquier tendencia- que no lo haya entendido así. Unas declaraciones de Novoa en torno a las investigaciones en posibles casos de corrupción en los que habría participado COPROSA, la Comisión de Promoción Social Arquidiocesana de Managua, fueron, según la Procuraduría, "la gota que desbordó el vaso". Si bien las declaraciones, aunque técnicas eran audaces, y si bien la forma en que en este caso, como en tantos otros, los periodistas destacan y hasta reproducen de forma inapropiada las opiniones que recogen, Novoa se merecía una amonestación, no una destitución.

La jerarquía católica no ha visto con buenos ojos la lucha contra la corrupción. En el caso del Canal 6 apareció implicado el Vicario de la Arquidiócesis de Managua, Monseñor Eddy Montenegro, nombrado por el gobierno Alemán como "representante de la sociedad civil" en la junta directiva del aeropuerto de Managua, que autorizó uno de los cheques utilizados en el fraude. En la investigación en torno al caso, Montenegro, como miembro de esa Junta, fue citado en varias ocasiones por la judicial para rendir declaración, pero no acudió a ninguna de las citatorias, aun cuando se le reconoció el privilegio de responder a las preguntas en su despacho y sin presencia de los medios.

En el caso del fraude con notas de crédito que Byron Jerez repartía profusamente y que sirvieron para comprar vehículos de lujo que llegaban después a manos de personas privadas, apareció implicado el Obispo de León, Monseñor Bosco Vivas, como dueño de uno de estos vehículos. Gran parte de los vehículos que se probó fueron adquiridos en estas ilícitas operaciones en que el Estado perdió millones, fueron embargados por orden judicial. No así el del obispo Vivas, que continuó utilizándolo, negándose a informar cómo lo había adquirido. El 12 de mayo comentó así, en una homilía en León los efectos que podría tener la lucha contra la corrupción: Esto puede provocar derramamientos de sangre. Se preparan cuando la sociedad se va dividiendo y nos enfrentamos como enemigos, y cuando las armas de la calumnia van provocando deseos de aniquilamiento, incluso a niveles sangrientos...

Así, en los dos primeros casos con los que inició el cambio de clima nacional, los dos casos llevados por el Procurador Alberto Novoa, dos autoridades eclesiásticas interpretaron como calumnias las pruebas y se resistieron a actuar como ciudadanos respetuosos de las leyes y deseosos de colaborar en los esfuerzos de Nicaragua contra la corrupción.


COPROSA en la mira

Restablecer el orden macroeconómico, desordenado al extremo durante el último año del gobierno Alemán, para agilizar los desembolsos de la cooperación internacional, depende en gran medida de firmar un acuerdo con el FMI, que exige una reducción del déficit fiscal y ha sugerido, para ello, reducir el monto de las exoneraciones, que interpreta como innecesarios subsidios.

El gobierno venía anunciando la reducción de las exoneraciones y su revisión "caso por caso". Se ha demostrado que más grave que el monto de lo que se exonera es la discrecionalidad con que se aplican las exoneraciones. En este contexto, los medios empezaron a hurgar en las exoneraciones que benefician a COPROSA, bajo la autoridad del Arzobispo de Managua Miguel Obando y dirigida por Roberto Rivas, Presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Desde el mes de abril comenzaron a aparecer en los medios datos sobre COPROSA. Destacaba la introducción al país sin pagar impuestos de decenas de vehículos, que no siempre estaban al servicio de obras sociales, sino en manos de familiares o amigos de sacerdotes. El "caso COPROSA" se iba convirtiendo en fuerte candidato a ser "tocado" para sacar de él todo el "pus". A mediados de abril, la Contraloría General de la República (CGR) y la Dirección General de Aduanas (DGA) iniciaron una investigación sobre los vehículos exonerados a favor de COPROSA. En mayo, y en otra investigación de la Contraloría en la COERCO (Corporación de Empresas Regionales de la Construcción) del Ministerio de Transporte e Infraestructura -donde se han descubierto todo tipo de irregularidades, de proyectos fantasmas y de ingresos no registrados- aparecían datos "alarmantes" sobre donaciones discrecionales hechas a autoridades de la Iglesia católica.


Juramentos en abril

Coincidentemente, en el mismo mes de abril, el Arzobispo de Managua, Miguel Obando, denunció que tenía pruebas de una trama que se estaba fraguando en su contra: había sabido por "personas de toda credibilidad" -no podía dar nombres sin violar el sigilo sacramental- que funcionarios del gobierno Bolaños habían cabildeado en el Vaticano para que él fuera retirado de su cargo. El Presidente Bolaños negó la intriga reiteradamente, pero como el Cardenal Obando también reiteraba su versión, Bolaños tuvo que jurar por sus padres y su hijo difuntos que eso no era verdad. Las noticias sobre esta trama se prolongaron durante semanas. Mientras políticos de varias tendencias llegaban a mostrar su solidaridad al Cardenal, los medios de comunicación seguían hurgando en el caso COPROSA. El Cardenal optó por el silencio y suspendió las acostumbradas ruedas de prensa después de la misa dominical en Catedral, en las que desde hace años opina sobre hechos de la vida nacional. Seguramente, el incidente de la trama vaticana mostró al Presidente Bolaños que era necesario ser "prudente" con la jerarquía católica.

Los medios de comunicación superan a las instituciones en la investigación de la corrupción, buscan imponer sus ritmos y sus estilos, y carecen de prudencia. Siguieron hurgando. Coincidentemente, en el mes de abril, cuando el arnoldismo cerraba filas en torno al ex-Presidente Alemán, cuya desaforación había solicitado la autoridad judicial a la Asamblea en el caso Canal 6, y los medios arnoldistas lanzaban una virulenta campaña contra el gobierno de Bolaños para obligarlo a detenerse en la lucha contra la corrupción, sorprendió esta noticia, confirmada por el propio obispo auxiliar de Managua: la frecuencia de la emisora radial más activa en la campaña anti-Bolaños, "La Poderosa", había sido cedida por las autoridades eclesiásticas de Managua a los partidarios de Alemán desde los tiempos en que éste era Presidente. Desde esta emisora se repite a diario una cuña que denuncia la Nueva Era de Bolaños como una Nueva Era Anticristiana.


Vehículos van y vienen

La información sobre COPROSA tenía varios agujeros negros. Con el fin de evadir cualquier juicio de valor sobre las exoneraciones a COPROSA, Monseñor Eddy Montenegro afirmó -causando perplejidad- que COPROSA no era una ONG, sino que se regía "por las leyes del gobierno eclesiástico". De inmediato, Montenegro fue desmentido con el documento correspondiente: a COPROSA se le había otorgado personalidad jurídica como asociación civil sin fines de lucro -lo que es una ONG- en 1991. Para aumentar la confusión, el Ministerio de Gobernación aclaró que COPROSA no estaba inscrita como ONG. Fue en el contexto de dilucidar la identidad jurídica de COPROSA, que habló Novoa. COPROSA existe -dijo a un periodista- y uno de sus deberes es presentar libros de contabilidad. Está disimulando como actúa. Y para mí, los efectos presentes en este caso son de engaño para constituir una estafa. Esto le costó el puesto.

En defensa de COPROSA, el obispo Solórzano declaró que también "los protestantes" recibían exoneraciones. A las ONG, la Ley de Justicia Tributaria les concede la introducción, sin pago de impuestos, de dos vehículos -nunca de lujo- cada cinco años. COPROSA -según reconocieron el obispo auxiliar de Managua, Jorge Solórzano y el obispo de Estelí, Juan Abelardo Mata- había introducido más de cien. A comienzos de junio la Contraloría había contabilizado más de 160 introducidos durante el gobierno Alemán, unos 40 de lujo, y cantidades de otras mercaderías también exoneradas. A finales de mayo, un documento publicado por "La Prensa" demostró que Byron Jerez había orientado a la Dirección General de Aduanas darle un "trato especial" a COPROSA. En medio del debate, Roberto Rivas, cuestionado también por irregularidades en el manejo de fondos en el CSE, y conocido por su ostentoso modo de vida, tuvo que reconocer que varios vehículos de COPROSA fueron a parar a manos de parientes y amigos suyos.


"Manipulación dominante"

El 12 de mayo los obispos de Nicaragua emitieron un comunicado que había creado expectativas, pues sería el primero en el que evaluarían la campaña contra la corrupción del nuevo gobierno. El comunicado dedicaba tres de sus nueve puntos, los más directos, a criticar a los medios de comunicación por provocar, por sensacionalismo, lo que llamaban la manipulación dominante. Los obispos proponían una especie de "borrón y cuenta nueva" al sugerir que la salida a los problemas del país era superar las heridas del pasado que tanto sufrimiento han causado mediante la concertación y el consenso de los nuevos responsables de gobierno con las demás fuerzas políticas, en clara alusión a propiciar un entendimiento entre arnoldistas y bolañistas.

El comunicado causó confusión y, a excepción de la dirigencia arnoldista del PLC, que lo aplaudió, todos los sectores y personalidades -desde Bolaños para abajo- tomaron distancia del comunicado o lo criticaron abiertamente. Mientras personajes de indudable lealtad a la institución eclesiástica como el ex-Ministro de Educación Humberto Belli, confesaba sentirse "confundido" con el contenido del texto y no representado como católico por el mensaje episcopal, en León, el obispo Vivas afirmaba que es un error pensar que la opinión de la iglesia es una más de tantas ideas, que no deben tomarse en cuenta decididamente, identificando la opinión de la iglesia con la defensa de los derechos de Dios.

El discurso de Bolaños del día 14 de mayo puede ser leído también como una respuesta al comunicado de los obispos, ya que a esas alturas de la lucha contra la corrupción la jerarquía católica era el sector social con más poder que más abiertamente estaba expresando resistencias al cambio de clima.


Influencia del Cardenal Obando

Después de la destitución de Novoa, calificada por el Cardenal Obando como una medida loable del Presidente, éste tomó una decisión que creó aún mayor confusión. Bolaños invitó a Obando a cenar a su casa y al término del encuentro anunció que había solicitado al Cardenal usar su influencia para convencer a los diputados arnoldistas de la Asamblea para que aprobaran las reformas al Presupuesto.

Aunque Obando dijo que él no era político para asumir esa misión, y los diputados arnoldistas a los que fue enviado dijeron que ellos no aceptaban ningún padrino ni tampoco estaban bajo la jurisdicción de la jerarquía católica, el gesto de Bolaños -fuera cual fuera su verdadera intención: buscar un poderoso apoyo o identificar públicamente a Obando con el arnoldismo- sólo vino a confirmar la distorsionada relación Iglesia-Estado que pervive en Nicaragua -caso aparte en toda Centroamérica, donde las jerarquías eclesiásticas se comportan de otra forma y son tratadas de forma más moderna-, totalmente fuera de lugar en la Nueva Era que proclama Bolaños, y una más de las muchas expresiones oficiales que violan el principio constitucional de que Nicaragua es un Estado laico.


¿Ni una pulgada atrás?

No está superada la decepción causada por la destitución de Novoa, ni están aclarados los interrogantes de futuro que planteó. Al separar a Novoa de su cargo y confiarle los dos casos que él había llevado a un nuevo Procurador, Eduardo Boza -de honesta trayectoria profesional-, la Procuraduría señaló que el caso COPROSA ha estado durante semanas en la lista que la Procuraduría investigará con la misma decisión, minuciosidad y profesionalismo con que hemos tratado otros procesos. Y Bolaños aseguró que no había una pulgada para atrás en la lucha contra la corrupción.

Dos semanas después de la crisis, la Procuraduría anunciaba que tenía listos más de dos docenas de casos, sólidos y con pruebas, unos más grandes que otros, todos fraudes al Estado y que involucran a ministerios, instituciones descentralizadas, poderes del Estado y bancos, para iniciar así una segunda ola en la lucha anticorrupción. ¿Aparecerá COPROSA en esa lista?


Claudicar, negociar, postergar

Mientras los resultados finales de los casos aún en marcha, y el enfoque que se dé a los próximos casos, no lo desmientan, resulta todavía realista pensar que la voluntad política de enfrentar el cáncer de la corrupción no ha cesado en el gobierno. La presión internacional no le permitiría tirar tan pronto la toalla. Pero resulta igualmente realista pensar que esta voluntad ha encontrado en la resistencia de algunos jerarcas católicos un formidable y tal vez insuperable obstáculo, que le indica al gobierno no avanzar en esa dirección.

Tiene sobradas razones para claudicar, negociar y postergar. La más subjetiva está en la religiosidad católica pre-conciliar que reflejan la trayectoria y las declaraciones del Presidente y de buena parte de sus asesores y de los ministros de su gabinete. La más obvia es que, siendo tantos los casos a investigar, se impone ser selectivo. La más profunda de todas es que el gobierno sabe bien que si para algo no está preparada nuestra sociedad, empobrecida y abusada material y moralmente desde el poder durante siglos, es para situarse con libertad de espíritu ante las autoridades religiosas que ha conocido tradicionalmente, y a las que se le ha enseñado a venerar.

A la mayoría de la población le cuesta aceptar que se trata de hombres falibles, capaces tanto de lo bueno como de lo malo, capaces tanto de austeridad y entrega como de corrupción y derroche. La mayoría ve en ellos al propio Dios. Y como lamentablemente, la conciencia humana asocia más a Dios con el castigo y con el miedo a lo que nos ocurre al trasponer la frontera de la muerte, que con la libertad y con el amor; como lo asocia más con el infierno en el más allá que con paraísos posibles y construibles en el más acá -como fruto de la prédica milenaria de muchos de estos hombres falibles- el gobierno ha intuido lo arriesgado que sería avanzar en dirección a "lo sagrado" sin crear conflictos culturales complejos, desatar ya no temores sino un pánico sacro, y hasta perder el control... y muchos votos.


"Un fueguito entre dos hielos"

Es errático el clima, lo estamos viendo hoy en todas las esquinas del planeta. ¿O será que los cambios climáticos en Nicaragua, como tantas otras realidades, son cambios efímeros, también "llamaradas de tusa"? Esperemos que no. Con una perspectiva mucho más amplia, la que siempre consuela, la que nos ubica en el reloj geológico, recordemos que todos los cambios climáticos que conocemos son breves. Relativamente breves.

Un fueguito entre dos hielos: así resumió metafóricamente otro escritor, Eduardo Galeano, los últimos diez mil años de la historia de la humanidad, los que van desde la revolución agrícola hasta la revolución del Internet. Entre dos glaciaciones, un poco de calor ha permitido la expansión de Homo sapiens por todo el planeta, la domesticación de plantas y animales, la rueda, la escritura, los viajes, las ciudades, y una complejísima organización social, con todas las jerarquías políticas y también religiosas que hemos conocido a lo largo de la historia humana.

Imprimir texto   

Enviar texto

Arriba
 
 
<< Nro. anterior   Nro. siguiente >>

En este mismo numero:

Nicaragua
Lucha contra la corrupción: ¿un duradero cambio de clima?

Nicaragua
El tiempo digital en la cultura nacional: subdesarrollo.com.ni

Honduras
Diputado y abusador sexual: un caso que nos abre los ojos

Guatemala
Ixcán: ya sin guerra y aún sin la paz de los acuerdos

México
Expedientes abiertos en una transición abortada

Centroamérica
Centroamérica: ¿conejillo de Indias del ALCA?

Nicaragua
Noticias del mes
Envío Revista mensual de análisis de Nicaragua y Centroamérica
GüeGüe: Hospedaje y Desarrollo Web